Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El tuitero saudí Muytahid, del que se cree que es miembro de la familia real o alguien bien conectado con ella, ha señalado que las fuerzas yemeníes (Ansarulá y el Ejército yemení) han penetrado 10 kms dentro del territorio saudí, en la provincia de Yizan.

El Ejército yemení y las fuerzas populares “penetraron 10 kms dentro de la provincia de Yizan el miércoles y fuertes combates han tenido lugar cerca de la región de Sameta”, dijo Muytahid.

Ataques con misiles

Además, el Ejército yemení disparó 13 misiles balísticos contra las posiciones militares saudíes desde principios de Julio.

La base militar de Al Sababeh, en Arabia Saudí, fue alcanzada el lunes por misiles yemeníes, que mataron al menos a 20 soldados saudíes.

Por su parte, las fuerzas populares yemeníes, destruyeron dos vehículos blindados del Ejército saudí en la base militar de Rayla, en Nayran. Esta misma base fue atacada en Julio por misiles Zalzal-3. Aquel ataque destruyó varios tanques y vehículos militares pertenecientes a las fuerzas saudíes, señaló el canal Al Masirah.

El pasado sábado, misiles Zelzal 3 atacaron de nuevo la base de Rayla.

El lunes, el Ejército yemení disparó otro misil Toshka contra otra base saudí situada en la región de Ahad al Musarihih, en la provincia de Yizan. Las fuerzas saudíes sufrieron grandes bajas y pérdidas por el ataque yemení.

Emboscada en Nayran

La pasada semana, las fuerzas yemeníes continuaron sus ataques contra las tropas saudíes en las partes del sur del reino y mataron a varios oficiales saudíes, incluyendo a un alto oficial de la 84ª División del Ejército saudí.

“El Ejército yemení y las fuerzas populares lanzaron misiles antitanque contra tanques saudíes en la provincia de Nayran, y mataron al jefe de la unidad blindada de la 84ª División del Ejército saudí, que era también vicecomandante de la base militar de Rayla.

Varios vídeos han mostrado también a los yemeníes lanzando misiles antitanque contra puntos de control saudíes cerca de Nayran. Dos Humvees y un tanque fueron alcanzados y presumiblemente destruidos.

Arabia Saudí sigue matando a niños en Yemen

Al menos tres niños de una sola familia fallecieron después de que aviones de combate saudíes atacaran un edificio residencial en la provincia de Abyan, al sur de Yemen.

El ataque aéreo, llevado a cabo el martes, destruyó un edificio en el pueblo de Al Shamil, situado en el distrito de Wudai, en Abyan, señaló el canal de televisión Al Masirah, de Yemen.

Los padres de los niños fallecieron también en el bombardeo.

Un día antes, aviones saudíes atacaron la ciudad de Kahlan, en la provincia de Saadah. El distrito residencial de Harad, en la provincia noroeste de Hayyah, también sufrió similares ataques.

Arabia Saudí comenzó en marzo de 2015 sus ataques aéreos contra Yemen. Más de 9.500 yemeníes, la mayor parte civiles, han muerto durante esta agresión militar, que ha ocasionado importantes daños a las infraestructuras del país.

El pasado 2 de agosto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentó un informe al Consejo de Seguridad sobre los crímenes de guerra de Arabia Saudí en Yemen. Según fuentes de la ONU, Riad no ha presentado pruebas suficientes que le permitan salir de la lista negra de estados y organizaciones que matan y violan los derechos de los niños.

Hace dos meses, Riad y varios de sus aliados presionaron a la ONU para que el nombre de Arabia Saudí no fuera incluido en dicha lista negra de la ONU. Un anterior informe indicó que el régimen saudí había sido el responsable del 60% de la muerte de los niños fallecidos en el conflicto de Yemen, es decir de la muerte violenta de 510 niños y de las heridas sufridas por otros 667.

La ONU cedió vergonzosamente antas estas presiones y trató de presentar esta retirada como “provisional”. El propio Ban Ki-moon reconoció que Arabia Saudí había amenazado con “suprimir su financiación a varios programas de la ONU”. Riad advirtió concretamente que cortaría su financiación a la agencia de la ONU que ayuda a los refugiados palestinos (UNRWA). La monarquía saudí movilizó también a la Liga Árabe y la Organización de la Conferencia Islámica para apoyar sus intimidaciones.

Habrá que ver si, frente a la no presentación de pruebas de Arabia Saudí, la ONU reintegra a ese estado en la lista negra o cede del todo frente a sus amenazas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente