alt

The Saker

Desde hace semanas he estado recibiendo correos de pánico de parte de los lectores preguntándome si EU habría desarrollado una tecnología especial llamada “super-fuses” la cual le permitiría llevar a cabo un primer ataque (preventivo) de desarme en contra de Rusia. En combinación con las super-fuses se mencionó también una supuesta falta por parte de Rusia de un sistema infrarojo de alerta temprana en el espacio, lo que le daría a los Rusos un menor tiempo de reacción ante un posible ataque nuclear estadounidense.

Si bien todo esto está basado en hechos, el reporte original ya de por sí engaña al lector con el título: “Como la modernización de las fuerzas nucleares estadounidenses esta socavando la estabilidad estratégica: Las “super-fuzes” compensadas por altura de estallido” y dándole varias conclusiones sin fundamento. Además, el reporte original fue luego discutido por muchos observadores que simplemente no tienen la experticia para entender que significan los hechos mencionados en el reporte. Luego las múltiples fuentes comenzaron a citarse unas a otras y eventualmente todos esto resultó en una alarma sin ninguna base por las “super-fuses”. Vamos a tratar de darle algo de sentido a todo esto.

Entendiendo los ataques nucleares y sus objetivos

Para entender que es lo que realmente ha sucedido necesitamos primero definir un par de términos cruciales:

Capacidad para destruir objetivos difíciles: esta se refiere a la capacidad de un misil para destruir objetivos fuertemente protegidos como un silo de misiles o un puesto de comando subterráneos.

Capacidad para destruir objetivos fáciles: la capacidad para destruir objetivos con poca o ninguna protección.

Ataque de contrafuerza: este se refiere a un ataque a las capacidades militares del enemigo.

Ataque de contravalor: este se refiere a un ataque a activos no militares tales como ciudades.

Dado que los silos de misiles nucleares y los puestos de comando están bien protegidos y resguardados bajo tierra, solo los misiles con capacidad para destruir objetivos difíciles (HTK, por sus siglas en inglés) pueden ejecutar un ataque de contrafuerza. Los sistemas con capacidad para destruir objetivos fáciles (STK, por sus siglas en inglés) son vistos por lo tanto como la última capacidad de retaliación al atacar ciudades enemigas. Aquí la idea crucial es que las capacidades para HTK no es función del poder explosivo, sino de la precisión. Si, en teoría, un arma enormemente poderosa puede compensar en cierto grado una falta de precisión, pero en realidad tanto Estados Unidos (EU) como la URSS/Rusia han entendido desde hace mucho tiempo que la verdadera clave para los HTK es la precisión.

Durante la Guerra Fría, los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) eran más precisos que los misiles balísticos lanzados desde submarinos (SLBM, por sus siglas en inglés) simplemente porque apuntar desde una superficie y desde una posición fija era mucho más fácil que apuntar desde el interior de un submarino sumergido y en movimiento. Los estadounidenses fueron los primeros en desplegar SLBMs con capacidad para HTK con su Trident D-5. Los rusos han adquirido esa capacidad muy recientemente (con su SLBM R-29RMU Sineva).

De acuerdo al Boletín de Científicos Atómicos a penas hace una década solo el 20% de las SLBMs estadounidenses tenían capacidades para HTK. Ahora con la “super-fuse” el 100% de las SLBMs estadounidenses tienen capacidad para HTK. Lo que hacen estas super-fuses es medir con mucha precisión la altitud óptima a la cual detonar compensando parcialmente la falta de precisión de un arma sin capacidad para HTK. Para acortar una historia larga, estas super-fuses dan a todas las SLBMs estadounidenses capacidad para HTKs.

¿Eso importa?

Si y no. Lo que eso significa en el papel es que los EU acaban de beneficiarse con un masivo incremento en el numero de misiles estadounidenses con capacidad para HTK. En consecuencia, los EU tienen ahora una fuerza de misiles mucho más grande con capacidad para ejecutar ataques de contrafuerza para desarme. En realidad, sin embargo, las cosas son más complicadas que eso.

Entendiendo los ataques de contrafuerza

Ejecutar un ataque de contrafuerza de desarme contra la URSS y, luego, contra Rusia ha sido un viejo sueño estadounidense. ¿Recuerdan el programa “Star Wars” de Reagan? La idea detrás de él era simple: desarrollar la capacidad para interceptar las suficientes ojivas nucleares que vinieran del lado Soviético para proteger a EU de un contra ataque de retaliación por parte de los Soviéticos. Sería algo así: destruye, por decir, 70% de los ICBM/SLBMs Soviéticos e intercepta el 30% antes de que alcancen los EU. Esto era un sin sentido tanto tecnológico (la tecnología no existía) como estratégico (solo unos pocos misiles soviéticos que se “filtraran” podrían desaparecer ciudades estadounidenses enteras, ¿quién asumiría ese riesgo?). El más reciente despliegue por parte de EU de sistemas de misiles antibalísticos en Europa tiene exactamente el mismo propósito – proteger a los EU de un contra ataque de retaliación. Sin entrar en complicadas discusiones técnicas, digamos que en este momento, este sistema no protegería a EU de nada. Pero en el futuro, podríamos imaginar este escenario:

  1. Los Estados Unidos y Rusia acuerdan recortar sus fuerzas nucleares estratégicas, reduciendo dramáticamente con esto el numero total de SLBM/ICBMs rusas.
  2. Los EU despliegan alrededor de Rusia sus sistemas antibalísticos los cuales pueden interceptar y destruir los misiles rusos en la primera fase de su vuelo hacia los EU.
  3. Los EU despliegan también un número de sistemas en el espacio o alrededor de EU para interceptar cualquier ojiva rusa que entre.
  4. Los EU teniendo una fuerza muy grande de misiles con capacidad para HTK ejecuta un ataque de contrafuerza destruyendo 90% (o cerca) de las capacidades rusas y el resto son destruidas durante su vuelo.

Este es el sueño. Nunca funcionará. Aquí el por qué:

  1. Los rusos no accederán a una reducción en sus fuerzas estratégicas nucleares.
  2. Los rusos ya han desarrollado las capacidades para destruir el ya desplegado sistema antibalístico estadounidense en Europa
  3. Las ojivas y los misiles rusos ahora son maniobrables y pueden usar cualquier trayectoria, incluso sobre el Polo Sur, para alcanzar los EU. Los nuevos misiles rusos tienen una primera etapa de aceleración más corta y rápida lo que los hace más difíciles de interceptar.
  4. La dependencia de Rusia de los misiles balísticos será reemplazada gradualmente con misiles estratégicos de crucero (de largo alcance) (más sobre esto después).
  5. Este escenario asume erróneamente que los EU sabrán donde estarán los submarinos con SLBMs rusos al momento de hacer el lanzamiento y que serán capaces de interceptarlos (más sobre esto después).
  6. Este escenario ignora completamente los ICBMs Rusos móviles, los de carretera y por tren (más sobre esto después).

Entendiendo las MIRVs

Antes de explicar los puntos 4, 5 y 6 de arriba, necesito mencionar otro hecho importante: un misil puede llevar una o múltiples ojivas (hasta 12 y más). Cuando un misil transporta varias ojivas que pueden tener objetivos independientes se le llama “vehículo de re entrada de objetivos independientes múltiples” o MIRVs por sus siglas en inglés.

Las MIRVs son importantes por múltiples razones. Primero, un único misil con 10 ojivas puede, en teoría destruir 10 objetivos diferentes. De forma alterna, un único misil puede transportar, por ejemplo 3-4 ojivas reales y 6-7 señuelos. En términos prácticos lo que parece un misil en despegue puede convertirse en 5 ojivas reales, todas apuntadas a diferentes objetivos y otros 5 señuelos diseñados para hacer más difícil la intercepción. Las MIRVs, sin embargo, presentan también un gran problema: son objetivos muy lucrativos. Si con una de “mis” ojivas nucleares puedo destruir una de “tus” misiles MIRVs, yo pierdo una ojiva pero tu pierdes 10. Esta es una de las razones por las que los EU esta alejándose de los ICBMs con MIRVs basados en tierra.

La consideración importante en esto es que Rusia tiene un número de opciones posibles para escoger, desde donde y cuantos de sus misiles serán MIRV es imposible de predecir. Además, todas las SLBMs Rusas y Estadounidenses seguirán siendo MIRVs en el futuro previsible (des MIRVzar SLBMs no tiene sentido, en serio, ya que todo submarino que transporta misiles nucleares (o SSBN por sus siglas en inglés) es por definición una plataforma de lanzamiento gigante de MIRVs.

En contraste con los misiles MIRV, los de ojiva única son objetivos muy malos para tratar de destruirlos usando armas nucleares: incluso si “mi” misil destruye el “tuyo” ambos perdemos un misil ¿Cuál es el punto? Peor, si tengo que usar dos de los “míos” para asegurarme de que el “tuyo” sea realmente destruido, mi ataque resultará en el uso de dos de mis ojivas por solo una de las tuyas. Eso no tiene ningún sentido.

Finalmente, en un ataques de retaliación de contravalor, los ICBM/SLBM MIRV son una amenaza formidable: solo un SLBM R-30 Bulava (SS-N-30) o un ICBM R-36 Voevoda (SS-18) puede destruir diez ciudades Estadounidenses ¿Vale la pena tomar ese riesgo? Digamos que EU fallara en destruir un solo SSBN clase Borei -en teoría esto podría significar que este único SSBN podría destruir hasta 200 ciudades estadounidenses (20 SLMBs con 10 MIRVs cada uno) ¿Qué tan riesgoso es eso?

Poniendo en contraste la triada nuclear Rusa y Estadounidense

Las armas nucleares estratégicas pueden ser desplegadas en tierra, en los océanos o lanzadas desde aviones. A esto se le llama “triada nuclear”. No discutiré la parte basada la aviación de las triadas Rusa y Estadounidense, ya que ellas no impactan significativamente el panorama general y por que en general son comparables. Los sistemas basados en tierra y mar y sus estrategias delineantes no podrían ser más diferentes. En el mar Estados Unidos ha tenido capacidades para HTK por muchos años y los EU decidió mantener la mayor parte de su arsenal nuclear en SSBNs. En contraste, los rusos eligieron desarrollar misiles balísticos intercontinentales con movilidad por tierra. El primero fue el RT-2PM Topol (SS-25) desplegado en 1985, seguido por el T-2PM2 «Topol-M» (SS-27) desplegado en 1997 y el revolucionario RT-24 Yars o Topol’-MR (SS-29) desplegado en 2010 (Estados Unidos considero desplegar misiles estratégicos con movilidad en tierra, pero nunca tuvo éxito en desarrollar la tecnología).

Los rusos han desplegado también misiles con movilidad en tren llamados RT-23 Molodets (SS-24) y están cerca de desplegar una nueva versión llamada RS-27 Barguzin (SS-31?). Así es como lucen:

alt

ICBM Rusas con movilidad en tierra y tren

Los SSBNs y los misiles con movilidad por carretera o tren tienen dos cosas en común: son móviles y se basan en ocultarse para sobrevivir ya que ninguna de ellas puede esperar sobrevivir. Los SSBNs se esconden en las profundidades del océano, las lanzaderas de misiles con movilidad por carretera conducen a lo largo del inmenso territorio ruso y pueden esconderse, literalmente, en cualquier bosque. En cuanto a los misiles con movilidad en tren, estos pueden esconderse al ser completamente indistinguibles de cualquier otro tren en la basta red de ferrocarriles rusos (incluso desde cerca es imposible decir si lo que estas viendo es un tren de carga o un tren especial de lanzamiento de misiles). Para destruir esos sistemas, la precisión es absolutamente insuficiente: necesitas encontrarlos y necesitas encontrarlos antes de que disparen sus misiles. Y eso es, desde todo punto de vista, casi imposible.

A la Marina Rusa le gusta mantener sus SSBNs bajo el hielo polar o en los llamados “bastiones” tales como el Mar de Okhotsk. Si bien estas no son realmente “zonas de exclusión” para los submarinos de ataque (SSN por sus siglas en inglés) estadounidenses estas son áreas extremadamente peligrosas donde la Marina Rusa tiene una enorme ventaja sobre los EU (simplemente porque los submarinos de ataque estadounidenses no pueden contar con navíos o aviones de apoyo). La marina estadounidense tiene algunos de los mejores submarinos del planeta y unas tripulaciones soberbiamente entrenadas, pero encuentro la idea, de que los SSNs estadounidenses pudieran encontrar y destruir todos los SSBNs antes de que estos últimos puedan hacer un lanzamiento, en extremo improbable.

En cuanto a los misiles basados en tierra con movilidad por carretera o tren, estos están protegidos por las Defensas Aéreas Rusas que son las más avanzadas en el planeta, no el tipo de espacio aéreo al que los Estados Unidos les gustaría enviar sus bombarderos B-53, B-1 o B-2. Pero más importante aún, estos misiles están completamente ocultos así que incluso si los EU pudiera de alguna manera destruirlos, fallaría en encontrar suficientes de ellos para hacer de un primer ataque de desarme una opción viable. De paso, el RS-24 tiene cuatro MIRVs (eso son 4 ciudades estadounidenses) mientras que el RS-27 tendrá entre 10 y 16 (eso son otras 10 a 16 ciudades estadounidenses vaporizadas).

Un vistazo a la geografía y los misiles de crucero

Finalmente, echemos un vistazo a la geografía y los misiles de crucero. Dos misiles de crucero ruso son especialmente importantes para nosotros: el Kh-102 y el 3M-14K(?):

 

KH-102

3M-14K

Range:

5500km

2600km

Launcher:

Strategic bomber

Aircraft, ship, container

Warhead:

Nuclear 450kt

Nuclear (unknown)

Lo que es importante con estos dos misiles de crucero es que el KH-102 tiene un enorme rango y que el KM-14K puede ser disparado desde aviones, barcos e incluso contenedores. Echen un vistazo a este vídeo que muestra las capacidades de este misil:

Ahora consideren donde están localizadas la mayor parte de las ciudades estadounidenses y el hecho de que EU no tiene defensas aéreas de ningún tipo protegiéndolas. Un bombardero estratégico ruso podría atacar cualquier ciudad de la Costa Oeste desde mitad del Océano Pacífico. En cuanto a los submarinos rusos, podrían atacar cualquier ciudad estadounidense desde mitad del Océano Atlántico. Finalmente los rusos podrían ocultar un número indeterminado de misiles de crucero en barcos con apariencia de cargueros (de bandera Rusa o, en todo caso, de otra bandera) y simplemente navegar hasta las proximidades de la costa estadounidense e iniciar un bombardeo de misiles de crucero.

¿Qué tanto tiempo de reacción le daría al gobierno de EU tal bombardeo?

Entendiendo el tiempo de reacción

Es cierto que los sistemas de alerta temprana en el espacio tanto Soviéticos como Rusos están en mala forma. ¿Pero sabían que China nunca se ha preocupado por desarrollar tal sistema en el espacio? Así que, ¿qué es lo que está mal con los chinos, son estúpidos, tecnológicamente atrasados o saben algo que nosotros no?

La respuesta a esa pregunta necesitamos verla en las opciones que enfrenta un país bajo ataque nuclear con misiles. La primera opción es llamada “lanzamiento bajo alarma”: ves venir los misiles y presionas el “botón rojo” (teclas en realidad) para lanzar tus propios misiles. A esto se refieren a veces como “úsalos o piérdelos”. La próxima opción es “lanzamiento en ataque”: lanzas todo lo que tienes tan pronto como se confirme un ataque nuclear en tu territorio. Y finalmente esta la “retaliación tras aguante”: absorbes todo lo que tu enemigo te dispara, luego tomas la decisión de contra golpear. Lo que es obvio es que China ha adoptado, ya sea por decisión política o debido a limitaciones en sus capacidades espaciales, o la opción de “lanzamiento en ataque” o una “retaliación tras aguante”. Esto es especialmente interesante ya que China posee relativamente pocas ojivas nucleares e incluso menos ICMBs de verdadero largo alcance.

alt

 

Contrasten eso con los rusos, quienes recientemente confirmaron que desde hace ya tiempo han tenido un “sistema de mano muerta” llamado “Perimetr” el cual comprueba automáticamente que ha ocurrido un ataque nuclear y automáticamente lanza un contra ataque. Esa sería una postura de “lanzamiento en ataque”, pero es posible que Rusia también tenga una doble postura: intente tener la capacidad para lanzar bajo alarma, pero se doble asegure con una capacidad automática de “mano muerta” para hacer un “lanzamiento en ataque”.

Observen esta estimación de las cantidades a nivel mundial de las ojivas nucleares estratégicas: Mientras a China se le acreditan solo 260 ojivas, Rusia sigue teniendo unas asombrosas 7.000 ojivas. Y un sistema de “mano muerta”. Y aún así China se siente los suficientemente confiada como para anunciar una política de “no usar primero”. ¿Cómo pueden decir eso sin un sistema en el espacio con la capacidad de detectar lanzamientos de misiles nucleares?

Muchos dirán que los Chinos quisieran tener más ojivas nucleares y un sistema espacial con capacidad de detectar lanzamiento de misiles nucleares, pero sus actuales medios financieros y tecnológicos no se lo permiten. Tal vez. Pero lo que supongo es que ellos entienden que incluso su pequeña fuerza representa un disuasivo suficientemente bueno para cualquier potencial agresor. Y ellos podrían tener un buen punto.

Déjenme preguntarles esto: ¿cuántos generales y políticos estadounidenses estarían dispuestos a sacrificar solo una de las grandes ciudades estadounidenses con el objetivo de desarmar a China o Rusia? Algunos probablemente estarían dispuestos. Pero con seguridad espero que la mayoría entienda que el riesgo siempre seguiría siendo enorme.

Por algo, la guerra nuclear moderna se ha puesto en “práctica”, hasta ahora, solo en papel y con computadoras (¡y gracias a Dios por eso!). Así que nadie sabe *en realidad* como se desarrollaría una guerra nuclear. Lo único que es cierto es que solo las consecuencias políticas y económicas serían catastróficas y totalmente impredecibles. Es más, sigue estando muy poco claro como tal guerra podría ser detenida excepto con la total destrucción de uno de los bandos. La llamada “desescalación” es un concepto fascinante, pero hasta ahora nadie se lo ha figurado. Finalmente, estoy personalmente convencido que tanto los EU como Rusia tienen armas nucleares con capacidad de supervivencia más que suficientes como para verdaderamente decidir aguantar un ataque enemigo a gran escala. Este es uno de los grandes asuntos que muchos de los bien intencionados pacifistas nunca entendieron: es bueno que “Estados Unidos y Rusia tengan los medios para destruir el mundo entero diez veces” simplemente porque, aunque un bando logre destruir, digamos, 95% de las fuerzas nucleares rusas o estadounidenses, el 5% restante sería más que suficiente para pulverizar al lado atacante en un devastador ataque de contravalor. Si Rusia y los EU tuvieran, por ejemplo solo 10 ojivas nucleares entonces la tentación de destruirlas sería mucho mayor.

Esto es aterrorizante e incluso enfermo, pero tener un montón de armas es más seguro que tener unas pocas desde el punto de vista de la “estabilidad para un primer ataque”. Si, vivimos en un mundo demente.

Hay que considerar que en tiempos de crisis tanto los EU como Rusia moilizarían sus bombarderos estratégicos para mantenerlos en el aire, reabasteciéndolos cuando sea necesario, por el tiempo que sea necesario para evitar que sean destruidos en tierra. Así que incluso si los Estados Unidos destruyeran TODOS los ICBM/SLBMs rusos, habría un buen número de bombarderos estratégicos patrullando en ciertas zonas a los que se les podría dar la orden de disparar. Y aquí llegamos a un último concepto crucial:

Los ataques de contrafuerza requieren una gran cantidad de ojivas con capacidad para HTK. Las estimadas por ambos bandos se mantienen en secreto, por supuesto, pero estamos hablando de más de 1000 objetivos de cada lado en lista, si no ya identificados. Pero un ataque de contravalor requeriría mucho menos, los EU tienen solo 10 ciudades con mas de un millón de personas. Rusia tiene solo 12. Y, recuerden, en teoría una ojiva es suficiente para una ciudad (eso no es verdad, pero para propósitos prácticos si). Solo observen lo que el 9/11 le hizo a los EU e imaginen, por ejemplo, que “solo” Manhattan sea bombardeada. Pueden imaginar fácilmente las consecuencias.

Conculsión 1: las super-fuses realmente no son del todo super

La alarma por las super-fuses es tan exagerada que es casi una leyenda urbana. El hecho es que aunque todas las SLBMs estadounidenses tengan capacidad para HTK y aunque Rusia no tenga un sistema funcional en el espacio con capacidad para detectar lanzamiento de misiles (está trabajando en uno nuevo, en todo caso), esto no afecta en ninguna manera el hecho fundamental de que no hay nada, nada en absoluto, con que pudieran salir los EU con lo que puedan prevenir que Rusia desaparezca a los Estados Unidos en un ataque de retaliación.

La verdad es que desde principios de los 80’s los especialistas soviéticos (Mariscal Ogarkov) y estadounidenses llegaron a la conclusión de que una guerra nuclear es inganable. En los últimos 30 años dos cosas han cambiado dramáticamente la naturaleza del juego: primero, un número cada vez mayor de armas convencionales se han vuelto, en sus efectos, comparables a las armas nucleares pequeñas y los misiles de crucero se han vuelto inmensamente mas capaces. La tendencia hoy es a los misiles de crucero hipersónicos de largo alcance con baja sección de radar (sigilo) y ojivas ICBMs con maniobrabilidad lo que las hará más difíciles de detectar e interceptar. Solo piensen en esto: si los rusos dispararan una lluvia de misiles de crucero a por ejemplo, 100 Km de la costa estadounidense, ¿qué tiempo de reaccione tendrán los EU? Digamos que estos misiles de baja sección de radar iniciaran su vuelo a mediana altitud, siendo para propósitos prácticos invisibles al radar, infrarojo, e incluso el sonido, luego descendieran por debajo de 3-5 m sobre el Atlántico y luego aceleren a velocidad de Mach 2 o Mach 3. Por supuesto se harían visibles al radar una vez cruzaran el horizonte, pero el tiempo restante de reacción se mediría en segundos no minutos. Además, ¿qué tipo de sistema de armas podría detener misiles de ese tipo? Tal vez el tipo de defensa presente alrededor de los porta aviones estadounidenses (tal vez), pero simplemente no hay nada como eso a lo largo de la costa de los EU.

En cuanto a las ojivas de misiles balísiticos, todos los sistemas antibalísticos actuales y previsibles se basan en cálculos para una ojiva no maniobrable. Una vez que la ojiva comienza a dar giros y zig-zags, la capacidad de computo necesaria para interceptarlas se hace exponencialmente mayor. Algunos misiles rusos, como los R-30 Bulava, pueden maniobrar incluso durante su etapa inicial de despegue, haciendo más difícil estimar su trayectoria (y más difícil de interceptar).

La verdad es que en el futuro previsible los sistemas ABM serán más costosos y difíciles de construir que los misiles para derrotarlos. Tengan en mente también que el propio misil ABM es mucho, mucho mas costoso que una ojiva. Francamente, siempre he sospechado que la obsesión estadounidense con varios tipos de tecnologías de ABM es más sobre darle dinero al Complejo Militar Industrial y, en el mejor de los casos, desarrollar nuevas tecnologías útiles en otros ámbitos.

Conclusión 2: el sistema de disuasión nuclear continua estable, muy estable

A finales de la Segunda Guerra Mundial, los aliados de la Unión Soviética, movidos por su tradicional amor por Rusia, procedieron inmediatamente a planificar una guerra convencional y nuclear contra la Unión Soviética (vean la Operación Impensable o la Operación Dropshot). Ninguno de estos planes fue ejecutado, los líderes occidentales probablemente eran lo suficientemente racionales como para no desear iniciar un guerra a gran escala con las fuerzas armadas que habían destruido casi el 80% de la máquina de guerra Nazi. Lo que es cierto, sin embargo, es que ambos lados entendían completamente que la presencia de armas nucleares cambiaba profundamente la naturaleza de la guerra y que el mundo nunca sería de nuevo el mismo: por primera vez en la historia toda la humanidad enfrentaba una verdadera amenaza existencial. Como resultado directo de esa conclusión, se dieron inmensas sumas de dinero a la gente más brillante del planeta para atacar el asunto de la guerra nuclear y la disuación. Este enorme esfuerzo dio como resultado un sistema impresionantemente redundante, multidimensional y sofisticado que no puede ser subvertido por ningún avance tecnológico. Hay TANTA redundancia y seguridad integrada en las fuerzas nucleares estratégicas Rusas y Estadounidenses que un primer ataque de desarme es casi imposible, incluso haciendo las más improbables y extravagantes asunciones dándole a un lado todas las ventajas y al otro todas las desventajas. Para la mayoría de la gente es muy difícil entender un sistema de tal capacidad de hiper-sobrevivencia, pero tanto los EU como Rusia han hecho cientos e incluso miles de simulaciones avanzadas de intercambios nucleares, gastado horas incontables y millones de dolares intentando encontrar un punto débil en el sistema del otro, y todas las veces el resultado ha sido el mismo: siempre existe lo suficiente como para infligir un contra ataque en retaliación absolutamente cataclísmico.

Conclusión 3: el peligro real para nuestro futuro común

El verdadero peligro para nuestro planeta no viene de un repentino adelanto tecnológico que pudiera hacer segura una guerra nuclear, sino de las mentes dementes de los Neoconservadores estadounidenses que creen que pueden poner de rodillas a Rusia con el “juego nuclear del gallina”. Estos neoconservadores aparentemente se han convencido a si mismos que al hacer las amenazas convencionales a Rusia, tales como imponer unilateralmente zonas de exclusión aérea sobre Siria, no nos coloca más cerca de una confrontación nuclear. Si lo hace.

Los Neocon aman vejar a las Naciones Unidas en general, y al poder de veto de los Cinco Permanentes (P5) en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero aparentemente han olvidado la razón por la que en primer lugar fue creado este veto: hacer ilegal cualquier acción que pudiera iniciar una guerra nuclear. Por supuesto esto asume que a todos los P5 les importa el derecho internacional. Ahora que Estdos Unidos claramente se ha convertido en un estado forajido cuyo desprecio por el derecho internacional es total, no queda mecanismo legal para detener a los Estados Unidos de cometer acciones que pongan en peligro el futuro de la humanidad. Es esto lo que realmente asusta, no las “super-fuses”

Lo que hoy estamos enfrentando es a un estado forajido con capacidad nuclear gobernado por individuos dementes quienes, inmersos en una cultura de superioridad racial, total impunidad y arrogancia imperial, están tratando constantemente de llevarnos más cerca de una guerra nuclear. A esta gente no la contiene nada, ni la moral, ni el derecho internacional, no siquiera el sentido común o la lógica básica. En verdad, estamos tratando con un culto mesiánico tan enfermo como los de Jim Jones o Adolf Hitler, y como todo demente ególatra creen profundamente en su invulnerabilidad.

Este es el gran pecado del llamado “Mundo occidental” haber permitido que estos dementes tomaran el control con poca o ninguna resistencia y que ahora a casi toda la sociedad occidental le falte el coraje para incluso admitir que se rindió a lo que solo puedo llamar un culto satánico. Las palabras proféticas de Alexander Solzhenitsyn pronunciadas en 1978 se han materializado completamente:

Una decadencia en el coraje puede ser la características más chocante que un observador externo nota en el Occidente de hoy. El Mundo Occidental a perdido su coraje cívico, a nivel individual y como un todo, en cada país, en cada gobierno, en cada partido político, y por supuesto, en las Naciones Unidas. Tal decline en el coraje es particularmente notable entre las élites gobernantes e intelectuales, dando la impresión de una pérdida de coraje por parte de toda la sociedad. Hay muchas personas valientes, pero no tienen una influencia determinante en la vida pública (Discurso en la Universidad de Harvard, 1978).

Cinco años después, Solzhenitsyn nos volvió a advertir al decir,

A las desacertadas esperanzas de los últimos dos siglos, que nos han reducido a la insignificancia y nos han traído al borde de la muerte nuclear y no nuclear, solo podemos proponer buscar con determinación la mano cálida de Dios, la cual hemos rechazado tan confiada y precipitadamente. Solo de esta forma nuestros ojos podrán abrirse a los errores de este desafortunado siglo 20 y nuestras manos puestas a corregirlos. No hay otra cosa a la que aferrarse en la avalancha: la visión combinada de todos los pensadores de la ilustración no equivale a nada. Nuestros cinco continentes están atrapados en un torbellino. Pero es durante tales adversidades que los más grandes regalos del espíritu humano se manifiestan. Si perecemos y perdemos este mundo, la culpa será solo nuestra. (Discurso en Tempelton, 1983)

Hemos sido advertidos, pero ¿haremos caso a esa advertencia?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos