Portada - Últimas noticias

alt

Cuando se habla de "tráfico humano" a menudo se piensa en personas procedentes de otros países que son introducidas ilegalmente por tierra y mar y después forzadas a trabajar contra su voluntad en lugares extranjeros. Sin embargo en EE.UU. este fenómeno es local y pone en riesgo la vida de menores estadounidenses que son comprados y vendidos para placeres sexuales.

En un reportaje especial, la BBC entrevistó a varias mujeres jóvenes que a corta edad cayeron víctimas de la explotación sexual infantil y que hoy forman parte del grupo de ayuda llamado Breaking Free (Liberándose).

Las historias de las mujeres son muy parecidas: en su mayoría fueron engañadas, abusadas, explotadas y luego tropezaron con una serie de problemas a los que conduce ese modo de vida, como la ignorancia por parte de la sociedad y la drogadicción. La adicción a las drogas, a su vez, requiere mucho dinero, lo que les obliga a prostituirse.

Una de las mujeres entrevistadas contó que fue abusada a los 14 años y afirma que su abusador estaba al tanto de su edad. Otra confesó que su tía la compró, literalmente, a los 14 años para sacar provecho de sus servicios. Una de las representantes de Breaking Free, Jenny Gaines, señala que muchos "manipulan y se aprovechan de las niñas menores de edad".

"Tenía ocho años cuando fui abusada por primera vez por mi padre. Entonces me regaló una bicicleta. Así aprendí que podías conseguir lo que quisieras a cambio de favores sexuales", comentó otra víctima de abusos sexuales.

Cada una de estas mujeres señaló que lo que buscan ahora es liberarse de ese modo de vida, "volver a ser libre" para "vivir una vida normal". A la vez, la mayoría de ellas afirman que no fue su elección. "A los 12 años no pudo haber sido una elección", aseveró una de las mujeres.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente