Según la información de medios rusos, Siria ha utilizado un cañón de enorme calibre, 180 mm, en Siria.

Según el diario Rossiyskaya Gazeta, el Ejército sirio es ahora el único que usa cañones S-23.

El Ejército sirio a veces usa estos formidables cañones para destruir las instalaciones de los grupos terroristas en el país.

El S-23 nació en la Rusia soviética en la década de 1940. Sin embargo, estas armas dejaron de fabricarse poco después debido al gran interés en los misiles.

La producción se reanudó a principios de la década de 1970, cuando los aliados de la Unión Soviética necesitaban artillería pesada y de largo alcance.

El S-23 sigue siendo sorprendente. Por ejemplo, su proyectil de 84 kilogramos puede alcanzar un objetivo a 43 kms de distancia.

Su efecto sobre las fortificaciones enemigas resulta demoledor

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19