Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Mientras Rusia y China están creando un orden mundial alternativo sobre la base de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), la Unión Económica Euroasiática y los BRICS, Washington trata de resistir ferozmente a este proceso desatando una guerra económica contra los países miembros de la nueva comunidad, opina el analítico estadounidense e investigador de la Universidad de Ontario Mahdi Darius Nazemroaya.

En su artículo, publicado en el portal Global Research, Nazemroaya señala que actualmente la arquitectura financiera del mundo está cambiando. La potencia del dólar como principal arma estadounidense está disminuyendo drásticamente, ya que organizaciones internacionales como OCS, BRICS, Mercosur y la Unión Económica Euroasiática remplazan al billete verde con sus monedas nacionales en sus cálculos y transacciones. Mientras tanto el monopolio del sistema de Bretton Woods de Washington, fundado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, se enfrenta al desafío directo del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS y al Banco Asiático de inversiones en infraestructura (ABII, por sus siglas en inglés), instaurado por China.

En respuesta a estos acontecimientos está ganando impulso la guerra económica lanzada por EE.UU., destaca el analítico. De acuerdo con Nazemroaya, Washington utiliza la desaceleración económica en China como arma psicológica y como medio de manipulación del mercado para contrarrestar las medidas adoptadas por Pekín y Moscú para frenar la influencia del dólar. El experto opina que el reciente ataque en el mercado de valores de China puede ser considerado uno de los pasos de EE.UU. en esta guerra improvisada. Pekín ha acusado a Washington del ataque, pero el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha negado su implicación en el incidente.

Según opina Nazemroaya, con este comportamiento económico tan agresivo EE.UU. busca bloquear el papel clave desempeñado por China en la financiación de grandes proyectos de banca, infraestructura y desarrollo que desafían el dominio global de Washington. Provocar el colapso del mercado de valores chino, en concreto, tenía por objeto sembrar el pánico entre los inversores y provocar una fuga de capitales mediante una venta en masa de acciones.

En realidad esta medida tiene la intención de socavar la salud económica de China e interrumpir la ejecución del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda y otras iniciativas similares de Pekín y sus socios rusos, de los BRICS, la OCS y la Unión Económica Euroasiática, señala el analítico, añadiendo que esta posición de Washington lleva al mundo hacia un conflicto global.

¿Por qué cae el precio del oro?

El oro está sufriendo una crisis importante, y este lunes los precios del metal amarillo han caído a su nivel más bajo en más de cinco años. ¿Pero cuál es la razón de esta caída tan drástica del oro en el mercado internacional y qué tendencias pronostican los expertos?

Según informa el portal Market Watch, últimamente este metal precioso cayó 25,10 dólares, o un 2,2%, y ahora cuesta 1.106,80 dólares la onza, después de alcanzar brevemente una baja por debajo de los 1.100 dólares la onza. Esta fuerte caída, de acuerdo con el director estratégico de mercado de CMC Markets, Colin Cieszynski, fue causada por una serie de eventos y tendencias que tuvieron lugar la semana pasada y que juntos provocaron una "tormenta perfecta" para el oro.

1. Menor demanda de refugios defensivos

"Por el momento el riesgo de un Grexit inminente ha pasado", y las tensiones políticas mundiales también parecen haber disminuido tras la firma del acuerdo entre Irán y EE.UU. y la "reanudación de las relaciones diplomáticas [de EE.UU.] con Cuba", dijo Cieszynski.

2. Menor necesidad de salvaguardias contra la inflación

Los planes de Irán de volver al mercado del petróleo en medio de una "guerra continua" entre otros productores han provocado que el precio del petróleo haya caído de nuevo a 50 dólares el barril. Eso significa que "es probable que la inflación siga siendo moderada durante algún tiempo", explica la especialista.

3. Aumento de tasas de interés de EE.UU. y el avance del dólar estadounidense

El riesgo de crisis financieras en Europa ha disminuido, "manteniendo la Fed en curso hacia el despegue de las tasas de interés", señala el experto.

4. China y compras de oro

El viernes pasado, el Banco Central de China proporcionó por primera vez desde el año 2009 información sobre sus reservas de oro. Según estos datos, Pekín dispone actualmente de unas 1.658 toneladas de este metal. A pesar de un aumento del 57% en comparación con el 2009, la cifra es mucho más baja de lo que esperaba la mayoría de los expertos. ¿Cuál podría ser la razón de esta discrepancia?

Los datos publicados por las autoridades chinas dejaron atónitos a muchos analistas, ya que incluso los cálculos conservadores de Bloomberg daban a Pekín unas 3.500 toneladas de oro.

Según un nuevo artículo del portal Vestifinance, la respuesta puede ser muy simple: mientras que muchos creen que la única razón para subestimar el nivel de sus reservas es el esfuerzo por lograr la inclusión del yuan en la cartera de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional, la verdadera razón puede ser "el simple deseo de apoyar a sus mercados", lo cual solo es posible si los inversores ven un aumento gradual de las reservas de oro.

¿Dónde están las miles de toneladas de oro que China produjo e importó durante los últimos cinco años?

Para comprobar esta teoría, basta con esperar los siguientes pasos del regulador. "Si a partir de ahora el Banco Central de China habla del crecimiento de sus reservas de oro cada mes, sobre todo en los meses cuando se produzca un fallo del mercado, ya no habrá lugar a dudas", explica el portal.

 

En este caso, prosigue, al cabo de unos meses, "por fin sabremos las reservas de oro reales de China", o por lo menos, "las cifras oficiales deberán de estar más cerca de la realidad".

Además, los analistas piensan que si China hubiera revelado de inmediato unas reservas de 2.000 o de 3.000 toneladas, el mercado del oro podría haber resultado desestabilizado.

 

Finalmente, desde el punto de vista lógico, para el Banco Popular Chino tiene más sentido mostrar solo una parte de sus reservas que informar de una vez sobre la situación real, sobre todo si China tiene la intención de comprar más oro.

¿Dónde está el resto del oro chino?

Tras publicarse el informe del Banco Central de China, Pekín se ha convertido en el quinto país del mundo por posesión de oro. Asimismo, es el mayor productor e importador mundial de este metal, al tiempo que no exporta casi nada.

Teniendo en cuenta todo esto, la pregunta sigue en el aire: ¿dónde están las miles de toneladas de oro que China produjo e importó durante los últimos cinco años?, se pregunta el autor de la publicación.

Según él, una gran parte del metal está en poder de los ciudadanos, quienes intentan comprar oro a la menor oportunidad, especialmente cuando bajan los precios. Algunos creen que los ciudadanos chinos poseen unas 6.000 toneladas de oro.

Además, una gran cantidad del metal podría estar guardada en diferentes bancos, sobre todo en los estatales, y estos volúmenes no estarían incluidos en las reservas.

Tampoco hay que olvidarse de la Corporación de Inversión China (CIC), un fondo soberano que es responsable de la gestión de las reservas de divisas del país, y que administra activos por unos 746.000 millones de dólares, algunos de los cuales podrían ser oro.

Cabe señalar que, para apoyar al yuan, las 1.658 toneladas pueden ser insuficientes, por lo que es probable que a partir de ahora, China incluya cada mes en sus reservas de oro los volúmenes que todavía están en los bancos y otras instituciones privadas, concluye Vestifinance.

El director de Gold Newsletter, Brien Lundin, por su parte, ha señalado que el oro puede no estar en su mínimo absoluto, pero "no está muy lejos de él". No obstante, Lundin también ha destacado que "no se espera que el descenso de los precios se prolongue mucho más o dure un período prolongado".

Predicen que un colapso económico a gran escala sacudirá el mundo este octubre

Dos conocidos analistas financieros pronostican que prácticamente todos los países se verán afectados por una crisis económica a gran escala que tendrá lugar a principios de este octubre.

El controvertido economista estadounidense Martin Armstrong predijo en su momento el desplome de los mercados de valores de todo el mundo en 1987, escribe el portal 'Infowars'.

Desde hace años el especialista advierte de que los Gobiernos de todo el mundo inevitablemente se enfrentarán a una crisis de insolvencia y falta de confianza a partir de este mes de octubre. Armstrong cree que el 1 de octubre va a convertirse en un punto de inflexión para la economía mundial y a partir de ese momento comenzará una transferencia de la confianza de los inversores del sector público y los Gobiernos al sector privado.

 

El experto considera que los grandes capitales invertidos en el sector público en forma de bonos fluirán de la eurozona hacia las bolsas estadounidenses. Así, el economista predice "un enorme mercado alcista" de las acciones del país norteamericano.

Por su parte, otro economista, Larry Edelson, pronostica el colapso de la solvencia de los Gobiernos a partir del 7 de octubre de 2015. Edelson también opina que grandes sumas de inversiones fluirían de la zona euro a EE.UU., lo que conllevará el aumento del valor de las acciones del país.

 

Ambos analistas piensan que el mercado de valores de EE.UU. se disparará mientras que otros se desmoronarán. No obstante, por el efecto dominó el colapso finalmente golpeará también a EE.UU., que afrontará una crisis financiera y el impago de sus deudas.

Expertos revelan qué provocará la ruina de la economía mundial

La economía mundial está a punto de entrar definitivamente en una caída en picado. Los precios de los metales preciosos están en declive y los del petróleo vuelven a batir récords negativos. Al ser estos dos los instrumentos financieros más rentables, los inversores están alarmados.

Las multinacionales del sector primario pierden en capitalización bursátil y en su caída arrastran los índices de las propias bolsas. La coincidencia de las tendencias a la baja en los precios del petróleo y los metales preciosos presagia una crisis financiera de gran escala, cree el experto en macroeconomía y cliodinánica, el expresidente de Kirguistán Askar Akáyev. El Centro de Investigaciones Macroeconómicos de Sberbank, la mayor entidad crediticia de Rusia, comparte esta opinión, dice el diario ruso 'MK'.

"Durante el 2016 no hay que esperar que los precios de petróleo se recuperen hacia una media de 65 dólares por barril", pronostican los analistas del banco. "Teniendo en cuenta el efecto de una desaceleración más profunda en China y la creciente oferta de crudo iraní, el precio medio del petróleo Urals apenas puede llegar a 55 dólares por barril".

El precio del oro está ahora muy cerca de su índice mínimo registrado desde 2010. El año pasado, por primera vez desde 2009, bajaron los precios de la plata (un 0,5%), el paladio (un 1,1%) y el platino (un 1,7%).

Las autoridades de EE.UU. están dispuestas a agravar las consecuencias de la caída del precio del oro y las materias primas para los países con economías en vías de desarrollo elevando la tasa de interés. La primera subida está programada para finales de este año, creen los expertos. Hacia el 2020 el interés de la Reserva Federal puede alcanzar un 3,75%.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS