El despliegue de seguridad para evitar incidentes el '15-M bis', asi como para impedir que se repita la acampada de hace un año, va a tener algunas novedades. Una de ellas, que los agentes de la Unidad de Intervención Policial, los 'antidisturbios', estrenarán modernas cámaras de vídeo en sus cascos para filmar a los manifestantes violentos.

El objetivo prioritario de la Policía es que no vuelvan a repetirse los incidentes violentos de Valencia o del 15-M en Madrid. Es la consigna que ha fijado la dirección general para el sábado, inicio de las manifestaciones en la capital. El epicentro de las protestas de los ‘indignados’ será la Puerta del Sol y los agentes ya están organizados para afrontar ese día.

Según ha publicado El Confidencia Digital una de las medidas sorpresa que pondrá en práctica la Policía de cara a esas jornadas de protesta, es la grabación de imágenes de todos aquellos que provoquen altercados, agredan a los agentes, les insulten o no atiendan a sus indicaciones. El objetivo de la filmación es su posterior identificación y puesta a disposición judicial.

Cascos con cámaras acopladas

Fuentes consultadas cuentan que la Policía acaba de adquirir diez cámaras de vídeo, que se acoplarán en la parte superior del casco protector de los agentes de la Unidad de Intervención Policial. Las cámaras estarán también instaladas en el cristal delantero de los furgones policiales para desde allí filmar a los violentos. Los dispositivos han sido comprados hace tan solo unos días y estarán operativos el próximo sábado. Se trata de cámaras Scout, utilizadas sobre todo por cazadores.

20 grupos de antidisturbios

El dispositivo policial definitivo para el sábado se concretaba ayer, en una reunión entre Delegación del Gobierno y Policía. En este momento, 20 grupos de la UIP de Madrid ya han recibido la orden de blindar la Puerta del Sol ante la posibilidad de disturbios. Tienen orden expresa de impedir una nueva acampada. Cada grupo está formado por 50 agentes, por lo que, a día de hoy, 1.000 agentes están ya alertados para participar en el operativo. Fuentes policiales han asegurado que el dispositivo de seguridad final se ha definido teniendo en cuenta los informes elaborados por los agentes de la Brigada de Información, que han investigado la convocatoria a través de las redes sociales. 

Criminalización de la Policía

Una de las conclusiones que ha sacado la Policía, de los últimos altercados de Valencia, es que no se deben repetir las escenas violentas en las que se vieron implicados los agentes. Las imágenes de policías y manifestantes enfrentándose en plena calle se pudieron ver en todos los telediarios, lo que provocó que los funcionarios se sintieran criminalizados por algunos sectores de la población. Las mismas fuentes policiales recuerdan que todas las cargas se produjeron después de que los agentes advirtiese a los manifestantes de las intenciones de la Policía.

Fotografías y vídeos interesados

En los incidentes de Valencia, las redes sociales se llenaron de imágenes (fotografías y vídeos) de agentes golpeando a manifestantes. Se trata, explican las fuentes consultadas, de una estrategia de criminalización hacia los funcionarios que consideran injusta. La Policía quiere que el 12-M no se repitan estas escenas, y ha recordado a los miembros de la UIP que los particulares tienen terminantemente prohibido tomar imágenes de los policías en la vía pública. La legislación ampara su trabajo.

La Ley orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen establece que no se podrán captar, reproducir o publicar imágenes de “autoridades o personas que desempeñen las funciones que por su naturaleza necesiten del anonimato de la persona que las ejerza”; solo pueden tomar imágenes de los agentes los periodistas y reporteros gráficos; los policías, por tanto, habrán de intervenir cualquier cámara de fotos o de vídeo que porten los manifestantes el sábado. Deberán, en ese caso, levantar un acta de lo ocurrido, poniendo el dispositivo en poder del juez; si la Policía sospecha que algún manifestante pueda utilizar imágenes para criminalizar a los agentes, deberán identificar al ciudadano y ponerlo en conocimiento del juez.

No se publicarán en Internet fotos de los alborotadores

La dirección de la Policía Nacional ha descartado publicar en Internet fotografías de los convocantes del ‘15-M bis’, ni de los activistas ‘fichados’ por el cuerpo, tal y como hicieron los Mossos d’Esquadra tras los incidentes del 1 de mayo y antes de la cumbre del BCE en Barcelona. Las fuentes consultadas argumentan: “Respetamos la iniciativa que llevó a cabo la policía autonómica, pero nosotros no nos hemos planteado esa posibilidad en ningún momento”.

Los antidisturbios podrán lanzar pelotas de goma

Los grupos de ‘antidisturbios’ que formarán parte del dispositivo policial el próximo sábado llevarán consigo pelotas de goma, que podrán utilizar si la situación lo requiere.

La muerte de un aficionado del Athletic de Bilbao después de recibir un impacto en la cabeza de este material, y las decisiones del Gobierno Vasco limitando el uso de pelotas de goma por parte de la Ertzaintza, no ha cambiado los planes de la Policía Nacional, que mantiene ese material porque, argumentan, “forma parte de la dotación para estos casos”.

Fuente: El Confidencial Digital

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

galeria de videos

logo_encuestas_opinion

NUNSEDET