Ramón Martínez

En el año 2009, se publicó la noticia de que la agencia gubernamental militar de investigación DARPA había reservado un presupuesto de 4 millones de USD para iniciar un proyecto llamado Silent Talk (charla silenciosa) con el objetivo de permitir la comunicación de soldado a soldado en el campo de batalla sin el uso de voz vocalizada a través del análisis de señales neuronales. Dicho con otras palabras, se trata de telepatía artificial. Al parecer, según este artículo publicado en wired.com el ejército estadounidense ya había dado otros 4 millones de USD en año anterior a la Universidad de California para investigar el potencial de la telepatía mediada por ordenador.

Algo que llama la atención, es que la Universidad de California fue pionera en el desarrollo de tecnologías basadas en Brain Computer Interface que permiten la telepatía artificial, y fue precisamente DARPA quien financió estas investigaciones ya desde los años 70 del siglo pasado.

Según se afirma en la versión inglesa de Wikipedia sobre Brain Computer Interface:

“La investigación en telepatía artificial usando subvocalización se está llevando a cabo en la Universidad de California, Irvine, bajo el científico principal Mike D'Zmura. La primera comunicación de este tipo tuvo lugar en la década de 1960 utilizando EEG para crear código Morse utilizando ondas alfa del cerebro”.