Portada - Últimas noticias

Según el director del Servicio de la Inteligencia Financiera, "los subsidios sociales se convirtieron en un apoyo indirecto para la realización de las actividades terroristas".

Al menos cinco de los terroristas que perpetraron los atentados en Bruselas y París habían recibido de las autoridades belgas subsidios sociales, cuyo valor superó los 50.000 euros, informa el diario estadounidense 'The Wall Street Journal'.

Según los investigadores belgas, los últimos ingresos fueron registrados en las cuentas de los terroristas tres semanas antes de los ataques. Salah Abdeslam, el mayor sospechoso en la investigación de los atentados en París de noviembre del 2015, había recibido de las autoridades belgas 21.000 euros. No tenía derecho a los subsidios, ya que en aquella época estaba empleado: era gerente de un bar en Bruselas del que incluso era copropietario.

El director del Servicio de la Inteligencia Financiera de Bélgica, Philippe de Koster, ha declarado que no hay evidencia directa de que los terroristas usaran el dinero para preparar los ataques. Sin embargo, ha destacado que "los subsidios sociales les dieron recursos para la subsistencia y se convirtieron en un apoyo indirecto de sus actividades terroristas".

Según estiman las autoridades, los yihadistas gastaron en la organización de los ataques en París al menos 30.000 euros y en los de Bruselas, ejecutados el pasado mes de marzo, 3.000 euros.

En algunos casos los sospechosos, según Koster, habían realizado transferencias de los subsidios a las tarjetas de débito prepago que después fueron usadas en los ataques. No ha presentado más detalles, ya que el asunto fue clasificado y forma parte de la investigación que sigue en curso.

Koster ha subrayado que los oficiales de seguridad y prestaciones sociales necesitan una mejor coordinación para evitar que subsidios se paguen a "personas sospechosas de financiar actividades terroristas".

PP y Podemos ceden terrenos para mezquita Wahabí en Las Palmas

El Ayuntamiento de Las Palmas, ha cedido terrenos a una organización islámica controlada por Arabia Saudí para la construcción de una mezquita en el perímetro de la capital canaria. El PP y Podemos han apoyado la cesión de estos terrenos para la construcción del templo.

El régimen reaccionario de Arabia Saudí lleva años promocionando y financiando la apertura de lugares “de culto” por todo el mundo, que sirven como centros de difusión de su visión religiosa, que engloba a las ramas más ultras del Islam tales como el wahabismo y que sirve de coartada ideológica para el integrismo islámico. Así, Arabia Saudí como principal apoyo financiero y logístico del fascismo islámico ha apoyado la creación y armamento del llamado Estado Islámico de Irak y Siria, ha apoyado grupúsculos yihadistas en países como Egipto y desde hace más de un año lidera una coalición de regímenes teocráticos que realizan una guerra de agresión genocida contra el pueblo del Yemen, que no se pliega a sus intereses.

Principalmente son los países del mundo árabe los que sufren la luna de miel del régimen de los Saud con el terrorismo islamista, siendo su principal objetivo el exterminio de todos aquellos árabes de izquierdas, anti-imperialistas o simplemente con una visión del Islam distinta a la de este estado fascista. Miles de personas han perdido la vida en los países árabes a causa del apoyo saudí a la reacción religiosa.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS