Libros Recomendados

alt

EL CAIRO (Sputnik) — Los separatistas del Consejo de Transición del sur de Yemen que se apoderaron de la ciudad de Adén crearán una administración provisional en el sur del país, afirmó a Sputnik uno de los dirigentes de la formación NasserKhabaji.

"El sur de Yemen será independiente, avanzamos hacia ello", dijo Khabaji al añadir que en un futuro una "administración provisional nacional gobernará en el sur de Yemen".

Según Khabaji, el Consejo de Transición del sur de Yemen llama a "restablecer la independencia del Estado de Yemen del Sur".

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente legítimo, AbdoRabuMansurHadi, y los rebeldes hutíes. Después de que los hutíes ocuparan Saná, capital de Yemen, el Gobierno se trasladó a la importante ciudad portuaria de Adén.

En 2017, en Adén fue creado paralelamente el separatista Consejo de Transición del Yemen del Sur, encabezado por el exgobernador de la provincia de Adén, AidarusZoubaidi.

El 7 de agosto comenzaron los enfrentamientos entre las fuerzas del presidente legítimo, AbdoRabuMansurHadi, y las fuerzas del Consejo de Transición, que cobraron la vida de al menos 40 personas y otras 260 resultaron heridas.

Irán alerta contra complot saudí-emiratí para desintegrar a Yemen

El Ministerio de Exteriores de Irán ha alertado este miércoles que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) traman un nuevo complot para desintegrar Yemen.

“La coalición de agresores saudíes y emiratíes, acompañada por sus mercenarios, busca desintegrar Yemen en el marco de un complot sospechoso, tramado después de no haber podido socavar la voluntad del pueblo (yemení)”, ha denunciado el portavoz de la Cancillería de Irán, SeyedAbásMusavi.

Arabia Saudí y EAU, ha remarcado Musavi, “incluso contando con armas avanzadas y cometiendo numerosas matanzas y destrucciones en cinco años”, han fracasado ante la “moral de resistencia“ del pueblo yemení.

Ante estas agresiones, el vocero persa afirma que la República Islámica seguirá apoyando a “un solo Yemen” y considera que el resguardo de la integridad del país es “responsabilidad conjunta de todo su pueblo”.

Irán espera que se desarrollen los diálogos yemeníes-yemeníes para superar los problemas y formar un gobierno integral en este país árabe, una vez que se detenga la campaña de agresión saudí-emiratí, agrega Musavi.

Yemen desde 2015 es objeto de bombardeos y un bloqueo por parte de Arabia Saudí y sus socios árabes que han causado más de 91 000 muertes en Yemen. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha calculado que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 233 000 para finales de 2019.

Las autoridades iraníes, en un sinfín de ocasiones, han urgido a poner fin lo más rápido posible a los ataques y el cerco en Yemen, puesto que son dos factores que empeoran la crítica situación humanitaria que viven los yemeníes.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en una reunión mantenida el martes con una delegación del movimiento popular Ansarolá, llamó a los yemeníes a resistir ante los intentos para dividir su país.

El ayatolá Jamenei, del mismo modo, condenó el silencio del Occidente ante los crímenes en Yemen y aseveró que “solo con la resistencia y la fe se puede contrarrestar a los criminales”.

¿Cómo los yemeníes han cambiado el equilibrio de la guerra?

El Ejército de Yemen y las fuerzas del movimiento popular Ansarolá empezaron el pasado mayo ciertos ataques de represalia contra las posiciones saudíes.

Desde entonces, han logrado destruir muchas instalaciones vitales en Arabia Saudí, así como centros militares o aeropuertos. Además, han podido avanzar en las localidades controladas por las fuerzas apoyadas por Riad dentro de Yemen.

En el presente vídeo, hemos ofrecido el número de ofensivas infligidas por las fuerzas aéreas u otras unidades militares de Yemen, según los datos del portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general de brigada Yahia Sari.

En este mes de agosto, las fuerzas yemeníes han intensificado aún más sus operaciones haciéndose con el control de decenas de posiciones de las fuerzas apoyadas por la monarquía árabe.

Al mismo tiempo, Arabia Saudí sigue efectuando sus ataques contra Al-Hudayda, violando la tregua pactada en Suecia en diciembre pasado con la mediación de la ONU, y otras partes de Yemen.

Sus ataques están alargando aún más la cifra de civiles muertos, heridos, desplazados o desaparecidos desde el inicio de la agresión en 2015. Además, se ha agravado la crisis humanitaria en Yemen con más epidemias y problemas como la hambruna.

VIDEO

El hundimiento saudí en Yemen

Se trata de un nuevo y grave fracaso de Riad en Yemen, donde la coalición de cinco años de antigüedad liderada por Arabia Saudí se ha hundido como un castillo de naipes en Adén, donde 90.000 separatistas sudistas, apoyados por los Emiratos Árabes Unidos, han lanzado un ataque contra centenares de miembros de la “guardia presidencial” del ex presidente AdelRabboMansurHadi, infligiéndoles un balance de 40 muertos y 260 heridos. El ministro del Interior de Hadi lo ha reconocido: “Abu Dhabi nos ha cortado la cabeza y Riad ha mirado hacia otro lado mientras lo hacía”.

En realidad, Arabia Saudí no tenía ninguna opción. La eliminación del gobierno de Hadi en Adén significa que este no controla ahora ninguna de las dos principales ciudades de Yemen (La capital, Sanaa, está bajo el control de Ansarulá y las autoridades que apoya). Esto significa que el gobierno de Hadi, por el cual Mohammed bin Salman lanzó su criminal guerra hace cinco años, carece de cualquier poder real y cualquier legitimidad a ojos de la mayoría de los yemeníes.

Estos enfrentamientos y divisiones dentro de la coalición, o lo que queda de ella, tiene un claro ganador: la fuerza patriótica que actúa en Yemen, es decir, Ansarulá. Arabia Saudí, que lucha ahora para impedir el hundimiento de sus posiciones en el sur de su territorio, no está ahora en condiciones de luchar en el territorio de Yemen frente a unas tropas disciplinadas y capaces, en un momento además de enfrentamientos entre los mercenarios de Hadi y los separatistas del Sur.

La crisis de Adén, donde las fuerzas del Consejo de Transición del Sur han expulsado a las fuerzas pro-Riad de la sede del ex presidente Hadi, ha expandido el campo de acción de Ansarulá no solo en Yemen, sino también en las provincias saudíes de Asir, Nayran y Yizan, donde las fuerzas yemeníes no cesan de lanzar ataques contra las bases militares y aeropuertos de los agresores. En su última operación, la unidad balística del Ejército y Ansarulá ha lanzado cuatro misiles balísticos contra la región de Abwab al Hadid, en la provincia de Asir, según indicó una fuente yemení.

Según el canal Al Mayadin, los ataques cotidianos con misiles y drones han erosionado la potencia y moral del Ejército saudí. Bases enteras se han vaciado y las deserciones se multiplican incluso en el seno de los mercenarios sudaneses, que sienten que el fin de la guerra está próximo.

“La hora de las grandes concesiones ha sonado para Riad. Tras cinco años de crímenes contra la población yemení, que ha dado prueba de una resistencia heroica y ejemplar, la Arabia de los Salman ha perdido Adén. Un escenario donde Ansarulá domina el Norte de Yemen y el Consejo de Transición del Sur domina el Sur y Este del país se impone. Para evitar incluso un desmembramiento de la propia Arabia Saudí, Riad no tendrá más remedio que picar a la puerta de su enemigo jurado, Ansarulá”, señala SadallahZarei, analista de cuestiones de la región.

Por su parte, el periodista marroquí Hussein Majdoubi escribió en el periódico Al Quds Al Arabi que el objetivo de Riad ya no es ganar la guerra contra Ansarulá, lo cual es ya imposible.

“Arabia Saudí busca ahora solo reducir los ataques de Ansarulá, que se han convertido en mortales en la hora actual. Al mismo tiempo, los medios saudíes han cambiado su línea de insultos y ataques verbales contra Irán y se preparan para una etapa marcada por el establecimiento de negociaciones con ese país”.

“En Yemen, Ansarulá domina la situación mientras que Irán, gracias a su resistencia frente a los planes norteamericanos y británicos, se ha convertido en una potencia regional en el sentido pleno de la palabra… Esto ha llevado a Arabia Saudí a optar por una política de concesiones hacia Irán. Los Emiratos Árabes Unidos, por su parte, han aprendido la lección y han comenzado su retirada de Yemen, lo que abrirá la puerta de salida para Riad”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente