MOSCÚ (Sputnik) — La empresa rusa Uraltransmash completó la modernización del cañón autopropulsado 2S7M Malka, de 203 mm, capaz de disparar municiones tanto convencionales como antibúnker, químicas y nucleares, supo Sputnik en su casa matriz, Uralvagonzavod (UVZ).

"El primer prototipo está listo para envío al ejército, y la empresa, preparada para pasar a una modernización en serie", dijo un portavoz de UVZ.

Además del reemplazo de componentes importados por los autóctonos, se incorporaron al cañón nuevas cajas de cambios, equipos energéticos, de vigilancia y comunicaciones.

"La modernización ha mejorado las principales características del arma, incluidas las de marcha, maniobrabilidad y control", afirmó el portavoz. El cañón, agregó, ha superado con éxito todo un ciclo de pruebas.

Basado en un cañón de 203 mm que se incorporó al ejército soviético en 1975 y se sometió a la primera modernización en la década siguiente, el 2S7M Malka fue concebido para destruir objetivos enemigos a una distancia de hasta 47,5 kilómetros.

Diseñan en Rusia un vehículo blindado capaz de proteger del coronavirus

En Rusia se ha desarrollado una modificación del vehículo blindado Tigr diseñado para trabajar en las condiciones de un brote de coronavirus.

El vehículo está equipado con filtros especiales que permiten moverse en lugares con condiciones epidemiológicas o biológicas peligrosas, reveló la empresa VPK, el fabricante de la máquina.

Un filtro ventilador permite a la tripulación operar en áreas con una alta concentración de químicos venenosos en el aire, precisó.

"Esta modificación hace de Tigr el vehículo más seguro en una pandemia del COVID-19", añadió la compañía.

Tigr es un todoterreno multipropósito ruso diseñado para transportar personas y carga fuera de la carretera. Tiene varias modificaciones, que difieren tanto en términos de armamento como de clase de protección.

El consorcio ruso Uralvagonzavod, uno de los mayores contratistas de defensa del país, especializado en vehículos blindados y carros de combate, ha terminado la modernización de una de las piezas autopropulsadas de artillería más poderosas del mundo, el cañón-obús 2S7M Malka, según informa la propia compañía en su página web.

Los cañones-obuses autopropulsados de 203 mm Malka, capaces de disparar una amplia gama de municiones, incluidos proyectiles con carga nuclear, recibirán nuevas cajas de cambios, unidades de suministro de energía, nuevos visores y equipo de intercomunicación, así como nuevas estaciones de radio.

Anteriormente se había informado que estos sistemas, fabricados en la URSS entre 1975 y 1990, usan un nuevo método de puntería de corrección de fuego asistido por drones Orlan-10. Además de sus herramientas de puntería tradicionales, emplean ahora el sistema de posicionamiento global ruso GLONASS.

"El cañón autopropulsado Malka 2S7M superó con éxito el ciclo de pruebas completo", informa Uralvagonzavod.

Durante las pruebas de funcionamiento, se verificaron las características de movilidad, confiabilidad del chasis, planta de energía y transmisión; mientras que en el transcurso de las pruebas de fuego se testó la confiabilidad de los mecanismos de carga, la dureza del cañón 2A44 y el control de fuego.

La primera pieza ya está lista para ser enviada a las Fuerzas Armadas rusas, y la empresa procederá a la modernización en serie de los Malka restantes.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19