Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Un dirigente de una organización pro-derechos humanos ha señalado que una activista opositora saudí ha muerto en prisión a consecuencia de las torturas sufridas.

El director y fundador del Instituto para Temas del Golfo (Pérsico), Ali Al Ahmed, escribió en su cuenta de Twitter que Hannan al Dhaibani murió en la prisión de Zahban, situada a 19 kms de la ciudad portuaria saudí de Yeddah, el10 de octubre, señaló el sitio árabe New Khaleej.

Ahmed añadió que las autoridades de la prisión luego notificaron a los padres de Dhaibani su muerte y les pidieron que llevaran a cabo las oraciones funerarias en la prisión.

Los padres de la activista sólo pudieron ver el rostro de su hija, pero no el resto del cuerpo, antes de que esta último fuera trasladado a una localización desconocida donde fue enterrado.

Los padres de Dhaibani fueron también obligados a firmar un documento que declaraba que su hija había muerto por causas naturales.

Arabia Saudí ha sido durante muchos años criticada por organismos internacionales pro derechos humanos por su espantoso historial que incluye habituales torturas y decapitaciones, las restricciones draconianas a la libertad de expresión y los castigos físicos severos aplicados a la disidencia.

El 29 de mayo, la así llamada Corte Penal Especializada de Arabia Saudí condenó al activista pro derechos humanos Abdulaziz al-Shubaily a ocho años de cárcel por varios cargos, incluyendo la comunicación con organizaciones extranjeras y el suministro de información a Amnistía Internacional para su uso en los informes sobre la situación de los derechos humanos en el reino wahabí.

El bloggero Raif Badawi fue encarcelado por las autoridades saudíes en el año 2012 y condenado a 10 años de prisión y 1.000 latigazos por criticar la ideología extremista wahabí de Arabia Saudí.

A principios de enero, el régimen de Riad anunció la ejecución de un prominente clérigo shií Sheikh Nimr Baqir al-Nimr en un desafío a los llamamientos internacionales en favor de su liberación. La medida provocó masivas condenas en todo el mundo.

El sobrino de Nimr, que tiene 21 años ahora, fue encarcelado por protestar cuando tenía 17 años. Él fue acusado de posesión de armas y condenado a ser decapitado y crucificado.

Pese a este historial de continua brutalidad, Arabia Saudí continúa siendo el aliado preferido en Oriente Medio de países como EEUU, Reino Unido o Francia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS