Libros Recomendados

La Agencia de Energía Atómica de Rusia (Rosatom) publicó el pasado jueves videos desclasificados de los ensayos de la bomba de hidrógeno AN602, conocida como la Bomba Zar.

El video, subido a YouTube, contiene una película documental de cerca de media hora más unos diez minutos de grabaciones separadas sin sonido.

La prueba de la AN602 —el artefacto explosivo más potente jamás probado en la historia— fue realizada en el archipiélago de Nueva Zembla, en el mar de Barents, el 30 de octubre de 1961.

El documental, que tiene subtítulos en inglés, muestra como la bomba es transportada en tren hasta una base aérea en la península de Kola, donde un equipo de ingenieros la revisa minuciosamente. Después, el artefacto es introducido en la parte inferior del fuselaje del bombardero estratégico TU-95, cubierto de una tinta especial que refleja las olas de calor. En el momento en que el avión sobrevuela el polígono a una altitud de 10.000 metros, los tripulantes lanzan la bomba y se ponen gafas de protección. La bomba desciende en paracaídas hasta una altura de 4.000 metros y entonces se detona, provocando un enorme estallido.

Según el locutor del documental, la explosión, evaluada posteriormente en 50 megatoneladas de trilita, fue visible en un radio de 1.000 kilómetros a pesar de la espesa nubosidad. La cúpula de fuego alcanzó un diámetro de 20 kilómetros y se elevó unos 30 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, mientras que la posterior nube en forma de hongo tuvo un diámetro de 90 kilómetros.

Los militares que inspeccionaron el polígono unas horas después descubrieron que el nivel de radiación era "insignificante" incluso en el centro del área. No obstante, la tierra estaba chamuscada y a lo largo de decenas de kilómetros desde el centro de la explosión la nieve prácticamente había desaparecido. Además, la onda de choque dañó seriamente las entradas de búnkeres subterráneos situados a varios kilómetros del epicentro, donde se habían colocado aparatos para registrar los parámetros de la detonación.

Y sin embargo, a pesar de estas impresionantes consecuencias, la verdad es que los efectos de la Bomba Zar fueron mitigados deliberadamente. "La altitud y las condiciones meteorológicas elegidas en el momento de la explosión redujeron varias veces el área estimada del impacto de la onda de choque", señala la documental.

Disuasivo crucial

Aunque la AN602 nunca se produjo en serie y prácticamente no hubiera sido utilizable en una guerra real, mostró lo devastador que podría ser un conflicto nuclear entre la URSS y EE.UU., un país que tenía entonces un arsenal atómico considerablemente mayor que el soviético.

"Era imposible garantizar la seguridad de la Unión Soviética sin poderosas armas atómicas. Poseerlas, por extraño que parezca, permitió finalmente comprender que una guerra nuclear era inadmisible. […] La bomba de hidrógeno […] cambió las mentes de las élites político-militares de ambos Estados", dijo a RT en 2018 el historiador militar Yuri Melkónov.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente