Geoestrategia

altAntes de la caída del muro de Berlín en 1989 hemos venido afirmando que la implosión de la Unión Soviética no significaba la caída de un  polo y la victoria del otro polo –refiriéndonos al  de los Estados Unidos- como lo sostenía el entonces presidente de los Estados Unidos George Bush (padre) que anuncio un “Nuevo Orden Mundial” y el teórico japonés Norteamericano Francis Fukuyama en su libro tan publicitado “El Fin de la Historia”, como si se tratase de que el paradigma de la sociedad norteamericana representaba la cúspide de la evolución humana.  Recordamos que muchos intelectuales, universidades, políticos, empresarios, economistas, etc, se convirtieron en fanáticos de éste último.

Miguel Ángel Barrios

altSi alguna vez se tuvo la ilusión de que Arabia Saudí pudiera manifestar sus ambiciones hegemónicas en Yemen por pura fuerza militar, el reciente colapso de la alianza de los aliados de Riad con los Emiratos Árabes Unidos solo sirve para subrayar la desaparición de la llamada coalición del reino, y con eso, la narrativa de la guerra de Yemen y su razón de ser.

Catherine Shakdam*

altSe han gastado miles de millones en el conflicto en Afganistán. Primero, el objetivo era liberar al país de los soviéticos, en un momento en el que nadie realmente creía que eso pudiera ocurrir como un toque en la Guerra de Charlie Wilson. Pero al menos al menos los haría sangrar como le ocurrió a los estadounidenses y franceses en Vietnam.

Seth Ferris*

altSe ha señalado repetidamente que una de las tendencias más notables de la geopolítica moderna es el regreso de Alemania y Japón a las filas de los principales jugadores del mundo. Los dos estados que sufrieron una aplastante derrota en los días de la Segunda Guerra Mundial ahora han regresado, pero han minimizado intencionadamente este hecho en los medios. El razonamiento detrás de este enfoque es bastante obvio.

Vladimir Terekhov*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA