Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Ministerio británico de Defensa ha confirmado que sus aviones llevaron a cabo ataques aéreos en el bastión del EI en Irak el 17 de marzo, pero no tiene evidencias de que se produjeran víctimas civiles.

Aviones militares de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido (RAF) estuvieron presentes en el espacio aéreo de la ciudad iraquí de Mosul el pasado 17 de marzo, cuando la ciudad sufrió el que podría haber sido uno de los bombardeos más mortíferos. El Ministerio británico de Defensa confirmó que sus aviones llevaron a cabo ataques aéreos en Mosul aquel día, aunque puntualizó que "no ha visto evidencias" de que se registraran víctimas mortales entre civiles, informa 'The Telegraph'.

Esta semana medios británicos informaron que cazas polivalentes británicos Typhoon participaron el 17 de marzo en 11 ataques contra oeste de Mosul, en los que mataron a cinco yihadistas del Estado Islámico con misiles guiados por láser.

El mismo día decenas de personas murieron bajo los escombros de un edificio que se vino abajo por explosión provocada por un ataque aéreo, según testigos. La coalición estadounidense contra el Estado Islámico, en la que también participa Reino Unido, confirmó que bombardeó esta zona aquel mismo día.

Sin embargo, según la versión de las fuerzas armadas de Irak, la explosión se debió a que el edificio fue minado por el EI con bombas trampas.

  • La Organización Mundial de Salud confirmó al menos 100 víctimas mortales entre las personas que, aparentemente, buscaron refugio en un edificio.
  • El Ejército de Irak calcula que fueron sacados 61 cuerpos sin vida de entre los escombros.
  • Políticos locales afirman que fueron más de 200 los muertos.

El portavoz del Ministerio de Defensa británico afirmó que su Fuerza Aérea tiene "procesos de puntería rigurosos" y que "provee de preciso apoyo aéreo cercano" a las fuerzas terrestres iraquíes que participan en "los duros combates en condiciones urbanas". Asimismo, afirmó que "continuará intentando minimizar el riesgo de víctimas entre civiles", si bien reconoció que éste "no puede ser eliminado completamente".

Fuerzas de EEUU asesinaban por diversión a civiles en Afganistán

El Parlamento afgano condenó las masacres perpetradas ‘por diversión’ por los ‎soldados estadounidenses desplegados desde 2001 en el país asiático.‎

Los diputados de Afganistán reaccionaron el sábado ante la confesión de un soldado del Ejército de Estados Unidos, Jeremy Morlock, quien reveló que los militares norteamericanos “deliberadamente asesinaron a civiles afganos por divertirse”.

"Hay que investigar minuciosamente ese tema, para que la gente sepa las conspiraciones que se llevan a cabo en ese país, sus autores y sus motivos", destacó el diputado afgano Homayoun Homayoun.

Hay que investigar minuciosamente ese tema, para que la gente sepa las conspiraciones que se llevan a cabo en ese país, sus autores y sus motivos", destacó el diputado afgano Homayoun Homayoun.

De igual modo, el parlamentario afgano Abdul Latif Pedram urgió a las autoridades afganas a que exigieran explicaciones a la embajada estadounidense en el país asiático.

En 2001, Washington y sus aliados invadieron Afganistán como parte de la llamada “guerra contra el terrorismo”. Bajo este pretexto recurren a ataques aéreos, que si bien han tenido cierto éxito en su lucha contra los extremistas, la mayoría de sus víctimas han sido civiles.

Los parlamentarios afganos reaccionaron el sábado ante una antigua revelación que hizo eco otra vez el pasado viernes en diferente medios de comunicación. Morlock confesó a un tribunal militar que había ayudado a matar a tres afganos desarmados. “El plan era matar gente”, dijo a un juez del Ejército en Fort Lea, cerca de Seattle (noroeste), según desveló The Guardian.

“Algunos soldados aparentemente guardaban partes del cuerpo de sus víctimas, incluyendo una calavera, como recuerdos” para sus familiares, precisó el texto de The Guardian, citando al soldado norteamericano Morlock.

Morlock confesó también que los asesinatos tuvieron lugar entre enero y mayo del año 2010 y fueron instigados por un oficial de su unidad, el sargento Calvin Gibbs. Morlock describió cómo se elaboraron planes para seleccionar objetivos civiles, matarlos y luego hacer que sus muertes parecieran cometidas por los terroristas, agregó el informe. Asimismo explicó cómo disparó a una víctima mientras Gibbs le lanzaba una granada.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente