Portada - Últimas noticias

El Parlamento de Paquistán aprobó un proyecto de ley para permitir el despliegue de 20.000 soldados en el territorio de Catar.

Medios paquistaníes informaron el viernes de que el Gobierno de Islamabad ha decidido mandar más de 20.000 efectivos militares a Catar para mantener la seguridad del país, una decisión que llega en un momento en el que varios países árabes, presionados por Arabia Saudí, han roto sus relaciones diplomáticas con las autoridades de Doha.

Después de aprobar el proyecto de ley en la Asamblea Nacional, añadieron las fuentes, Paquistán instó a los países árabes del Golfo Pérsico y Catar a encontrar una solución diplomática a la citada crisis.

Todavía no está claro que la nueva medida de Paquistán pueda afectar o no al papel de Islamabad en la denominada “Alianza Militar Musulmana”, liderada por Arabia Saudí, y cuyo comandante es el ex jefe del Estado Mayor del Ejército paquistaní Raheel Sharif.

Durante las últimas dos semanas, medios paquistaníes revelaron que Sharif está descontento con la “Alianza Militar Musulmana” que Arabia Saudí está utilizando incorrectamente contra Irán y otros países musulmanes en lugar de cumplir con su propósito principal, que es el de combatir el terrorismo.

La decisión de Paquistán de enviar soldados a Catar se produce días después de que Turquía adoptara una medida similar y aprobara el envío de tropas a una de sus bases en suelo catarí, alegando proteger sus intereses ante el bloqueo impuesto por Arabia Saudí, Egipto, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) contra Doha.

Según varios analistas, el trámite legislativo tiene como objetivo evidenciar el apoyo de Paquistán a Catar y prevenir una posible invasión militar de sus vecinos regionales.

Tras la ruptura de relaciones diplomáticas y en una inusual demostración de apoyo hacia Catar, Paquistán aseguró que la crisis no afectaría a sus relaciones con Doha e Islamabad no cortaría sus lazos diplomáticos.

Catar ha lamentado las medidas de los países árabes en su contra y las considera "injustificadas" porque responden a acusaciones infundadas.

Irán envía casi mil toneladas de alimentos a Catar

Las autoridades iraníes aseguran que están dispuestas a suministrar a Catar todo tipo de productos alimenticios "siempre y cuando exista la demanda".

Irán ha enviado cinco aviones con alimentos a Catar, país que vive una difícil situación política después de que varios Estados del golfo Pérsico rompieran sus lazos diplomáticos con él. La crisis catarí puso en peligro el abastecimiento de productos de primera necesidad al pequeño país, que depende de sus vecinos.

"Cinco aviones con productos perecederos —en concreto frutas y verduras— fueron enviados a Catar. Cada uno lleva alrededor de 90 toneladas de carga. Un avión adicional despegará hoy", ha informado Shahrokh Noushabadi, un representante de la aerolínea Iran Air. Además, se informa que se prevé el envío por vías marítimas de 350 toneladas de alimentos, informa Al Arabiya.

Las autoridades iraníes han anunciado que están dispuestas a suministrar a Catar todo tipo de productos alimenticios "siempre y cuando exista la demanda" después de que Arabia Saudita, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos cerraran a Catar su espacio aéreo. Teherán también ha abierto su espacio aéreo a unos 100 vuelos que conectarían Irán y Catar.

Catar, preparado para la crisis alimentaria

Este lunes surgieron reportes de que los ciudadanos cataríes habían empezado a comprar grandes cantidades de agua y alimentos ante el miedo de la posible escasez. Ante esta situación, el canciller de Catar, el jeque Mohammed bin Abdulrahman al Thani, aseguró en entrevista exclusiva a RT que su país "siempre puede garantizar el abastecimiento de alimentos".

El ministro explicó que "cuando empezaron las especulaciones sobre la crisis alimentaria la población reaccionó de manera natural, pero esa reacción duró solo varias horas". "A nivel estratégico Catar está preparado para crisis de ese tipo, pues anteriormente ha vivido muchas crisis", detalló.

¿Pueden Riad y El Cairo bloquear el suministro del gas catarí a Europa?

Una parte significativa de las exportaciones de gas natural licuado de Catar pasa a través del canal de Suez, controlado por Egipto, que se unió a las represalias diplomáticas impuestas contra Doha.

Catar es el productor más grande del gas natural licuado del mundo. En el país funcionan once fábricas, que producen más de 80 millones de toneladas de gas anualmente. Sin embargo, el conflicto diplomático con Catar ha generado mucha preocupación por la posible suspensión de suministros del gas al mercado europeo, destaca el diario 'Pravda'.

El martes 6 de junio, el vicepresidente de la junta directiva del gigante gasístico ruso Gazprom, Alexandr Medvédev, no descartó que la tensión entre las monarquías del Golfo pudiera afectar a las exportaciones de gas natural licuado. "No sé si sucederá o no. Cuando el mercado tiembla por una u otra razón, es más interesante para los especuladores, que ganan con las fluctuaciones", dijo.

El diario advierte que la interrupción de suministros de gas catarí podría convertirse en realidad, ya que una parte significativa de las exportaciones pasan a través de Egipto, que se unió a los países que rompieron relaciones diplomáticas con Doha. Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos también podrían prohibir que buques cataríes usaran sus aguas para exportar su gas al mercado global.

Sin embargo, en caso de bloqueo por parte de Riad y Abu Dabi, los petroleros cataríes podrían navegar por el estrecho de Ormuz que pertenece a las aguas territoriales de Irán y Omán. En la crisis actual entre las monarquías del Golfo, recuerda Pravda, Omán permanece neutral y es posible que incluso esté listo para respaldar a Catar.

Los consumidores principales del gas natural licuado catarí –Japón, China, Corea del Sur e India, así como diversos países europeos– ya han expresado su preocupación por el posible cese de abastecimiento y esperan que Egipto garantice el acceso de los tanqueros cataríes al canal de Suez.

Por su parte, Doha se siente decepcionada por la decisión de El Cairo de suspender lazos diplomáticos, escribe el medio. En 2013, el emir catarí otorgó al Gobierno egipcio un préstamo de 5.000 millones de dólares y prometió invertir otros 18.000 millones de dólares si El Cairo cedía parcialmente a Doha sus derechos de propiedad sobre el canal de Suez. A pesar de que se pueda entender el deseo de Catar de controlar esta estratégica vía de navegación que conecta a Asia con Europa, admite el autor del artículo, en la realidad actual de Medio Oriente ese sueño catarí no parece para nada factible, concluye.

Alemania: "Hay peligro de que la crisis con Catar se convierta en una guerra"

Desde Berlín también han subrayado la importancia de no permitir una situación que daría lugar a un debilitamiento de la coalición antiterrorista en la región.

El ministro de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, ha advertido que la crisis diplomática de varios países del golfo Pérsico con Catar podría convertirse en una guerra.

"Existe el peligro de que estas diferencias pueden convertirse en una guerra", dijo el ministro al periódico 'Frankfurter Allgemeine Zeitung'.

Esta semana el ministro de Exteriores alemán llevó a cabo reuniones con su homólogo saudita y catarí. Tras los encuentros Gabriel hizo un llamado para intensificar los esfuerzos diplomáticos para no permitir una situación que daría lugar a un debilitamiento de la coalición antiterrorista en la región.

"Como resultado de estas negociaciones, me di cuenta de la gravedad de la situación, pero yo creo que hay una buena probabilidad de progresar", aseveró Gabriel en la entrevista.

Además, el ministro de Exteriores alemán ha comentado que este viernes mantuvo conversaciones telefónicas con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson. El jefe de la diplomacia alemana ha mencionado la "posición razonable y sensata" de su colega estadounidenses sobre este tema.

"Junto con nuestros colegas estadounidenses, pero sobre todo con nuestros colegas de la región, debemos tratar de encontrar soluciones, especialmente el levantamiento de los bloqueos marítimos y aéreos", dijo Gabriel a los periodistas.

Mientras tanto, el portavoz de Gabriel, Martin Schaefer, ha instado a Irán, por la posible relación con el cual Catar está siendo castigado actualmente, a no hacer ningún movimiento que pueda agravar la crisis.

Doha: apreciamos mucho la cooperación con Rusia

MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores de Catar, Mohammed bin Abdulrahman Thani, agradeció a Rusia por la ayuda en paliar las consecuencias de la crisis diplomática en el golfo Pérsico.

"Quisiera agradecer las instituciones rusas que han ofrecido su ayuda para que Catar minimice las medidas ilegales impuestas contra nosotros, aprecio mucho esta cooperación entre nuestros países", dijo en un encuentro con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Trump nos intenta tomar el pelo: "Históricamente, Catar ha sido un patrocinador del terrorismo"

Este viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado el papel de Catar como presunto patrocinador del terrorismo.

Durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo de Rumanía, Klaus Werner Iohannis, Trump ha aseverado que, "históricamente, Catar ha sido un patrocinador del terrorismo al más alto nivel".

El líder estadounidense ha destacado la necesidad de que Doha "deje de financiar ideologías extremistas".

El pasado 5 de junio, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Arabia Saudita y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Doha por supuestamente apoyar y financiar a organizaciones terroristas.

Los Gobiernos de Yemen, Libia, Maldivas, Mauricio y Mauritania también se unieron a la medida. Por su parte, las autoridades cataríes rechazaron esas acusaciones y afirmaron que las "injustificadas" medidas impuestas contra Doha se deben al éxito que está experimentando esa pequeña nación.

Por su parte, la investigadora de la Universidad de Anáhuac, Jessica Lillian De Alba Ulloa, estima que la crisis diplomática con Catar podría estar vinculada con la visita de Trump a Arabia Saudita en el marco de su primera gira exterior como jefe de Estado.

"Ninguna complicidad"

El mandatario estadounidense también ha señalado que las declaraciones del exdirector del FBI, James Comey, han confirmado que "no hay ninguna complicidad con Rusia ni ninguna obstrucción a la justicia".

Además, el inquilino de la Casa Blanca ha señalado al propio Comey como "la fuente de las filtraciones".

Trump ha negado que expresara a Comey su esperanza de que se detuviese la investigación relacionada con los presuntos contactos del exasesor de Seguridad Nacional de EE.UU., Michael Flynn, con Rusia. Al respecto, el líder estadounidense ha respondido: "No lo dije y, si lo hubiese dicho, no hubiera sido malo, según todos aquellos a los que he leído hoy".

Compromiso con el Artículo 5

Cuando le han preguntado si comparte "la opinión de muchos países europeos" sobre la presunta "amenaza de Rusia" y si su país estaría "dispuesto a actuar", el líder norteamericano finalmente ha señalado el compromiso de su país con el Artículo 5 del Tratado de Washington, que aborda la defensa mutua de los países miembros de la OTAN en caso de recibir un ataque exterior.

"Estoy comprometiendo a EE.UU. con el Artículo 5 y seguramente estamos allí para proteger", ha señalado Trump, destacando que "es una de las razones por la que me quiero asegurar de que contamos con una fuerza muy fuerte, pagando el dinero necesario para tenerla".

El emir de Qatar rechaza invitación de Trump para visitar Washington

De acuerdo con un funcionario de Qatar, “en el estado actual de las cosas, no hay duda de que el emir de Qatar no viajará a EEUU.”

Citado por Al Mayadin, ese funcionario qatarí, que habló en condición de anonimato, dijo: “Mientras que Qatar sea víctima del bloqueo, el emir no va a salir del país.”

El miércoles, durante una conversación telefónica con el Emir Tamim bin Hamad Al Thani, Donald Trump le había pedido que fuera a EEUU.

“La Casa Blanca está dispuesta a hacer esfuerzos para resolver la crisis entre Qatar y Arabia Saudí”, dijo el presidente de EEUU.

Sin embargo, la campaña anti-qatarí alimentada, sobre todo, por Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto se desencadenó poco después de la visita del presidente de EEUU a Riad. Patrocinador principal del EI, Riad busca, a través de esta campaña contra Qatar, limpiar su imagen a los ojos de la opinión pública internacional.

“Resistir eternamente”

Qatar puede además resistir “eternamente” a pesar del bloqueo que le han impuesto Arabia Saudí y sus aliados después de romper relaciones con Doha, dijo a la AFP , por su parte, su ministro de Exteriores.

Sheij Mohammed ben Abderrahman Al Thani dijo que el país respetará sus compromisos internacionales y no cortará el suministro de gas a los EAU, uno de los tres países del Golfo que han roto las relaciones con Qatar.

Arabia Saudí, EAU, Bahrein, Egipto y Yemen rompieron el lunes sus relaciones diplomáticas con Qatar y le acusaron de “apoyar el terrorismo”, incluyendo en este capítulo a los Hermanos Musulmanes y al Hamas palestino. Arabia Saudí también le reprocha a Qatar el mantener una buena relación con Irán.

Doha por su parte acusa a Arabia Saudí de querer poner a Qatar bajo tutela y destruir su independencia política.

Esta ruptura fue acompañada por un bloqueo económico de facto con el cierre de las fronteras terrestres y marítimas entre algunos de estos países y Qatar, así como la prohibición de sobrevuelo de su territorio por la aerolínea qatarí y severas restricciones en la circulación de personas.

El bloqueo puede tener graves efectos a corto plazo sobre las importaciones de alimentos en Qatar, ya que el 80% de su suministro de alimentos pasaba a través de la frontera terrestre con Arabia Saudí, ahora cerrada, según los expertos.

Sin embargo, han tenido lugar negociaciones en los últimos días con Irán y Turquía para superar esta brecha y los dos países han aceptado la petición de Qatar.

Análisis: El 'gran juego' de Oriente Próximo: Turquía se une a Irán y Catar

El Parlamento turco ha aprobado una serie de leyes que permiten al Gobierno ampliar el contingente militar desplegado en Catar, además de encargarse de la formación de los gendarmes del emirato.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ya condenó el bloqueo a Catar por parte de varios países árabes y se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, ya que Doha está siendo 'castigada' por el supuesto acercamiento con Teherán.

Hermanos musulmanes

Las relaciones bilaterales entre Turquía y Catar son de las más fuertes en Oriente Próximo. Según la versión oficial de Ankara, el líder catarí, Tamim bin Hamad Thani, llamó a Erdogan después del intento de golpe de Estado en Turquía de julio del 2016.

Asimismo, ambos países proporcionan ayuda a las mismas agrupaciones islamistas en Siria, Libia, Palestina y Egipto. Entre ellas están el movimiento Hamás y la organización Hermanos Musulmanes —proscrita en Rusia y otros países—, destaca el autor.

Después de que Arabia Saudí retirara por primera vez a su embajador de Catar en 2014, el país otomano abrió su base militar en el emirato. Desde entonces, según varias estimaciones, han sido desplegados en tierras cataríes entre 80 y 150 soldados otomanos. Las nuevas leyes aprobadas por el Parlamento permiten aumentar el contingente militar a varios miles de personas.

Según el autor, esta decisión tiene un sentido militar directo, dado que Arabia Saudí lleva a cabo maniobras en la frontera con Catar. Las nuevas leyes también prevén ejercicios conjuntos de las tropas turcas y cataríes.

"La disposición de Erdogan de echar una mano a Catar parece no encajar del todo en el contexto de sus intentos de actuar como árbitro", destaca Gashkov.

Unos días antes de la aprobación de las leyes, el asesor del presidente en asuntos internacionales, Ilnur Cevik, afirmó que, tanto Catar como Arabia Saudí, son para Turquía sus "amigos y hermanos suníes". Ankara, junto con Kuwait, se consideraba como mediador y parte neutral en el conflicto, pero inesperadamente decidió ponerse del lado de Doha.

¿Amistad con Irán?

La mejora en las relaciones entre Turquía e Irán, que coincidió con la crisis en el golfo Pérsico, puede tener una base económica, prosigue el columnista de Sputnik Ígor Gashkov. A pesar de la disparidad en las posturas políticas, el volumen de comercio entre los países está creciendo de manera constante.

"La mediación de Rusia en 2016 llevó a la formación de un delicado equilibrio de intereses de Moscú, Ankara y Teherán en Siria", profundiza.

Además, poco antes de las elecciones presidenciales del 2016 en EEUU, los tres países expresaron su disposición a resolver los problemas en Oriente Próximo sin la participación de Washington y la Unión Europea, agrega Gashkov.

El acercamiento entre Irán y Turquía permitió a Erdogan construir un muro en la frontera con las regiones iraníes pobladas por kurdos con el visto bueno de Teherán. Al mismo tiempo, la cuestión kurda está sobre el tapete en las relaciones entre Ankara y Washington.

Así, el pasado mayo, el líder otomano indicó que no se conformará con la ayuda estadounidense a las agrupaciones, supuestamente vinculadas con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), prohibida en Turquía.

El eje emergente —Teherán-Ankara-Doha— pone en tela de juicio el orden establecido en Oriente Próximo, de manera que es difícil decir si será sostenible, afirma Gashkov.

"El tiempo que vaya a durar la alianza depende enteramente de EEUU, que dio a entender que está del lado de Arabia Saudí y contra Catar", profundiza.

El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó las medidas restrictivas en torno a Catar como el "principio del fin de la financiación del terrorismo".

Dura elección

Los países europeos, incluida Rusia, se enfrentan a una elección muy difícil en relación con la situación en Oriente Próximo. Por ejemplo, las inversiones tanto en Arabia Saudí, como en Catar son de gran importancia para Francia. En consecuencia, París lleva décadas proporcionando protección política a ambas naciones.

Por el momento, las relaciones de Rusia con Riad y Doha están ensombrecidas por la crisis en Siria. Sin embargo, durante la guerra en Chechenia, los ciudadanos de ambos países proporcionaron apoyo a los separatistas. Así, uno de sus líderes, Zelimján Yandarbíev, fue eliminado en el territorio de Catar.

Por otra parte, el ministro de Defensa saudí, el príncipe Mohamed bin Salmán, arribó a Moscú en visita oficial. Antes de su visita, la presidenta del Senado ruso, Valentina Matvienko, acudió a Riad para discutir una serie de proyectos de inversión.

No obstante, Doha también invierte activamente en la economía rusa, sobre todo en el sector petrolero.

¿Cuál es el significado del aislamiento de Qatar?

 

Lenin Bandres

Hace dos días una noticia, cuando menos sorprendente, retumbo en los círculos diplomáticos y en la noticias internacionales. El Estado de Qatar, fue suspendido de toda relación política, económica y militar por parte de quienes suponían ser sus principales aliados en la región: el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

En efecto, el lunes en la mañana el Reino de Arabia Saudita, junto a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin notificaron a su vecino que suspendían todas sus relaciones diplomáticas dando 48 horas a los funcionarios qataríes para que abandonaran sus países. Esto fue seguido de medidas como el cierre de las fronteras con la península y la suspensión de todo intercambio vía mar, tierra y aire. Estas medidas llegaron hasta exigir a los ciudadanos qataríes residentes o visitantes, que abandonaran sus territorios, así como prohibiendo a sus conciudadanos viajar hacia Doha.

¿Cuál es el significado y alcance de este brutal aislamiento de Qatar?

Las medidas tomadas por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos seguidas por países como Egipto, Yemen, Jordania y hasta Maldivas, tienen como principal pretecto “resguardar la integridad y seguridad nacional” de los países que rompieron lazos con Qatar, acusándolo de mantener y apoyar grupos islamistas y terroristas como la Hermandad musulmana, Hamas, Al Qaeda y el Estado Islámico, además de mantener lazos de cooperación con Irán.

Sin embargo, para nadie es un secreto que Irán es la principal razón del bloqueo operado por Arabia Saudita y sus aliados a Qatar. Arabia Saudita y la Republica Islámica de Irán mantienen una relación tensa y conflictiva que gravita en torno al liderazgo y la hegemonía de ambos países en la región del Golfo y del Medio Oriente. Ambos estados, teniendo zonas de influencia y de control distintas, se acusan el uno al otro de atentar contra la seguridad y la paz regional. Tal es el caso de Siria, Yemen, Líbano e Irak en donde tanto sauditas como iraníes poseen importantes intereses de orden estratégico. En esta configuración de intereses y posiciones hegemónicas entra Qatar, quien además, comparte con Irán el pozo de gas offshore mas importante del mundo: el South Pars.

¿Por qué ahora?

La decisión de Arabia Saudita y sus aliados se da justo dos semanas después de la visita de Trump a Riad, en donde se realizó una conferencia con la presencia de todos los países de la región y en la que el presidente estadounidense definió como principal amenaza para el mundo al “terrorismo”, integrando así en el nuevo “eje del mal” una lista de organizaciones islámicas y de países entre los cuales figura Irán. De manera pues que teniendo definido el enemigo a nivel regional , Trump utiliza sus proxys para mantener el dominio de los principales puntos neurálgicos del planeta, entre los cuales el Golfo Pérsico juega, por supuesto, un rol fundamental. Arabia Saudita junto a Israel son los peones de los que dispone Estados Unidos para mantener el control regional de la zona y manejar a su antojo los conflictos que se dan lugar en esta región tan convulsionada del planeta.

Tomando en cuenta lo anterior, el bloqueo de Qatar por parte de Arabia Saudita no es mas que la consecuencia de una política exterior impulsada por Estados Unidos para mantener la hegemonía regional a través del reino wahabita e Israel. A esto habría que añadirle que desde mediados de los 90, Qatar ha ensayado mantener una política exterior soberana frente a la incondicional demanda de alineamiento que Arabia Saudita le impone a todos los miembros del CCG. Un ejemplo de esta política de non- alignment, ha sido el rol diplomático cada vez mas importante que ha jugado Doha en la mediación de conflictos civiles como el Afganistán, el Líbano, Sudan y Palestina. Todo esto eclipsando las ambiciones hegemónicas y hostiles de Arabia Saudita en la región. Otro ejemplo lo proporciona la cadena televisiva Al Jazeera, que en más de una ocasión ha criticado la política exterior del reino wahabita y que además, jugó un papel capital durante los acontecimientos de la Primavera Árabe en Egipto y en el norte de África.

No obstante lo anterior, no se puede perder de vista que en Qatar también reposa la base aérea mas importante de los Estados Unidos en la región, con un personal de once mil efectivos. Desde esta base se despliegan aviones para operaciones en Irak, Siria y Afganistán. Todo lo cual vuelve aun mas complicada la crisis diplomática del Golfo. Con un Irán recientemente victima de un atentado reivindicado por el Estado Islámico y un Qatar geopolíticamente asediado, ¿Cuál será el próximo acontecimiento que encenderá la mecha en el polvorín del Medio Oriente?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS