Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El general retirado Michael Flynn opina que el primer paso sería tomar en serio la amenaza, algo que no ha hecho la UE. Además, cree que EE.UU. y Rusia deben elaborar una estrategia común contra el EI.

Para derrotar al "enemigo vicioso" que es el Estado Islámico, EE.UU., Rusia y la UE tienen que trabajar juntos, compartir información, y detener la corrección política desenfrenada, sostiene el exjefe de la inteligencia militar estadounidense, el general retirado Michael Flynn.

"Lo que he oído en las últimas 24 horas es un montón de excusas" de Europa tras los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas, señaló Flynn en una entrevista exclusiva a RT el miércoles.

Mejorar el intercambio de información

Flynn, quien encabezó la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU. (DIA, por sus siglas en inglés) entre 2012 y 2014, opina que hay una relación directa entre la crisis de los refugiados y los ataques terroristas en Bruselas y París. Además, sostiene que hay muy poca coordinación entre los países de la UE en este momento, teniendo en cuenta que el Estado Islámico había advertido que quería infiltrarse en Europa y EE.UU. a través del flujo de refugiados.

"Es un problema importante el cómo controlamos a estos refugiados que están llegando, de dónde vienen, cómo los documentamos, cómo compartimos la documentación, cómo compartimos luego la inteligencia acerca de ellos", explicó el general retirado, quien agregó que el intercambio de información entre los organismos policiales, los servicios de seguridad e inteligencia "debe mejorar, tiene que hacerlo".

Según Flynn, no se trata solo de un problema de las autoridades de Bélgica, sino de toda la UE. Además, argumenta, EE.UU., Rusia y toda la comunidad internacional tienen que estar unidos en contra del "enemigo vicioso, que empeora día a día".

Paso a paso: ¿Cómo derrotar al EI?

El primer paso, para Flynn, sería tomar en serio la amenaza, algo que, en su opinión, no ha hecho la UE.

En este sentido, el general retirado comentó sobre los informes acerca de la existencia de unos 400 combatientes del Estado Islámico en el continente, diciendo que probablemente hay aún más. El EI tiene una estructura de mando y control bien conectada en la UE, y es capaz de tomar decisiones con rapidez y llevar a cabo ataques terroristas a su antojo, indicó el exjefe de la DIA.

El EI puede ser derrotado, el islamismo radical puede ser derrotado

"Vamos a ver más de estos ataques hasta que hagamos más en contra de este enemigo", aseguró Flynn añadiendo que "tenemos que detener este ascenso del islamismo radical, y tenemos que ir al corazón del mismo".

Así, Turquía tiene que intensificar su control de las fronteras, detener el flujo de combatientes extranjeros, y en general, como país musulmán moderado, "hacer mucho más para frenar este tipo de cáncer islámico radical", manifestó el exjefe de inteligencia militar.

A su vez, los líderes sunitas y chiitas de Oriente Medio y el Norte de África deben hacer más para abordar la cuestión del creciente número de hombres menores de 30 años sin nada que hacer.

Finalmente, EE.UU. y Rusia tienen que hablar directamente, a puerta cerrada, y elaborar una forma de adaptar sus estrategias de seguridad nacional para la lucha contra un enemigo común, como ya lo han hecho en el pasado.

"Esta es ahora una guerra caliente, y no podemos tratar de pensar que no lo es. Este enemigo nos han declarado la guerra", aseveró Flynn para concluir que "el EI puede ser derrotado, el islamismo radical puede ser derrotado", aunque requerirá un esfuerzo mucho mayor del que se está realizando ahora.

'Amistades peligrosas' en Siria: Aquello de lo que Washington prefiere no discutir

"Estados Unidos ha guardado silencio sobre el papel clave del Frente Al Nusra en el esfuerzo militar contra [el presidente sirio] Bashar al Assad", sostiene el periodista Gareth Porter.

Aunque Washington se ha negado largamente a admitir que los grupos rebeldes apoyados por Estados Unidos se entremezclan con el grupo terrorista Al Qaeda en Siria, la verdad finalmente ha salido a la luz, escribe el periodista, Gareth Porter, para el medio Fairness and Accuracy in Reporting.

Según señala Porter, resulta que los militantes sirios, armados y entrenados por la CIA han colaborado durante mucho tiempo con el Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda, y su cercano aliado Ahrar al-Sham.

"Un problema crucial en la cobertura de los medios de comunicación de la guerra civil de Siria ha sido la forma de caracterizar la relación entre las llamadas fuerzas 'moderadas' de oposición armadas por la CIA, por un lado, y la rama de Al Qaeda, el Frente Al Nusra (y su cercano aliado Ahrar al-Sham) por el otro", escribe el periodista.

Porter recuerda que esto es "un tema políticamente sensible para la política de Estados Unidos", que tiene el objetivo de derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad.

"Estados Unidos ha mantenido silencio sobre el papel principal del Frente Al Nusra en el esfuerzo militar contra Al Assad, ocultando el hecho de que el éxito de Al Nusra en el noroeste de Siria ha sido un elemento clave en la estrategia diplomática del secretario de Estado, John Kerry, en Siria", sostiene Porter.

"EE.UU. no defenderá a Europa y Oriente Medio del Estado Islámico"

EE.UU., que intentaba controlar todos los procesos en Oriente Medio y Europa, ha dejado de apoyarlos y se ha centrado en la esfera de influencia "puramente estadounidense", publica un portal francés.

Tanto Europa como los países de Oriente Medio ya no cuentan con el apoyo de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo, escribe el periodista Gerald Olivier para el portal francés Atlantico. El actual presidente estadounidense, Barack Obama, arregla las relaciones con Cuba, mientras que es poco probable que los precandidatos a la presidencia de EE.UU., Hillary Clinton y Donald Trump, tomen medidas serias para combatir el movimiento yihadista del Estado Islámico, agrega.

Los ataques terroristas que sacudieron este martes Bruselas (Bélgica), mostraron "cómo los Estados Unidos de Obama se ha alejado de Europa y Oriente Medio, centrándose en la esfera de influencia puramente estadounidense". Europa, envuelta en la crisis migratoria, la recesión económica y los numerosos ataques terroristas, y que además está al borde del colapso debido a la posible salida del Reino Unido de la UE, ya no puede contar con el apoyo de Washington, reza el artículo.

"El peso de Estados Unidos se ha convertido en un peso simbólico, incluso leve, en el contexto de una profunda crisis que afecta al mundo. No hay premisas para el cambio", sostiene el columnista.

Si la precandidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton, se convierte en presidenta de EE.UU., no va a cambiar la actual política exterior. Con dicha presidenta habrá "más gestos", pero no más acciones, asegura Olivier. La posición del potencial candidato Donald Trump también muestra la revisión de los intereses de Washington. Hablando del Estado Islámico, el multimillonario dejó claro que Estados Unidos no correrá riesgos con el fin de proteger a Oriente Medio y Europa.

De acuerdo con Trump, Estados Unidos debe centrarse en la solución de los problemas nacionales. "Estados Unidos está cansado de ser el policía del mundo. Trump está dispuesto a renunciar a este papel, incluso si EE.UU. pierde parte de su influencia", concluye el autor.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES