Portada - Últimas noticias

Un correo electrónico recién publicado y documentos de lobby presentados ante el Congreso revelan nuevos lazos entre “Clintonworld” (mundo Clinton) y miembros de una red operada por el líder del grupo islámico de Fetullah Gulén.

Además, para embarrar esta compleja dinámica geopolítica, un correo electrónico de 2009 recientemente publicado por Judicial Watch proporciona otro ejemplo de acceso proporcionado a una campaña de Clinton y a un donante de la Fundación Clinton.

En el mensaje del 1 de abril de 2009, un seguidor de Gulén denominado Gokhan Ozkok, pidió al subjefe de personal de Clinton, Huma Abedin, por ayuda para conectar uno de sus aliados con el presidente Obama.

Ozkok es un miembro fundador del Centro Cultural Turco y parte de una red de negocios y asociados sin ánimo de lucro con el movimiento de Gulén, también conocida como Hizmet.

Ozkok sirvió como co-presidente de finanzas nacionales de la Ready PAC pro-Clinton.  Dio 10.000 dólares al comité en 2014 y 2.700 dólares a la campaña de Clinton el pasado año. También aparece en el sitio web del Centro Cultural Turco como un miembro de la Iniciativa Global Clinton, uno de los brazos sin ánimo de lucro de la Fundación Clinton. Él ha donado entre 25.000 y 50.000 dólares a la entidad benéfica de Clinton.

Otro enlace entre Gulenistas y la órbita de Clinton fue revelado en una desclasificación de registros de lobby presentada ante el senado el pasado mes. Se muestra que un grupo alineado con Gulén denominado “la alianza por los valores compartidos” contrató al Podesta Group conectado con Clinton para hacer lobby en el Congreso a su nombre. El grupo busca hacer lobby para la “promoción de la paz, la tolerancia, y el diálogo interconfesional”.

El director ejecutivo del grupo es Alp Aslandogan, un antiguo profesor en universidades en Texas. También ha donado para los esfuerzos políticos de Clinton, según muestran los registros financieros de campaña.

El Podesta Group es una elección natural para aquellos que buscan influir con Clinton. La firma fue co-fundada por John Podesta, director de campaña de Clinton, y su hermano Tony, un importante recolectador de la campaña de Clinton.

A través de diversos grupos sin ánimo de lucro, los dos gulenistas promueven las enseñanzas del clérigo, que son relativamente moderadas y pro-occidentales. Ellos también están involucrados en el esfuerzo de hacer dinero para el movimiento de Gulen: Una enorme red de escuelas de caridad financiadas por contribuyentes.

Estas escuelas, que suman más de 150, han sido una fuente de controversia para el movimiento de Gulén.

Los investigadores federales han investigado según las informaciones, algunas de las escuelas por el uso de los visados para llevar ciudadanos turcos a los EEUU para la enseñanza. En algunos casos, los fondos contribuyentes fueron usados para pagar la inmigración y la entrada legal para miembros de la familia de los profesores que trabajaban en las instalaciones. Los fondos asignados a las escuelas habían sido canalizados también por contratistas controlados por nacionales turcos con conexiones con el movimiento de Gulén.

Las conexiones entre el movimiento de Gulén y Clinton no son reveladas por primera vez. También añaden cuestiones sobre lo que quieren los Gulenistas de Clinton y si los demócratas han recompensado su apoyo financiero con favores.

El año pasado The Daily Caller informó que numerosos seguidores de Gulén habían donado a varias campañas políticas de Clinton y a sus organizaciones benéficas. Un líder del movimiento de Gulén, Recep Ozkan, donó entre 500.000 y 1 millón de dólares a la fundación Clinton.

Como senador por Nueva York, Clinton dio un discurso de apertura en el banquete anual del Centro Cultural Turco.

El correo electrónico a Abedin buscaba un favor, que es la primera pieza de comunicación mostrando que un seguidor de Gulén tuvo acceso directo al personal de Clinton.

“Por favor señora secretaria, sería estupendo si el presidente Obama puede incluir una reunión de 15 minutos [sic] con Ekmeleddin Ihsanoglu, secretario general de la Organización de [sic] la Conferencia Islámica (OCI), en su viaje a Turquía”, escribió Ozkok.

Algunos grupos de vigilancia de terroristas marcaron las reuniones, apuntando a la pasada oración de Ihsanoglu sobre el grupo terrorista Hamás y por el presidente sudanés y enemigo de los EEUU, Omar al-Bashir. Pero Ihsanoglu no parece ser un agitador como muchos islamistas en oriente medio.

En cuanto al Podesta Group, la firma de lobbying tiene conexiones con varias compañías controvertidas que buscan difundir la influencia en el Departamento de Estado de Clinton.

Bill Clinton amenazó de muerte a la Fiscal General de EEUU para declarar a favor de Hillary

El expresidente de EE.UU. Bill Clinton amenazó a la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, para que declarase a favor de Hillary en el caso de sus correos.

Según informó el lunes el portal Web Yournewswire, citando a una fuente en el Departamento de Justicia de Estados Unidos, durante un encuentro celebrado el 29 de junio entre Lynch y el exmandatario, este último amenazó de muerte a la fiscal, a quien advirtió de que la mataría si llegara a declarar a favor de enjuiciar a Hillary Clinton, la precandidata demócrata.

Dicha fuente indicó que un gran número de funcionarios de alto rango del Departamento de Justicia de EE.UU. están al tanto de la amenaza de los Clinton a la fiscal, así como que que no es la única ni probablemente la última vez que ocurre algo similar.

Tras el encuentro, afirmó, se produjo un repentino giro de 180 grados en el caso de los correos de Clinton, bajando drásticamente las probabilidades de que fuera procesada por el caso.

Lo irregular del proceso de investigación del caso ha sido señalado también por el miembro de la Cámara de Representantes John Mica.

“Mis compañeros piensan que hay algo sospechoso en esto. No soy un teórico de la conspiración, pero hay muchas preguntas sobre cómo esto llegó a ser así”, ha declarado Mica.

El escándalo de los correos, que proviene del período cuando Clinton era secretaria de Estado (2009-2013), ha ofrecido en los últimos meses una oportunidad a sus adversarios para atacar a la aspirante demócrata con acusaciones como ocultar información y poner en riesgo los secretos del país.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente