Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Los países de Europa continental deciden qué sucederá con la Unión Europea. Hoy, en Berlín, el presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, se reunen con la canciller alemana, Angela Merkel. La principal cuestión a tratar es la salida del Reino Unido de la UE y el futuro que le espera a la Unión Europea tras el referéndum británico.

Una oportunidad para los euroescépticos

La salida del Reino Unido bajo las actuales condiciones de crisis económica y migratoria, podría dar lugar a una reacción en cadena en otros países de la UE. Los líderes europeos están preocupados porque las posiciones de los euroescépticos son más fuertes que nunca. En los países fundadores de la UE: Francia, Alemania e Italia, los euroescépticos están ganando popularidad. En Francia, la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, es el político más popular del país. En las regiones italianas controladas por la "Liga Norte", comenzó el proceso de revocación de las sanciones anti-rusas, en contra del criterio de Roma. En Alemania, el nuevo partido "Alternativa para Alemania" se ha convertido en la tercera fuerza política del país. El estado de ánimo euroescéptico es cada vez más fuerte entre los partidarios de la CSU (Unión Social Cristiana), el mayor aliado de Merkel.

La otra Europa

La UE liberal está estallando. Al mismo tiempo, después de la salida del Reino Unido de la UE, Europa tiene la posibilidad de crear una unión verdaderamente continental, que no esté centrada en la plutocracia estadounidense y global, sino en los intereses nacionales de los pueblos de Europa. Sin embargo, es evidente que la élite europea no es capaz de crear una formación geopolítica válida. El Brexit es una demostración de su fracaso, y una señal del colapso del proyecto liberal y multicultural.

En el umbral de la cumbre

La salida del Reino Unido será el tema principal de la cumbre de la UE, que se celebrará del 28 al 29 de junio en Bruselas. Las élites europeas tienen que decidir qué hacer con la creciente insatisfacción ante el proyecto de la UE.

Los ministros de Exteriores de Alemania y Francia preparan una «Nueva Europa»

Retomando el proyecto europeo de Winston Churchill, los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania y Francia, Frank-Walter Steinmeier y Jean-Marc Ayrault (ver foto), han trazado un proyecto de «Nueva Europa» post-Brexit.

Según el documento titulado [1], el proyecto se concentra en tres grandes temas:

  • La seguridad europea, retomando los temas de la Comunidad Europea de Defensa  (CED, un proyecto rechazado en 1950);
  • El asilo y la política sobre los migrantes;
  • El crecimiento y el euro.

Los dos ministros llaman a fusionar las políticas exteriores y de defensa, llegando incluso a proponer la creación de embajadas comunes y de un ejército común. No precisan lo que pasaría con el puesto de Francia como miembro permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, ni tampoco el destino del armamento nuclear de Francia.

En materia de seguridad anuncian una iniciativa común para la «estabilización, desarrollo y reconstrucción» de Siria. Para luchar contra el terrorismo proponen, además de la creación de una coordinación europea entre los servicios de inteligencia y la armonización de las disposiciones penales de todos los países miembros de la Unión Europea.

Los ministros de Exteriores de Francia y Alemania llaman a fortalecer la vigilancia común de las fronteras europeas. Sin cuestionar la definición de «refugiados», afirman que todos tienen derecho a la protección estipulada en las Convenciones de Ginebra. Admitiendo la existencia de historias diferentes, deciden de compartir sus experiencias en materia de inmigración.

Los ministros llaman a una armonización de las políticas fiscales y a una estricta convergencia de los presupuestos nacionales para garantizar el buen funcionamiento del euro. Aconsejan además la creación de una nueva asamblea europea que se encargaría de controlar la política monetaria y que contaría entre sus miembros eurodiputados de los países de la eurozona y diputados nacionales.

Al ser interrogada sobre este documento, la canciller alemana Angela Merkel dijo no estar implicada en la reflexión de los dos ministros.

El ingles puede ser suprimido como lengua oficial de la UE tras el 'Brexit'

El inglés, lengua más hablada del mundo y principal idioma de trabajo en las instituciones de la Unión Europea, puede dejar de ser oficial en el bloque comunitario una vez que se consume la salida del Reino Unido de la UE, ha afirmado Danuta Hubner, presidenta del comité de Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo, informa Reuters. "El inglés es uno de nuestros idiomas oficiales ya que fue solicitado por el Reino Unido. Si no tenemos al Reino Unido, no tenemos inglés", aseveró la legisladora.

Cada Estado miembro tiene derecho a elegir una lengua en la UE. Aunque el inglés es el idioma más hablado en Europa y es oficial en tres países, solo el Reino Unido lo eligió para ser usado en Bruselas ya que Irlanda optó por el gaélico y Malta por el maltés.

NOTAS

[1] «Ayrault-Steinmeier “Nueva Europa” proyecto», por Jean-Marc Ayrault y Frank-Walter Steinmeier, Red Voltaire, 27 de junio de 2016.

Análisis: Las secuelas del Brexit

Ahmed Rajeev

De acuerdo con el resultado del referéndum celebrado en el Reino Unido, el 52% de los votantes apoyó el Brexit, mientras que el 48% quería permanecer en la UE. El primer ministro británico, David Cameron, ya anunció su renuncia. El Brexittambién sorprendió al mercado de valores de Londres y el valor de la libra se redujo a un mínimo histórico. Pero aparte de las reacciones instantáneas, hay también consecuencias geopolíticas previsibles.

 

• El ambicioso Reino Unido tratará de repetir su historia imperial mejorando las identidades políticas, militares y económicas.
• La sociedad política del Reino Unido se dividirá severamente entre los partidarios de los valores liberales de Europa y el proteccionismo de la derecha.
• Alemania y Bélgica han quedado para dirigir y orientar la temblorosa y azotada por la crisis Unión Europea.
• La expansión futura de la UE será más marginada, pero la OTAN será más potente ya que Occidente presenta a Rusia como la mayor amenaza para el Reino Unido y la UE.
• Como actor geopolítico, el Reino Unido va a interferir, negociar y mantener su imagen en los conflictos europeos como una influencia externa.
• Ya que los EE.UU. están teniendo dificultades para conseguir de la UE y del Reino Unido un apoyo en toda regla para sus interferencias globales, el proceso de desintegración de la UE será más rápido para cumplir con la política de Triple contención de los EE.UU. (para contener a China, Rusia y Europa).
• Rusia y el Reino Unido pueden formar una alianza estratégica si se lo permite la dividida sociedad del Reino Unido, pero los EE.UU. van a mantener y disfrutar de una relación más cómoda con un Reino Unido conceptualmente dividido.

 

Observamos una fase de la gran transición del liderazgo global en la que la crisis financiera mundial se está agravando. Los posibles candidatos para ser los próximos países principales son China, Rusia e Israel. Para hacer frente a tal profundo vacío de poder en el liderazgo mundial, el Reino Unido quiere aprovechar la oportunidad para apuntarse como un posible candidato. La ambición del Reino Unido por correr en solitario está en línea con el surgimiento global de la derecha que aparece como una consecuencia inevitable y epidémica de la práctica del liberalismo occidental.

Aunque el mundo está fuertemente excitado con el fenómeno del "Brexit", el destino de la gente común no va a cambiar en absoluto en el Reino Unido o en ninguna parte. Por el contrario, este episodio del "Brexit" arroja luz sobre la verdad de un futuro donde la vida de la gente común del Reino Unido o de la UE será más trágica y más insoportable.

gpolit

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente