Libros Recomendados

Fikret Akfırat*

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha articulado la mentira del genocidio armenio. Declaramos claramente que este paso significa la declaración de ataque de Washington contra Turquía. El hecho de que Biden haya llamado al presidente turco Erdoğan un día antes de la declaración, anunciando que "reconocerá el genocidio" debe leerse como el mensaje de Washington a Ankara, que significa "apuntar directamente al gobierno de Erdogan". Estos desarrollos son la señal de que a partir de ahora nada será igual en las relaciones entre Estados Unidos y Turquía.

Contradicción antagónica

Constantemente hacemos hincapié en que los problemas entre Turquía y Estados Unidos no se derivan de diferencias en cuestiones tácticas entre dos aliados. Los problemas entre Turquía y Estados Unidos no son temporales, sino estructurales. Existe una contradicción antagónica entre los intereses de seguridad nacional de Turquía y los intereses de Estados Unidos. Estados Unidos considera la mejora de las relaciones de Turquía con Rusia, Irán, sus vecinos y China, de ahí sus relaciones independientes del sistema atlántico, como la mayor amenaza para sus propios intereses. Para Turquía, por otro lado, frente a las amenazas de Estados Unidos e Israel, no hay otra opción que romper con la Alianza Atlántica y volverse hacia Asia.

Por lo tanto, la necesidad de Turquía no es renunciar al S-400, sino comenzar una nueva cooperación de defensa con Rusia. Fortalecer sus relaciones económicas con China y participar en los proyectos en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta es el rubro ineludible determinado por intereses objetivos. Ser miembro de pleno derecho de la Organización de Cooperación de Shanghai es una opción que fortalecerá la posición de Turquía. Una vez más, la asociación de Astana con Rusia e Irán no puede abandonarse debido a intereses de seguridad nacional. Esta situación también es cierta para Rusia e Irán, que son de manera similar objetivos como Turquía de las amenazas de Estados Unidos.

Paso revolucionario

El desprendimiento de Turquía de la Alianza Atlántica no se compara con la separación de otros países como Bélgica o Noruega, porque la ruptura de Turquía sería un paso revolucionario que genera cambios decisivos no solo en Asia Occidental sino también en el equilibrio mundial. Turquía, hoy un país de tamaño medio entre los países en desarrollo, volverá a romper la cadena de dominación del sistema imperialista, como lo hizo a principios del siglo XX, provocando un impacto aún mayor. Estados Unidos, que amenaza a Turquía, es una potencia en declive hoy. Este hecho también fortalece significativamente la posición de Turquía.

Turquía como país clave

La estrategia estadounidense desde el 11 de septiembre apunta principalmente a evitar el resurgimiento de una alternativa al sistema atlántico. Primero vinieron los dos mandatos de la administración Bush, luego siguieron los dos mandatos de Obama y finalmente llegó Trump. A pesar de las limitadas diferencias, todos implementaron políticas en línea con la misma estrategia principal. Ahora Biden comienza a preparar estas políticas.

Los documentos estadounidenses de seguridad nacional describen a Rusia y China como adversarios estadounidenses. Sin embargo, Turquía es el país clave en esta estrategia. El presidente de Estados Unidos, que pronunció un discurso en la Gran Asamblea Nacional de Turquía en 1999, lo expresó precisamente al enfatizar que “Turquía es la clave de Asia. El siglo XXI se configurará según cómo Turquía defina su propio presente y futuro”.

Instrumento estratégico

En consonancia con esta estrategia, el Proyecto del Gran Oriente Medio se creó y se puso en práctica en 2002. El elemento central de esta estrategia es el establecimiento de un Segundo Israel, denominado "Kurdistán". El objetivo de este proyecto es construir un corredor terrorista partiendo del norte de Irak y pasando por el norte de Siria hasta el Mediterráneo. Se planea entonces fusionar estas piezas gobernadas por Estados Unidos con partes tomadas de Irán y Turquía. En esta estrategia, el PKK es un instrumento estratégico de EE. UU. Estados Unidos ha posicionado al PKK paso a paso de acuerdo con su papel en este proyecto desde la Guerra del Golfo.

El frente principal de la guerra turco-estadounidense.

Los intentos de Estados Unidos sobre la mentira de un genocidio armenio no constituyen un debate histórico. Su principal objetivo es presionar internacionalmente a Turquía para movilizar el derrotismo en el interior y crear presión internacional contra la estrategia de seguridad nacional de Turquía aplicada en Siria, Irak y el Mediterráneo oriental.

Estados Unidos apunta y amenaza a Turquía en muchos frentes, desde el Mediterráneo oriental hasta Siria, desde Irak hasta el Cáucaso. Estas amenazas se convirtieron en un conflicto abierto y armado en el norte de Irak y el norte de Siria. Es por eso que la medida de Turquía para poner fin al PKK por completo, lanzada el 24 de julio de 2015, es de importancia crítica. Las operaciones de Euphrates Shield, Olive Branch, Peace Spring, Claw, Claw Eagle son el resultado de la determinación armada de Turquía en este frente que dio resultados.

La Operación Claw Thunderbolt, que comenzó al mismo tiempo que Biden se preparaba para anunciar su aceptación de la mentira del genocidio armenio, debe entenderse como una expresión de la resolución para acabar con el PKK.

Turquía ha estado atacando ahora en el frente principal de la guerra. Cabe señalar el siguiente énfasis en la declaración del presidente Erdogan sobre la operación: “Nuestro objetivo es eliminar por completo la presencia terrorista que se intenta crear en nuestras fronteras sur y eliminar las amenazas contra nuestro país. Estamos decididos a erradicar el terrorismo y salvar completamente a nuestros ciudadanos del flagelo del terrorismo. Las exitosas operaciones de nuestro heroico ejército, que ahora ha vuelto su rumbo hacia el centro del terrorismo, indican que nos acercamos a este objetivo”.

También son importantes las declaraciones en la conferencia de prensa celebrada por Erdogan después de la reunión de gobierno de que “así como liberamos completamente nuestras fronteras de Irak y Siria del acoso de organizaciones terroristas, nunca permitiremos ninguna formación terrorista más allá de nuestras fronteras” ...

En los próximos días, los nuevos ataques del poder revolucionario del ejército turco se producirán en el frente principal de la guerra entre Turquía y Estados Unidos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS