Portada - Últimas noticias

alt

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha garantizado a miembros del Congreso de Estados Unidos que una Catalunya independiente seguirá siendo europeísta, occidentalista y atlantista. "Estamos en un proceso -dijo- que culminará en un referéndum y si hay un resultado claro a favor de la independencia habrá políticos que tendrán un conocimiento muy preciso de lo que hará Catalunya".

Y lo que hará Catalunya, según explicó el president, es mantener "un firme compromiso con la UE y con la alianza de los países occidentales. Se trata de un club con unas reglas del juego muy estrictas que Catalunya va a cumplir. No vamos a conseguir la independencia para después no cumplir las reglas de la comunidad de países a la que queremos pertenecer".

Puigdemont hizo estas declaraciones tras reunirse en un edificio del Capitolio con tres miembros del Congreso: el senador demócrata Eliot Engel y los representantes republicanos Dana Rohrabacher y Laurence Francis Rooney, los tres líderes de los comités de Exteriores de las cámaras. 

No parece que a Puigdemont le preocupe demasiado que un aliado en el proceso soberanista como la CUP no comparta su visión geoestratégica. Puigdemont dijo que "felizmente lo que ha de ser Catalunya no lo marca la CUP, y la CUP tampoco nos marca la agenda política". Una afirmación que Puigdemont aplicó al acoso de este partido contra Artur Mas.

Más información sobre quién es Leila Nachawati aquí.

De las conversaciones con los congresistas, Puigdemont destacó que "nada les ha sorprendido" y que "estamos en un país donde se acostumbra a resolver los asuntos votando". El president reiteró la diferencia entre el interés que la cuestión catalana despierta en el extranjero y la nula voluntad del Gobierno español en atenderla.

Con todo, la presión de la Administración española contra la divulgación internacional del proceso catalán se notó esta vez porque dos de los congresistas que se reunieron con el president Puigdemont ya lo habían hecho anteriormente con el ex secretario de Exteriores, Roger Albinyana, pero entonces se prestaron a hacer declaraciones tras la reunión, y ayer, de común acuerdo, el encuentro fue a puerta cerrada y sin declaraciones de los congresistas. Anoche el president tenía previstas nuevas reuniones con congresistas, esta vez todos republicanos de origen cubano.

El president ha dedicado buena parte de su viaje a conceder entrevistas a medios estadounidenses como The Washington Post , la CNN, el canal NTN24 o la revista Foreign Policy. El mensaje principal del presidente de la Generalitat ha sido que "la vía escocesa es el camino que queremos seguir".

Quien también tiene previsto viajar a EE.UU. es el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, que lo hará del 29 de abril al 6 de mayo con el objetivo de dar a conocer la situación financiera de Catalunya. Según ha podido saber este diario, Junqueras acudirá a la Costa Este para "intercambiar puntos de vista". Fuentes del Departament d'Economia aseguran que no se tratará de un desplazamiento para hacer pedagogía sobre la causa independentista, sino más bien un viaje de pequeño formato y con encuentros discretos a nivel económico.

Pese a que su agenda está aún por cerrar, Junqueras ya tiene encuentros apalabrados con destacadas personalidades financieras y consejeros de administración de bancos de inversión. En el modelo de carta que está remitiendo, tras afirmar que en septiembre se celebrará un referéndum, se destaca que, "dependiendo de los acontecimientos políticos, Catalunya podría considerar redefinir su estrategia de financiación en el futuro, optando por buscar financiación en los principales mercados". Un cambio de estrategia que se daría tanto si hay negociación con el Estado como en una hipotética república catalana, o ante escenarios también eventuales como una supresión del FLA. Por ello el Govern "valora la oportunidad de establecer contactos e intercambiar opiniones con los representantes de los mercados financieros" durante este viaje.

Junqueras irá el 29 de abril a EE.UU. para fijar contactos "por si hay que cambiar la estrategia de financiación"

Comentario: ¿Entonces de quién se quieren independizar estos políticos catalanes si el gobierno español no es más que un súbdito de EEUU y la OTAN? Salir de España no va a cambiar nada sino se cortan los lazos con los verdaderos y despiadados amos. Puigdemont nos está diciendo que todo seguiría igual en el caso de que se llegue a la secesión, Cataluña como nación en un papel, pero al igual que el gobierno español siendo lacayos de los intereses imperialistas y todas estas políticas feroces de recortes y abusos que tanto daño han hecho a los catalanes, y por supuesto una Cataluña que seguiría a rebosar de corrupción, pues es el sello del imperio.

Y EEUU, ¿a qué juega agasajando a los dos partes en este conflicto eterno de la independencia catalana?

"Mientras defiende férreamente su unidad, EEUU siembra la división en los paí­ses que quiere dominar. Por eso, aunque no esté en sus planes la ruptura de España, si le interesa dejar abierta la herida en Cataluña. Con el resultado de una España más débil, y con menor capacidad de resistencia ante unas exigencias imperiales cada vez más draconianas. [...]

Por eso desde Washington se maneja "el grifo" de la división según sus intereses. Cobrándose a precio de oro el apoyo público al gobierno central con una mano, y otorgando con la otra esperanzas a los Mas y Puigdemont para que la herida contra la unidad permanezca abierta."

Los apoyos a Puigdemont... vienen de Washington de Joan Arnau

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS