MOSCÚ (Sputnik) — El submarino nuclear ruso Kniaz Vladímir del proyecto 955A (Borey-A) lanzó el misil balístico Bulava en el marco de pruebas, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

"Por primera desde el novedoso sumergible estratégico Kniaz Vladímir del proyecto Borey-A, se realizó un lanzamiento de prueba del misil balístico Bulava", dice el comunicado. 

Se añade que el submarino, sumergido en el mar Blanco disparó el misil intercontinental contra un blanco en el polígono Kura en Kamchatka.

La Armada rusa cuenta actualmente con tres submarinos nucleares del proyecto Borey: YuryDolgoruky, Alexander Nevsky y Vladimir Monomakh.

En total Rusia planea construir ocho submarinos clase Borey hasta el año 2020.

Estos buques miden 170 metros de eslora, tienen un desplazamiento de 24.000 toneladas y pueden portar hasta 16 misiles balísticos intercontinentales Bulavá, con un alcance de hasta 8.000 kilómetros.

La velocidad en superficie y en inmersión de estos submarinos alcanza 15 y 29 nudos, respectivamente.

Durante el lanzamiento del misil balístico intercontinental, el submarino se encontraba sumergido bajo el agua. La zona permaneció cerrada para la navegación durante los ejercicios, mientras que los buques de la Flota del Norte de Rusia garantizaron la seguridad.

El vicealmirante de la Flota del Norte de la Armada rusa, Alexander Moiséyev, indicó a TASS que este año finalizarán las pruebas de todos los tipos de armas del submarino ruso Knyaz Vladímir, cuya incorporación a la Flota del Norte se espera para diciembre.

El pasado mes de agosto las Fuerzas Armadas de Rusia también llevaron a cabo exitosos lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales. En particular, los proyectiles Sinevá y Bulavá fueron lanzados desde los sumergibles Tula y Yuri Dolgoruki contra objetivos situados en los polígonos de pruebas Kurá y Chizha (la región de Arjángelsk).

Durante los lanzamientos se comprobaron las características técnicas de los misiles y la funcionalidad de los sistemas de misiles de los submarinos.

La Armada de Rusia dispone a día de hoy de tres submarinos de misiles del proyecto Boréi —el Yuri Dolgoruki, el AlexánderNevski y el Vladímir Monomaj—, mientras que los demás se encuentran en distintas etapas de construcción y de pruebas.

VIDEO

Putin: La corbeta Gremiaschi será equipada con misiles hipersónicos Tsirkón

El armamento de la corbeta rusa Gremiaschi, que está siendo construida en el noroeste de Rusia, incluirá nuevos misiles hipersónicos Tsirkón, según el presidente ruso Vladímir Putin, quien visitó el buque en Kaliningrado este jueves.

Estando a bordo, el mandatario inspeccionó los compartimientos, equipos y armamento. En el puesto de mando, el capitán del buque, Román Dovgáilov, contó al jefe de Estado pormenores sobre elGremiaschi y señaló hacia la proa, que posee lanzaderas de misiles Kalibr, admitiendo que el buque podría llevar también Tsirkón.

"Habrá Tsirkón", afirmó el presidente mirando al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, quien lo acompañaba y asintió con una sonrisa.

El presidente deseó al capitán éxito en las futuras pruebas y navegaciones.

9 Mach

Las perspectivas de los nuevos misiles hipersónicos Tsirkón figuraron en el discurso anual del presidente Putin ante las dos cámaras del Parlamento en febrero pasado.

Estos misiles, según el mandatario ruso, "tendrán una velocidad de vuelo de hasta 9 Mach a una distancia de más de 1.000 kilómetros", y serán capaces de impactar "objetivos marítimos y terrestres".

Proyecto 20385

El Gremiaschi, cabeza del proyecto 20385, de cuatro motores diésel modernizados, será sometido a pruebas estatales el próximo mes.

Las corbetas polivalentes de este proyecto están diseñadas para detectar y destruir submarinos y buques de superficie del enemigo. También garantizan las tareas de desembarco de la infantería de Marina, así como la resolución de varias tareas de combate.

Los buques serán equipados con sistemas de misiles, complejos antisubmarinos y radares avanzados. Entre las herramientas de combate instaladas se encuentra el sistema de misiles Kalibr-NK, utilizado por primera vez durante el operativo antiterrorista ruso en Siria.

Además, la corbeta poseerá un sistema antiaéreo Redut, un sistema de artillería A-190-01, y dos fusiles automáticos AK-630M. Según el Ministerio de Defensa, este tipo de embarcaciones tendrán por primera vez un espacio para el helicóptero militar Ka-27, que a su vez reforzará las capacidades de reconocimiento.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS