Libros Recomendados


El profesor investigador del Centro Superior de Estudios de la Defensa y experto en el arco mediterráneo, el coronel Emilio Sánchez de Rojas, ha indicado el pasado 19 de septiembre, que la posibilidad actual de que renazca la Unión del Magreb Árabe (acuerdo de interacción comercial firmado en 1989 por Argelia, Libia, Marruecos, Mauritania y Túnez) permitirá potenciar las relaciones económicas, con un diálogo único norte-sur que rompa las barreras existentes hoy en día.

Sánchez de Rojas ha hecho estas declaraciones durante la mesa redonda “Inteligencia económica para exportar con éxito en un mercado global”, evento organizado por Casa Mediterráneo en Alicante para impulsar las exportaciones de la provincia. Y ha animado al empresariado español a apostar por unidades de inteligencia económica en sus empresas para anticiparse a las situaciones y ser más competitivas. “A pesar de la situación preocupante en la que nos encontramos, el futuro no tiene porqué ser negativo. Los países del Mediterráneo tenemos una oportunidad única para llegar a soluciones imprescindibles”, ha añadido.

El evento, que fue presentado por la directora general de Casa Mediterráneo, Almudena Muñoz Guajardo, contó también con la participación del asesor y colaborador del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Guillermo Chena, la creadora de la primera Unidad de Inteligencia de Telefónica, Sonia Gogova, y la directora de Postgrado de Inteligencia Económica y Seguridad de la Universidad Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE), Virginia Ródenas, quien ha moderado la mesa.

Sánchez de Rojas indicó que la Unión Europea es la primera potencia económica mundial pero, sin embargo, no tiene una proyección geopolítica como otros países como EE. UU., Rusia, China, India o Brasil. “En la UE existe una falta de capacidad de liderazgo y de estrategia, porque no sabe lo que quiere”, ha afirmado. Y ha añadido que la jefa de la diplomacia de la UE, la británica Catherine Ashton, no ha sido hasta ahora "capaz de definir esos objetivos" para aclarar hacia dónde se dirigen los intereses europeos.

Por su parte, Guillermo Chena resaltó la escasa implantación de la inteligencia competitiva en el tejido empresarial español por tres motivos especiales: el desconocimiento del concepto, la limitación de recursos financieros en las pymes y la gran orientación al corto plazo. Y animó al empresariado alicantino a crear estas unidades “priorizando objetivos, distribuyendo la carga de trabajo en red y desarrollando en la empresa cultura de inteligencia”.

Frente a estos datos de escasa implantación de unidades de inteligencia económica en las pymes españolas, Sonia Gogova subrayó que “cuanto más se usa la inteligencia competitiva, más competitiva se hace una empresa”, en referencia a su experiencia en la multinacional española Telefónica. “Se hace imprescindible para una empresa conocer de manera sistemática los factores políticos, sociales, demográficos y culturales que le rodean, así como los cambios organizativos de sus competidores, sus planes de inversión, etc… Si esto se tiene vigilado, la empresa irá ganando en competitividad poco a poco”, puntualizó.

Con esta actividad, Casa Mediterráneo quiere dar a conocer la Inteligencia Económica entre el empresariado alicantino y estudiantes de escuelas de negocio y facultades de Ciencias Económicas y Empresariales, como una nueva herramienta para incrementar la productividad de la empresa española e impulsar así las exportaciones.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS