Portada - Últimas noticias

Horas antes de las elecciones en Ecuador, los ataques con informaciones falsas se multiplican para demostrarle al oponente que, muchas veces, una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

Poco antes de un proceso electoral, millones de usuarios de redes sociales en Ecuador, Bolivia o Venezuela, vieron que uno de los candidatos incurrió en actos de corrupción, que otro tiene un hijo desconocido, que otro se burló de un niño con síndrome de Down o que otro freiría las cabezas de sus oponentes. La rapidez de la información impide comprobar si es cierto o no y el objetivo estará cumplido: anular moralmente al oponente.

La guerra sucia, explica a RT el periodista y analista político venezolano William Castillo, "tiene su epicentro en la manipulación y el control de la opinión pública con la finalidad lograr la destrucción de la reputación" del enemigo político.

"La inmediatez de las redes sociales prácticamente hace imposible corregir, recoger, enmendar la información falsa", dice a RT el bloguero venezolano y editor de LaTabla.com, Víctor Hugo Majano.

Castillo se refiere al tema de la "viralización" de las informaciones falsas que se generan las 24 horas "a través de cuentas robot, fantasmas, o las que llaman 'cuentas troll', que desacreditan permanentemente a los políticos y que son un bombardeo intenso y constante".

Este tipo de campañas se vale de la "emocionalidad y de los elementos sorpresivos que no pueden ser previstos o justificados", agrega Majano.

En estas "guerras invisibles", continúa Castillo, los ciudadanos ignoran que son atacados a través de informaciones cuya veracidad es difícil de comprobar. "Las formas de ataque y agresión se han expandido. Estamos viviendo un momento complejo, en términos de opinión: nadie sabe si lo que está leyendo es una mentira".

El caso de Ecuador

Recientemente se difundió a través de las redes sociales una serie de videos donde se acusa de corrupción al vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, quien, junto al candidato Lenín Moreno, forma parte de la fórmula presidencial del partido gobernante Movimiento Alianza País para las elecciones de este domingo en Ecuador.

"Cualquier instrumento es válido: se trata de mentir, engañar, manipular, sembrar el miedo y crear incertidumbre", afirma a RT Marcia Tatiana Albuja, candidata a asambleísta del exterior por Alianza País.

Albuja recuerda el uso del mismo recurso hace más de un siglo "para asesinar a Eloy Alfaro (líder y propulsor de la gesta revolucionaria liberal, comprendida entre los años 1895 y 1912) o hace 57 años para que se rompieran las relaciones con Cuba

"La derecha siembra confusión, el miedo y el odio. Utiliza todo su poder en medios de comunicación, 'fundaciones', partidos políticos y asociaciones de todo tipo" para impedir el triunfo del candidato de Alianza País en los próximos comicios, a través de "rumores, escándalos, denuncias sin fundamento probatorios, por corrupción o deterioro económico del país", precisa Albuja.

Campaña sucia en Bolivia

Hace un año, las redes sociales fueron bombardeadas con la información de un supuesto hijo del presidente boliviano Evo Morales, días antes del referendo constitucional del 21 de febrero.

"Los opositores solo incitan a mentir mediante las redes sociales. Todo por Bolivia, por la dignidad, la igualdad hay que soportar eso, hay que aguantar eso. No me desmoralizan estas cosas", dijo Morales para defenderse del ataque, según reseña Resumen Latinoamericano.

Meses más tarde, su expareja admitió que había pagado a una familia para que un niño se hiciera pasar por el hijo de Morales, quien había fallecido.

"No tengo por qué mentir. Hurgan eso, duele mucho. Murió el bebé. Hace 10 años que están sacando ese tema. No me asusta, no me intimida, más bien me fortalece, porque todo son mentiras", había dicho el presidente en febrero del año pasado.

La "mala influencia" de Venezuela

En el 2013, en las elecciones en las que se eligió al presidente Nicolás Maduro, el candidato opositor Henrique Capriles dijo que su oponente se había referido a los niños con síndrome de Down como 'niños mongólicos'. "Lo hizo 24 horas antes de que terminara la campaña formal, recuerda Majano, y prácticamente cuatro años después hay gente que aún asegura que eso ocurrió".

De igual manera, durante la campaña presidencial de Hugo Chávez, en 1998, hubo varias tácticas de guerra sucia, entre ellas un video con una voz grabada por un actor, que "supuestamente" era el candidato de Chávez, diciendo que "freiría las cabezas de los adecos (militantes y adversarios políticos) en aceite".

Castillo habla de "satanización del Gobierno venezolano" en el exterior y el uso político de falsas informaciones sobre el país. "Si gana este candidato, dicen, vamos a ser como Venezuela: no habrá comida y habrá presos políticos", explica el periodista.

Ante las prácticas de falsas informaciones y calumnias "hay que aclarar lo que no debería aclararse, pues quien te ataca, es quien debería demostrar si el hecho es cierto o no. Hoy en el mundo para leer las noticias hay que estar muy bien informado", concluye Castillo.

Nathali Gómez

Venezuela denuncia a CNN en español por "propaganda de guerra" contra el país

CARACAS (Sputnik) — El Gobierno de Venezuela denunció que existe una operación de "propaganda de guerra" contra su país por parte de la cadena de noticias CNN en español.

"La cadena de televisión CNN en español inició una operación de guerra psicológica, una operación de propaganda de guerra contra nuestro país, montada en absolutamente falsedades", señaló la canciller Delcy Rodríguez, durante una rueda de prensa ofrecida a medios internacionales.

La ministra hizo referencia al programa que dicho canal de televisión presentó el pasado 6 de febrero en el que denunció la presunta venta en Medio Oriente de pasaportes venezolanos a terroristas.

El programa se realizó en base a las declaraciones de Misael López, exconsejero de la embajada del país sudamericano en Irak.

Rodríguez calificó a Misael López como "delincuente" y se refirió a sus nexos con la oposición venezolana.

"Es un delincuente… un agente infiltrado por la oposición venezolana, porque además qué curiosas las conexiones de este personaje con la oposición venezolana", agregó la ministra luego de mostrar fotografías en las que se observa a López junto a la abogada de Lilián Tintori, esposa del líder opositor, Leopoldo López.

López está cumpliendo una condena a 14 años de prisión por las protestas violentas de 2014, que dejaron 43 muertos y decenas de heridos.

Además, la ministra hizo referencia a una serie de irregularidades cometidas por el exfuncionario, entre ellas un intento de retirar dinero de las cuentas de la embajada en Irak y denuncias de acoso sexual por parte de una trabajadora de la referida sede diplomática, a quien Misael López acusó de vender los pasaportes venezolanos.

En tal sentido, la ministra venezolana recordó el papel que a su juicio ha jugado la cadena de noticias CNN en las intervenciones de Estados Unidos en otros países.

"Recordemos… el papel que jugó CNN en la intervención militar a Irak en el año 2003, el papel que ha jugado CNN en campañas mediáticas contra Rusia, contra China, contra Venezuela", expresó.

La canciller hizo énfasis en que la información difundida recientemente por CNN sobre Venezuela en "muy grave", por lo que su país tomará acciones legales.

"Nosotros hemos activado acciones para resarcir el daño que ha causado CNN a Venezuela", añadió.

De igual forma, la funcionaria venezolana destacó que cuatro días después de que CNN presentó este programa, el senador republicano, Marco Rubio, pidió sanciones contra Venezuela.

"Cuatro días más tarde, se presenta el senador Marco Rubio… buscando qué comer, como las ratas en experimento… presentando mentiras sobre Venezuela", dijo.

Para la funcionaria venezolana estas acciones pretenden "dar contenido" al decreto del expresidente estadounidense, Barack Obama, que califica a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de ese país.

Además, aseguró que tres días después de la declaración de Rubio se aplicaron sanciones contra el vicepresidente venezolano Tareck El Aissami, a quien el departamento del Tesoro de EEUU acusó de presuntos nexos con el narcotráfico.

El Kremlin pide no confiar en las fuentes de la CNN y 'The New York Times'

12

El portavoz del presidente ruso, DmitriPeskov, insta a dar credibilidad solo a hechos concretos y no a fuentes no confirmadas en referencia a las prácticas periodísticas de los dos medios estadounidenses.

El portavoz del presidente ruso, DmitriPeskov, ha recomendado no confiar en las informaciones de la CNN y 'The New York Times' que afirman que asesores de Donald Trump mantuvieron contacto permanente con funcionarios gubernamentales rusos durante la campaña electoral del entonces candidato republicano.

"No confiemos en los medios hoy. Se refieren a cinco fuentes no confirmadas. Tal vez, haya alguna información, tal vez alguien haga unas declaraciones abiertamente cuando llegue el momento. Hay que esperar y no confiar en esa información, que no proporciona hechos concretos", ha explicado Peskov.

  • El pasado martes 'The New York Times' citó a algunos funcionarios actuales y antiguos de EE.UU. sin revelar sus nombres asegurando que miembros de la campaña presidencial de Trump habían mantenido contactos con representantes de los servicios rusos de Inteligencia.
  • El mismo diario precisó que los servicios secretos de EE.UU. interceptaron las comunicaciones de los asesores de Trump en su afán por encontrar pruebas de colusión entre el entonces candidato republicano y Rusia sobre el presunto 'hackeo' de los servidores del Partido Demócrata.
  • La información asevera que no solo miembros de la campaña sino también otros colaboradores de Trump fueron vigilados. El único nombre que se revela es Paul Manafort, quien se vio obligado a renunciar al cargo de director de la campaña luego de que las autoridades ucranianas le acusaran de estar implicado en un caso de corrupción del Gobierno ucraniano anterior. Los investigadores ucranianos desestimaron posteriormente las sospechas.

Las fuentes del periódico no proporcionan ni los nombres de los agentes rusos ni el número de colaboradores de Trump que presuntamente contactaron con ellos, como tampoco ningún otro detalle más.

Por su parte, la CNN presentó una información semejante, citando "funcionarios gubernamentales y del orden público anónimos".

"Occidente denuncia ciberataques para ocultar la eficacia de los medios rusos"

VIENA (Sputnik) — Las declaraciones occidentales sobre supuesta implicación de las autoridades rusas en ciberataques cuestionan el trabajo de los medios de comunicación rusos, opinó el representante especial del presidente de Rusia, Vladímir Putin, para la cooperación internacional sobre la seguridad informática, Andréi Krutskij.

"Todas estas conversaciones, a mi juicio, intentan ocultar una política coordinada de Occidente que se explica por el hecho que dentro de sí mismos deben admitir que los medios rusos como RT, Sputnik y otros trabajan en el mercado de información de manera más eficaz, más inteligente, más objetiva para los ciudadanos de Europa y de todo el mundo", dijo Krutskij a los periodistas.

Precisó que para camuflar "el trabajo efectivo de los medios rusos en el campo informativo" Occidente intenta inculpar a Rusia de organizar "ataques de los hackers".

Añadió que los clientes que los utilizan los productos informativos rusos creen que son interesantes y representan una alternativa.

El diputado francés Richard Ferrand, secretario general del movimiento ¡En Marcha! del candidato presidencial francés Emmanuel Macron, acusó a los medios rusos RT y Sputnik de intentar interferir en la "vida democrática" de Francia propagando "falsedades".

Ferrand no presentó ninguna prueba que confirme sus palabras y se limitó a mencionar a cierto blog que no guarda ninguna relación con RT ni con Sputnik.

Por su parte la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, advirtió que el propio Ferrand está creando noticias falsas, pues los rumores a los que hizo referencia no tienen nada que ver con los medios que mencionó.

Al referirse a Macron, la diplomática aseguró que al político galo "no lo dejan en paz los laureles de la excandidata a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton".

'Periodistas comprados', un libro prohibido en Occidente que revela la verdad del periodismo en Europa

Telma Luzzani

 

Libia, febrero de 2011. Los diarios "serios" del mundo anunciaban, con títulos alarmantes, que Muammar Gaddafi estaba bombardeando a su pueblo, que iba a envenenar las aguas del país y que por las calles corrían ríos de sangre. Salvo voces solitarias como la de Jordán Rodríguez, corresponsal de la venezolana 'Telesur', los medios masivos de gran tirada repetían la noticia sin chequear su veracidad. Peor aún: publicaban falsedades a sabiendas, por dinero, con el objetivo de crear el clima propicio para que Naciones Unidas, pocas semanas después, el 17 de marzo de 2011, hiciera la vista gorda a los bombardeos de la OTAN sobre Libia.

 

Así lo confiesa Udo Ulfkotte, uno de los más prestigiosos periodistas alemanes, en su libro "Periodistas comprados" ('Gekaufte Journalisten', Editorial Kopp), un éxito de ventas. En su libro, Ulfkotte admite haber aceptado coimas [NdE: Sobornos] para escribir, entre muchos otros artículos tendenciosos, uno donde denunciaba supuestos planes de Gaddafi para usar gas venenoso contra su pueblo.

"En innumerables ocasiones puse mi firma en notas que me entregaron los servicios de inteligencia de EEUU, de Alemania o de la OTAN. Mentí, traicioné, recibí sobornos y oculté la verdad a la opinión pública. No hacía periodismo sino propaganda. Me avergüenzo aunque sea tarde para revertirlo."

Y advirtió:

"Hoy pasa lo mismo: hay periodistas sobornados para mentir y convencer a la gente sobre la necesidad de una guerra contra Rusia".

Ulfkotte acaba de cumplir 55 años. Estudió jurisprudencia y ciencias políticas en Freiburg y Londres. Tiene 25 años de periodismo, 17 de los cuales fue editor de uno de los diarios más importantes de Alemania, el 'Frankfurter Allgemeine Zeitung'. Como corresponsal de prensa vivió en Irak, Irán, Afganistán, Arabia Saudita, Egipto, entre otros países de Medio Oriente. Políticamente se ubica en el nacionalismo de derecha, lo que explica la furia que siente por lo que él considera la "colonización" de Alemania y Europa por parte de EE.UU. "Alemania se ha convertido en un país bananero", remacha una y otra vez. Fue colaborador del ex canciller Helmut Köhl y en la actualidad se identifica con el movimiento racista antiislámico Pegida.

Según documenta en su libro, en parte autobiográfico, hay un tráfico de sobres que van desde la embajada estadounidense, en Berlín, hasta las principales redacciones de los medios alemanes.

"Pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar." Inmediatamente ofrece una lista hiperdocumentada con nombres y apellidos tanto de los periodistas (él también se incluye) como de las organizaciones que hacen "lobby" para instalar en la opinión pública lo que será el "sentido común predominante" en coincidencia con los puntos de vista de EEUU o la OTAN. El esquema - dice Ulfkotte - se repite para los programas de radio y televisión. "Salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la CIA y de la OTAN."

¿Cómo reaccionó el poder mediático?

"Cuando los abogados del 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' supieron que el libro estaba en imprenta me enviaron una carta advirtiéndome sobre las consecuencias legales que enfrentaría por publicar nombres y secretos. Ellos saben que yo tengo pruebas de todo", dijo el periodista en una entrevista al diario 'Russia Insider'.

Y por supuesto su libro, que desde octubre del 2014 es best seller en Alemania, apenas si es conocido en el resto del mundo.

"Ninguna de las empresas mediáticas permite hacer notas sobre 'Periodistas comprados' - aseguró al diario ruso - . Ningún periodista puede hacer una bibliográfica sin arriesgarse a quedar sin trabajo. Por lo tanto estamos ante un libro que es un éxito editorial en ventas pero a ningún periodista le es permitido escribir o hablar de él."

¿Por qué decidió Ulfkotte dar este paso? "No tengo hijos y estoy enfermo", explicó.

"Mi salud quedó seriamente dañada después de un ataque con gas en 1988 en Irán. Tuve tres paros cardíacos. Lo pensé durante cuatro años y me decidí a escribir la verdad sobre lo que hacen los medios y los periodistas alemanes. Ahora, están buscando una guerra en Europa con el pretexto de Ucrania. Y eso me preocupa. No quiero más guerras. No quiero ser parte del largo brazo de propaganda de la OTAN.

No quiero apoyar el belicismo. Estoy preparado para asumir las consecuencias." Luego bromeó con el periodista del 'Russia Insider': "Tal vez tenga que terminar pidiendo asilo en Rusia como el ex espía norteamericano Edward Snowden".

Sobre el conflicto en el este de Ucrania, Ulfkotte cree que la manipulación de la noticias es masiva. Según él, no hay dudas de que, cuando el semanario alemán 'Der Spiegel' publicó la información de que el Boeing malayo (vuelo MH 17) fue derribado sobre Ucrania por un misil ruso, lo hizo bajo el dictado de los servicios especiales aunque sin presentar ninguna prueba.

Ulfkotte recuerda que esa noticia sirvió de pretexto para que Occidente impusiera sanciones económicas contra Rusia, algo que para él debe ser interpretado directamente como "una declaración de guerra económica a gran escala, luego complementada con la reducción artificial del precio del petróleo y la depreciación del rublo, todo orquestado con el mismo fin".

Tres meses después de editado, el libro de Ulfkotte sigue siendo casi desconocido, mientras la guerra en el este de Ucrania avanza. Este fin de semana, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Munich, Europa remozó su doctrina militar bajo el ojo vigilante y los buenos consejos de EEUU, representado por su vicepresidente, Joe Biden, y su canciller, John Kerry. Uno de los debates se centró sobre la entrega o no de armas a Ucrania. EEUU apostó por la opción bélica. La canciller Angela Merkel rechazó de plano la entrega de armas. Pero el presidente ucraniano, el prooccidental Petro Poroshenko, usó el foro de Munich para mostrar unos supuestos pasaportes rusos que supuestamente portaban soldados en el este de Ucrania. ¿Casus belli? Veremos en pocos días el desenlace.

Fuente: La Haine

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

galeria de videos