alt

Alexander Terekhin

En el transcurso del Salón Internacional Aeroespacial MASK 2019 la oficina de diseño Sukhoi mostró al público cómo evolucionará su gigantesco dron de ataque S-70 Ojotnik (cazador, en ruso).

Desde que aparecieron por primera vez las fotos del novedoso dron furtivo, los expertos occidentales enfocaron su atención a la tobera de escape circular y ciertos elementos que sobresalen de su fuselaje. Según sus afirmaciones, todo ello hace que la aeronave tenga una alta radiodetectabilidad.

No obstante, ellos ignoraron el hecho de que el S-70 Ojotnik sigue en la etapa de pruebas y que realizó su primer vuelo en agosto del 2019. Eso significa, que la máquina que se vio en las imágenes está lejos de ser la versión final y que muchos de sus elementos serán modificados.

Prueba de ello es la maqueta del S-70 Ojotnik que fue presentada en el pabellón de Sukhoi en el salón aeronáutico MAKS 2019, donde ya se pueden ver algunas diferencias con el dron actual. El cambio más obvio es el uso de una tobera plana, que probablemente será implementada con el nuevo motor para este dron.

Lo más probable, es que de momento tenga instalado el motor AL-41F-1, el mismo que propulsa al caza de quinta generación Su-57. Pero visto el hecho de que es un motor temporal, no fue modificado para cumplir con las exigencias del dron.

De hecho, lo mismo se observó en el caso del dron estadounidense X-47. Sus primeras versiones también lucieron una tobera redonda, y solo la versión final, el X-47B contaba con una tobera plana. Pero en aquel caso los 'expertos' no comentaban sobre los efectos negativos que tendría la tobera redonda del dron estadounidense.

El posterior uso de una tobera plana mejoraría las características de furtividad del S-70 Ojotnik, puesto que es más efectiva a la hora de disipar el calor de los gases generados por el motor. Cabe destacar que incluso la tobera actual solo afecta a la furtividad del aparato desde la proyección trasera y lo hace en menor medida en otras proyecciones.

También se muestra que todos los elementos protuberantes sobre el fuselaje serán eliminados, lo cual es completamente lógico, puesto que el S-70 Ojotnik actual es un demostrador de tecnología, cuyo propósito es poner a prueba distintos sistemas sin dedicar demasiada atención a los aspectos secundarios.

Otro aspecto que generó críticas por parte de algunos medios, como fue el caso del estadounidense The Drive, es la supuesta ausencia de una toma de aire curvada por dentro. Es un aspecto importante para la furtividad, ya que las hélices del motor pueden reflejar las ondas del radar.

Con ello, no queda claro cómo los expertos occidentales llegaron a la conclusión sobre la configuración de la toma de aire del S-70 Ojotnik, puesto que en las fotos disponibles actualmente este aspecto no se ve. Por lo cual, aún es temprano para afirmar que este problema existe.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente