Portada - Últimas noticias

Un drástico crecimiento de casos cuando buques de guerra surcoreanos atraviesan sin permiso la línea de demarcación entre ambos Estados se ha registrado en los 10 últimos días.

La Agencia Central de Noticias Coreana ha informado sobre una situación conflictiva en las fronteras marítimas de Corea del Norte desde el lado sudoeste. Según sus datos, se trata de infracciones repetidas en la frontera en el mar Amarillo de buques o patrulleras pertenecientes a Seúl.

Solo en los últimos 10 días los buques surcoreanos irrumpieron en las aguas territoriales del país en 81 ocasiones, denuncia la fuente. Es el doble del número de infracciones registradas durante todo el mes de marzo. En muchos casos lo hacen bajo el pretexto de persecución de  embarcaciones que practican la pesca furtiva.

"El número de incursiones de los buques de guerra de Corea del Sur en aguas territoriales de la República Popular Democrática de Corea está creciendo drásticamente —enfatizan—. Tales incursiones crean la amenaza de un conflicto bélico en el mar Amarillo, donde la situación ya está constantemente tensa".

Hasta la fecha los militares norcoreanos solo han estado vigilando la actuación de la otra parte, afirma el comunicado, pero ha llegado el momento para que las autoridades del Sur entiendan que su "temeraria actuación llevará a unas consecuencias desastrosas".

La zona de esta tensión fue escenario de un conflicto en noviembre del 2010, que escaló hasta el uso de artillería por ambas partes. 5 personas murieron en la isla de Yeonpyeong, controlada por Corea del Sur, y otras 10 desde el lado norte.

El portaaviones estadounidense USS Carl Vinson llega al mar del Japón

Ha hecho escala en las costas de la prefectura de Nagasaki y se espera que posteriormente realice maniobras de entrenamiento con la Armada de Corea del Sur.

Este sábado, el portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson (CVN-70), ha ingresado en aguas del mar del Japón en compañía de destructores de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa niponas con el objetivo de llevar a cabo ejercicios militares conjuntos.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa de Japón, citado por la cadena NHK, el portaaviones ha hecho escala en las costas de la prefectura de Nagasaki y se espera que posteriormente realice maniobras de entrenamiento con la Armada de Corea del Sur.

Este 28 de abril el portaaviones y varios buques de la Armada de EE.UU., junto con los destructores japoneses Samidare y Ashigara, participaron en varios entrenamientos, de los que también hicieron parte aeronaves de ambos países, en cercanías a la prefectura de Okinawa.

La publicación subraya que algunos observadores consideran que la presencia del Carl Vinson en la península coreana ha ejercido presión sobre Corea del Norte, que efectuó el lanzamiento de un misil balístico en la mañana de este sábado. Militares surcoreanos confirmaron que la prueba no ha tenido éxito.

El USS Carl Vinson y su grupo de ataque partieron hacia la península coreana el pasado 8 de abril desde Singapur. En un principio se había programado que se desplazarían desde Singapur hasta Australia. Sin embargo, el comandante del Comando del Pacífico de EE.UU., el almirante Harry Harris, ordenó al grupo cambiar el plan. Se espera que en los próximos días también lleguen al mar del Japón los portaaviones USS Ronald Reagan (CVN-76) y el USS Nimitz (CVN-68).

Corea del Norte ensaya el misil "asesino" de portaviones

 

El 29 de abril, Corea del Norte realizó el ensayo de un misil balístico de origen desconocido. Expertos estadounidenses alertan que podría tratarse de un misil capaz de destruir portaviones, informa The Daily Caller.

Actualmente, los especialistas en materia militar de EEUU y Corea del Sur están tratando de averiguar qué tipo de misil acaba de ensayar Pyongyang.

Los expertos en Seúl consideran que se trata del cohete de combustible sólido y de medio alcance KN-15 (Pukguksong-2) o de una versión modificada del misil Scud-ER. También se baraja la versión de que el misil ensayado por Corea del Norte era el cohete Pukguksong-3.

No obstante, los expertos de EEUU, como el periodista de Fox News, Lucas Tomlinson, consideran que actualmente Corea del Norte está probando un nuevo mísil antibuque de medio alcance. Este cohete, diseñado especialmente para bombardear naves de gran tamaño, se conoce con el nombre de KN-17. Es la razón por la que han empezado a circular rumores de que Pyongyang está probando a un "asesino de portaviones".

Estas alegaciones se alimentan con el hecho de que el 9 de abril, Washington dirigió hacia las costas de la península de Corea un grupo aeronaval liderado por el portaviones USS Carl Vinson, destaca el periódico ruso Rossiyskaya Gazeta.

Actualmente, Corea del Norte necesita de potentes misiles antibuques con los que pueda amenazar a los portaviones estadounidenses.

No obstante, las autoridades norcoreanas declararon que amenazar a los portaviones no era su único objetivo.

"La meta principal de nuestras tropas de misiles estratégicos es la posibilidad de impactar con ojivas nucleares el territorio continental de EEUU", informa el artículo publicado por el periódico norcoreano Rodong Sinmun.

El medio subraya también que actualmente Corea del Norte cuenta con misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU y estos misiles fueron presentados durante el desfile militar que se celebró en Pyongyang el pasado 15 de abril.

Aunque muchos expertos dudan de las posibilidades de Corea del Norte, todos admiten que el país asiático ha hecho un gran avance en esta esfera y que podría poseer misiles balísticos intercontinentales en los próximos tres o cinco años.

Es la razón por la que Washington está buscando ejercer todo tipo de presión sobre Pyongyang para impedirle conseguir estos misiles.

El lanzamiento de este desconocido misil fue realizado por parte de Corea del Norte a las 5.30 de la mañana (hora local), desde una localidad situada en la provincia de Pyongan del Sur.

El misil voló en dirección noreste a un ángulo de 49 grados y acabó explotando tras pasar dos minutos en el aire. En un periodo tan corto, el proyectil logró subir a una altura de 71 kilómetros. Después de la explosión, sus restos cayeron sobre las aguas del mar de Japón (mar del Este).

Japón protesta contra la presencia militar de EE.UU. tras el asesinato de una joven

Las protestas tuvieron lugar en varias regiones del país coincidiendo con el aniversario del asesinato de una joven japonesa a manos de un marino estadounidense.

Cientos de personas salieron a las calles de Tokio para protestar contra la presencia militar estadounidense en el país y rendir homenaje a una joven japonesa asesinada hace un año por un marino estadounidense. Con el mismo objetivo 3.000 personas se congregaron en la ciudad de Nago, en la prefectura Okinawa, donde están situadas la mayoría de las bases estadounidenses en Japón.

Según reportan medios locales, los manifestantes marcharon por las calles de Tokio y Nago con pancartas con el mensaje "¡No a la base en Okinawa!". Los protestantes también expresaron su descontento por el traslado de la base aérea estadounidense de Futenma al distrito de Henoko, en Okinawa, cuyas instalaciones están actualmente en construcción. Muchos japoneses han expresado reiteradamente su descontento por el despliegue de la instalación militar.

La isla de Okinawa alberga alrededor del 75% de las instalaciones militares estadounidenses en Japón y es un importante baluarte geopolítico para Washington, pues le permite proyectar el poder en la región del Sudeste asiático. En esa prefectura, situada unos 500 kilómetros al sur de la más meridional de las islas principales de Japón, se encuentran 32 bases con unos 30.000 soldados desplegados.

Las protestas contra la presencia militar de EE.UU. en Japón escalaron drásticamente tras el asesinato de una joven japonesa el 28 de abril del año pasado. Rina Shimabukuro, de 20 años, fue estrangulada y apuñalada por el marino estadounidense Kenneth Franklin Gadson.

El padre de la víctima estuvo presente en las protestas de este año y emitió un mensaje reclamando la retirada de las bases de EE.UU. "Estos incidentes ocurren porque Okinawa alberga bases militares estadounidenses y quiero que sean eliminadas sin más dilación. Es también el deseo de muchos habitantes de Okinawa", declaró al diario 'The Mainichi'.

Trump dice que se sentirá ‘honrado’ de reunirse con Kim Jong-un

El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirma que no descarta la posibilidad de un encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

"Si fuese apropiado para mí encontrarlo, claramente lo haría. Me sentiría honrado de hacerlo", ha manifestado este lunes Trump en una entrevista con la agencia Bloomberg.

En las últimas semanas, el mundo ha puesto la mirada en todos y cada uno de los movimientos y cruces de palabras que se producen entre EE.UU. y Corea del Norte.

Si fuese apropiado para mí encontrarlo, claramente lo haría. Me sentiría honrado de hacerlo", ha manifestado el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Actualmente, Estados Unidos no tiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte y tal como ha dicho recientemente en las Naciones Unidas el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, Washington estaría dispuesto a negociar con Pyongyang sólo si este da "pasos creíbles para renunciar a sus armas nucleares y misiles balísticos".

"La mayoría de la gente política nunca diría eso", ha añadido Trump sobre su disposición a reunirse con el líder norcoreano, "pero te digo que bajo las circunstancias adecuadas me reuniría con él (…)", ha dejado claro el magnate inmobiliario.

Luego del más reciente ensayo misilístico de Pyongyang, el presidente estadounidense amenazó a Corea del Norte con un ataque y ordenó el envío del portaaviones USS Carl Vinson a la península coreana.

Esta medida ha sido el punto de partida de amenazas mutuas a una guerra total y respuestas contundentes al respecto. Corea del Norte ha jurado “ir hasta el final” en una eventual confrontación con el país norteamericano.

Japón aviva el fuego sumando su mayor portahelicópteros a la flota de EEUU

 

La Marina de guerra japonesa envía su mayor destructor, el portahelicópteros Izumo, a escoltar a un buque nodriza para el grupo de ataque del USS Carl Vinson.

El despliegue ha sido ordenado por la ministra de Defensa, Tomomi Inada, y ha comenzado en la mañana de hoy lunes al zarpar el Izumo del puerto de Yokosuka, en el centro de la costa oriental nipona, y unirse a dicho buque para dirigirse hacia la isla occidental japonesa de Shikoku, según el diario británico Financial Times.

La misión del Izumo será, según la prensa japonesa, escoltar a un barco de abastecimiento en combustible estadounidense que servirá al grupo de ataque encabezado por el portaaviones USS Carl Vinson, movilizado el sábado hacia la región tras la última prueba misilística norcoreana.

Sin embargo, Inada ha declarado que el despliegue del barco japonés, de casi 19.500 toneladas de desplazamiento, tiene por objetivo final participar en un “evento naval internacional” en Singapur, el próximo día 15, tal como recoge el diario irlandés Independent. El viernes, la ministra había declinado confirmar la labor de escolta del Izumo.

Si bien las misiones hechas públicas son de escasa relevancia militar, el despliegue marca el primer uso del principio recientemente aprobado por Tokio del “derecho a la autodefensa colectiva”, en una reinterpretación controvertida de la Constitución japonesa, de orientación pacifista.

Japón está aplicando gradualmente la reorientación de su doctrina de defensa, acelerada por las tensiones en la península coreana. La misión de escolta sucede al anuncio a mediados de marzo de maniobras con el USS Carl Vinson en el mar de Filipinas, teniendo a la vez planeado Tokio enviar un destacamento de infantes de marina para maniobras franco-británico-estadounidenses a la isla de Guam, controlada por EE.UU., en el océano Pacífico.

La nueva escalada de tensión entre Pyongyang y Washington ha tenido como últimos episodios el traslado a Corea del Sur de las primeras piezas del sistema estadounidense de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés, el 26 de abril), una nueva prueba norcoreana de misil balístico (29 de abril), y la amenaza de Pyongyang de responder a una eventual agresión de EE.UU. con bombas de hidrógeno (también el sábado).

Corea del Norte amenaza con "castigar" a Israel

JERUSALÉN (Sputnik) — Corea del Norte amenazó con castigar a Israel y acusó al ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, de haber hecho declaraciones "imprudentes y maliciosas" que insultan a los líderes norcoreanos.

Los comentarios del régimen de Pyongyang se produjeron después de que Lieberman calificara a los dirigentes del país asiático de "extremistas y dementes".

En un comunicado oficial, el ministerio de Exteriores norcoreano señaló: "Nuestro mensaje consecuente es castigar sin piedad a los que ofenden la dignidad de nuestros líderes".

"Advertimos a Israel de que piense dos veces sobre las implicaciones de esta campaña de difamación en nuestra contra", indicó la nota, en la que se condena a Israel por su política nuclear y se le acusa de violar los derechos de los árabes en Oriente Medio.

"Israel es el único dueño ilegal de armas nucleares que disfruta del apoyo de EEUU, pero Israel ataca a Corea del Norte por tener armas nucleares", subraya el comunicado.

Según el régimen de Pyongyang, las críticas de Israel a Corea del Norte son "una acción cínica que pretende distraer de la ocupación israelí y los crímenes contra la humanidad".

Lieberman declaró que Pyongyang "parece haber cruzado la línea roja con sus recientes ensayos nucleares" y aseguró que el programa de armas nucleares de Corea del Norte representa una mayor amenaza para el mundo que Irán o cualquier grupo terrorista.

"Estamos frente a una nueva era de misiles precisos y armas no convencionales en manos de gente irracional", sentenció Lieberman.

En una entrevista con el digital Walla News, esta semana, Lieberman se refirió al líder norcoreano, Kim Jong-un, como "el loco de Corea del Norte".

Kim Jong-un no es Gadafi

El pasado sábado 29 de abril y varias horas después de una reunión del Consejo de Seguridad, Corea del Norte procedió a efectuar un nuevo ensayo de un misil balístico, según informó la agencia de prensa Yonhap en Corea del Sur. El ensayo no fue confirmado por Pyongyang.

Un breve comunicado de la Casa Blanca afirmó que el test era “un nuevo desafío a China”, al que EEUU atribuye un papel de mediador en la crisis. Sin embargo, la realidad es que EEUU parece estar amenazando a China a través de Corea del Norte.

Aunque las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, han tenido un tono elevado mencionando la palabra “guerra”, EEUU parece haber adoptado últimamente un tono más comedido, en especial en boca del secretario de Estado, Rex Tillerson, que dijo que EEUU y sus aliados occidentales se contentarían con “incrementar las presiones económicas y diplomáticas” sobre Pyongyang y que Washington no quería “derrocar al régimen norcoreano”. La última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU llamó a Corea del Norte a poner fin a sus actividades nucleares y balísticas sin más.

Por otro lado, Pyongyang prometió “un ataque implacable” contra cualquier agresor que amenace su seguridad y soberanía.

En el mundo árabe, la crisis coreana es vista con interés. Por encima de todo, muchos analistas señalan que Kim no ha repetido la experiencia de algunos dirigentes árabes, como Muammar el Gadafi, en Libia que, aparte de los factores geográficos y políticos, cayó en la trampa de los responsables norteamericanos, que buscaron la ayuda de un personaje tan siniestro como Tony Blair. Este último convenció a Gadafi de que renunciara a sus experiencias nucleares y su arsenal químico para posteriormente invadir Libia y provocar el fin tráfico del líder libio. De este modo, Gadafi firmó su sentencia de muerte, y de paso la del Estado libio, al confiar en tales promesas.

Los dirigentes occidentales piden ahora a Kim Jong-un que renuncie a su arsenal nuclear. Sin embargo, para este último la prioridad es la inversa: reforzar su poder nuclear para garantizar la seguridad de su país. Kim ha adivinado que las potencias occidentales, comenzando por EEUU, no osarán nunca atacar a una potencia nuclear. De ahí el coraje con el que desafía a los norteamericanos, no aceptando ninguna de sus limitaciones en lo que respecta a un ensayo nuclear o una prueba de un misil balístico.

Su mensaje es claro. Cualquier ataque convencional o nuclear norteamericano contra Corea del Norte será respondido con armas atómicas. Esta amenaza es en sí misma una garantía de que Corea del Norte no será agredida. Kim se comporta así como un comandante militar digno de tal nombre. Se trata de una estrategia militar bien calculada. Es un hombre que ha dado una lección de dignidad y orgullo nacional.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente