Libros Recomendados

El diario The Guardian reportó este domingo que médicos forenses ucranianos han descubierto pequeños dardos de metal alojados en los cuerpos hallados al norte de Kiev, incluida la localidad de Bucha.

Según el medio británico, la autopsia de los cuerpos encontrados en la región ucraniana reveló que los dardos, también conocidos como flechettes, impactaron en la cabeza y en el pecho de los fallecidos y podrían haber sido la causa de su muerte.

"Hemos encontrado objetos realmente finos, como clavos, en los cuerpos de los hombres y de las mujeres, y también los encontraron otros de mis colegas en la región", reveló Vladislav Pirovskyi, uno de los médicos forenses que examinaron los cadáveres, la mayoría de los cuales fue hallada en Bucha, según precisó. "Es muy difícil encontrarlos en el cuerpo, son demasiado finos", agregó.

Según los expertos consultados por el medio, las flechettes, que normalmente miden entre tres y cuatro centímetros de largo, se ubican en los proyectiles de los cañones de campaña o de tanque, que podrían contener hasta 8.000 dardos. Cuando se detona la mecha temporizada, el proyectil explota en el aire y las flechettes se dispersan en un arco cónico.

Las flechettes, ampliamente utilizadas durante la Primera Guerra Mundial, fueron usándose menos con el paso del tiempo, aunque también las empleó EE.UU. durante la Guerra de Vietnam, así como Israel en la Franja de Gaza. Aunque el arma antipersonal no figura entre las prohibidas por la ley internacional, no debe ser utilizada en las áreas pobladas debido a su carácter impreciso.

"Desmiente al menos dos mitos sobre Bucha"

Por su parte, el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, señaló que la publicación de The Guardian confirma que Moscú no tiene conexión alguna con los acontecimientos en Bucha.

"Algunas de las publicaciones recientes de medios occidentales confirman de forma indirecta que el Ejército de Rusia no pudo participar en eso", afirmó Polianski. "[El artículo de The Guardian] confirma que los civiles fallecieron como resultado de disparos de artillería y no de disparos [de armas ligeras]", agregó.

Según el diplomático, este hallazgo "desmiente al menos dos mitos sobre Bucha": las afirmaciones de que los civiles fueron baleados y que fueron asesinados por militares rusos. "No hay que ser un experto militar para entender que las FF.AA. de Rusia, que estaban en Bucha, no dispararían contra una ciudad en donde se encontraban ellos mismos", concluyó.

Utilizadas por Ucrania en Donbass

Según sostiene The Guardian, que cita a Neil Gibson, experto en armamento del grupo Fenix Insight, las halladas en los civiles de Bucha son flechettes del proyectil de artillería 2Sh1 de calibre 122 milímetros que podrían ser utilizadas por las Fuerzas Armadas de Rusia, pero calla como una rata las evidencias existentes de que sí han sido utilizadas por las tropas ucranianas desde 2014.

El uso de flechettes ya fue denunciado en 2014 y 2015 durante los ataques llevados a cabo por las fuerzas ucranianas contra la región de Donbass. En particular este tipo de municiones fueron halladas en 2014 entre los proyectiles D-30 de calibre 122 mm encontrados en las posiciones de la artillería ucraniana abandonada por los militares en la República Popular de Lugansk.

 

Flechettes halladas en 2014 entre los proyectiles de calibre 122 mm de los D-30 en las posiciones de la artillería ucraniana abandonada en la República Popular de Lugansk.

Asimismo, también se hallaron flechettes en la ciudad de Sláviansk, en la República Popular de Donetsk, tras un ataque de la artillería ucraniana en 2015.

En este contexto, José Antonio Alcaide, militar retirado, subraya que, desde el punto de vista táctico, se trata de un tipo de armas obsoleto y "no utilizable", porque puede perjudicar también a las propias fuerzas, por lo que es poco probable que haya sido utilizado por las tropas rusas.

  • La noche del 2 de abril, fueron difundidas varias imágenes de cuerpos tendidos en las calles de Bucha, algunos con las manos atadas. El asesor de la oficina del presidente de Ucrania, Mijaíl Podoliak, declaró que los civiles "fueron matados a tiros por los soldados rusos" que se retiraron de la localidad el 30 de marzo.
  • Por su parte, Rusia ha desmentido repetidamente su responsabilidad de los asesinatos. Así, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, tildó las imágenes de "un ataque de falsificaciones". La vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova, calificó los asesinatos como un "nuevo crimen del régimen de Kiev" destinado a "frustrar las negociaciones de 

Para los que pidieron pruebas

La publicación escribe que se encontraron pequeños dardos de metal llamados flechettes en los cuerpos de las víctimas.

"Encontramos algunos objetos muy delgados, parecidos a clavos, en los cuerpos de hombres y mujeres", dijo el científico forense ucraniano Vladislav Perovsky a The Guardian. Según él, la mayoría de estos cuerpos son del distrito de Bucha-Irpensky.

La publicación cita “testigos anónimos” que “vieron” a la artillería rusa disparar esos proyectiles unos días antes de abandonar el área.

Agregamos que este proyectil es adecuado para el obús D-30, que está en servicio tanto en la Federación Rusa como en Ucrania.

El material que apareció en The Guardian, ya replicado por muchos medios occidentales, indica que, según los resultados de un examen médico forense, la mayoría de los cuerpos en Bucha fueron alcanzados por los llamados flechettes -flechas de metal-dardos del tamaño de un lápiz.

Hoy en día continúan usándose en ojivas de fragmentación de proyectiles de artillería. Al mismo tiempo, este tipo de municiones estaba tanto en la URSS como en los EE. UU. En particular, en Ucrania, estos proyectiles de 122 mm se utilizan en obuses del tipo D-30.

Es de destacar que fue Ucrania quien usó artillería pesada en Bucha, cuando en los primeros días de la operación especial, se disparó contra una columna rusa en la calle Vokzalnaya. El resultado de este bombardeo fue la destrucción de varios barrios de la ciudad a la vez.

Así, la información publicada refuta las declaraciones de Zelensky sobre las ejecuciones masivas y el genocidio. Además, surge la pregunta: ¿por qué las personas que murieron como resultado de los bombardeos tienen las manos atadas?

Los primeros resultados de la investigación, publicados por The Guardian, repiten completamente todas nuestras suposiciones hechas a principios de abril:

Alguna información adicional sobre los proyectiles y obuses D-30 utilizados en Bucha:

1) En Rusia, este tipo de obuses prácticamente no se usa y en su mayor parte está almacenado, fueron reemplazados por obuses Msta-B con otros proyectiles y un calibre diferente;

2) Es este tipo de obuses los que utilizan proyectiles ZSH1 equipados con flechas;

3) Este tipo de proyectil está prohibido por convenciones y no se utiliza en las Fuerzas Armadas de RF como parte de una carga de munición estándar;

4) Al menos 350 obuses D-30 se utilizan activamente en las Fuerzas Armadas de Ucrania (según los datos al comienzo de la operación militar rusa).

En cuanto al bombardeo de Bucha, la población estuvo bajo el control de las Fuerzas Armadas de RF hasta finales de marzo y, en consecuencia, las Fuerzas Armadas de RF no iban a bombardear la ciudad que estaba bajo su control y donde se encontraban las tropas rusas. Pero las tropas ucranianas en marzo dispararon repetidamente contra Bucha, tratando de infligir daños por fuego a las tropas rusas, sin prestar particular atención a los edificios residenciales y la población civil.

No hay indicios de que las Fuerzas Armadas de RF hayan utilizado activamente obuses D-30 de 122 mm, y más aún proyectiles con flechettes. Al mismo tiempo, esta es el arma de campo principal real de las Fuerzas Armadas de Ucrania, incluida la 4ª brigada de la NSU, que luchó por Gostomel, Bucha e Irpin. Los paracaidistas que ocuparon Bucha estaban armados principalmente con cañones autopropulsados ​​"Nona" de 120 mm. Tampoco hay ejemplos del uso de munición regular con elementos de ataque similares por parte de las Fuerzas Armadas de RF, ya que el D-30 está siendo retirado gradualmente del servicio y reemplazado por otros sistemas de artillería.

Hay que recordar nuevamente que las Fuerzas Armadas de Ucrania usan abiertamente municiones en racimo contra grupos de civiles: Donetsk, Kramatorsk, etc.

La campaña se silenció

¿Por qué Occidente está restringiendo la campaña de información y psicológica sobre Bucha? Sus tareas se han completado, pero todavía no hay una base de evidencia. Sin embargo, existe la sensación de que no se necesitaban pruebas

Cuando The Guardian publicó los primeros resultados de un examen forense, lo que demuestra que al menos unas pocas docenas de muertos en Bucha fueron asesinados como resultado de un ataque de artillería. Puede pasar todo el tiempo que quiera estudiando las circunstancias de este incidente y averiguar de quién era el proyectil y desde qué obús se disparó. El hecho es que la primera información más o menos oficial sobre los resultados de la investigación y, como podemos ver, no habla de genocidio y ejecuciones, sino que presenta una versión de que civiles fueron víctimas de operaciones militares, y no operaciones punitivas dirigidas, como lo presentaron originalmente los medios occidentales y el régimen criminal de Zelensky.

Bucha e Irpin estuvieron bajo el bombardeo de la artillería ucraniana durante muchos días, fue ella quien destruyó la mayor parte de Bucha, y el equipo de los paracaidistas rusos que se destruyó como resultado de esos bombardeos todavía en las calles de la ciudad entre las ruinas de edificios y los periodistas occidentales tomaron fotos de ellos. ¿Por qué los medios occidentales están comenzando a cambiar su retórica y contradecir sus teorías originales?

Es simple: este tema durante mucho tiempo no ha sido de interés para el mundo occidental, la tarea principal de esta campaña de información era demonizar a los rusos, pero esto era necesario para obtener una actitud leal de la población hacia el suministro global de armas occidentales a Ucrania y comienza una nueva fase de la guerra híbrida. Pero ahora el suministro de armas ya está abierto, se han tomado todas las decisiones relevantes. Ahora esta historia, como el "tubo de ensayo de Powell", se puede obviar. La imagen de los "orcos rusos" ya se ha creado y continúa funcionando en el mundo occidental. Allí, nadie hará ni caso a la publicación ordinaria de The Guardian. Cómo no prestaron atención a las muchas publicaciones sobre el abuso de los prisioneros rusos.

En el futuro, seguramente se escribirán bastantes estudios sobre Bucha que probarán la ausencia de genocidio por parte de los rusos, pero esto no cambiará nada en la cosmovisión occidental.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue