Portada - Últimas noticias

A medida que empeore la demencia del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, aumentarán los conflictos en la casa de Al Saud, asegura un periodista en un artículo publicado en un rotativo libanés.

“Muy probablemente, a medida que empeore la enfermedad del rey saudí, aumentarán también los conflictos internos de la dinastía en poder en Arabia Saudí”, ha escrito Mohamad Balut en un artículo publicado este lunes en el diario As-Safir.

El periodista asegura que el actual rey saudí padece de Demencia Vascular, con síntomas muy similares a Alzheimer, una enfermedad que cada día progresa más y se espera que en los próximos meses no pueda ni siquiera tomar decisiones políticas sin la ayuda de otros.

“Muy probablemente, a medida que empeore la enfermedad del rey saudí, aumentarán también los conflictos internos de la dinastía en poder en Arabia Saudí”, ha escrito Mohamad Balut en un artículo publicado en el diario As-Safir.

Actualmente también hay indicios de que decisiones como la ofensiva a Yemen fueron en realidad tomadas por el segundo príncipe heredero y el también ministro de Defensa saudí, Mohamad bin Salman.

Los predecesores del actual rey saudí también padecían de enfermedades graves, pero en su gran mayoría eran malestares físicos, exactamente lo opuesto al caso actual.

Por otra parte, Balut confirma que el rey saudí ya ha empezado a mostrar síntomas de la doble personalidad y se ha puesto sumamente agresivo, hecho que ha atribuido a la degradación de las células de la parte frontal de su cerebro.

Al mismo tiempo ha plantado una nueva teoría respecto a la decisión del rey Salman de elegir a su hijo, Mohamad bin Salman, como segundo príncipe heredero y ministro de Defensa y ha asegurado que este hecho tiene que ver con uno de los síntomas de la Demencia Vascular: el retorno a la infancia desde la vejez.

Según este teoría para el rey saudí es esencial sentirse más cerca de su niñez, razón por la que se identifica mejor con su hijo más joven, en este caso Mohamad, y de este modo le da más preferencia sobre sus otros hijos o familiares más cercanos.

Las tensiones en el seno de la monarquía árabe han ido aumentando progresivamente tras el fallecimiento del anterior rey saudí y el traspaso del poder a personas próximas al nuevo monarca, en enero del 2015.

Hasta uno de los nietos del fundador del reino árabe, que pidió el anonimato, hizo el 28 de septiembre un llamamiento sin precedentes al cambio del liderazgo del país por la incompetencia del rey para dirigir el país árabe.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19