Mientras el Ejército sirio intensifica su ofensiva antiterrorista en Idlib, las fuerzas turcas corren por sus vidas tratando de huir del campo.

Un vídeo hecho viral muestra cómo las tropas del Ejército de Turquía huyen en masa después de los ataques aéreos y de artillería de las unidades el Ejército sirio contra las posiciones de los terroristas en la provincia noroccidental de Idlib, donde últimamente ha crecido la tensión entre las tropas sirias y turcas.

Efectivamente, el Ejército sirio ha derribado varios drones turcos y ha matado y herido a muchos soldados de Turquía que se encuentran entre las filas terroristas.

Varios analistas y observadores han señalado que el Ejército de Turquía y las bandas terroristas a las que apoyan en Idlib se encuentran en un estado de colapso y confusión.

Turquía ha estado desplegando un mayor número de fuerzas en Idlib y la provincia adyacente de Alepo, donde ataca zonas residenciales y puestos militares, en respaldo a los llamados ‘rebeldes sirios’, que son apoyados por facciones terroristas como la alianza Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), liderada, a su vez, por el Frente Al-Nusra.

Pese a dichos sabotajes de Ankara, el Ejército sirio sigue ganando terreno en Idlib para recuperar la paz en esta provincia. En la actualidad, las fuerzas sirias han impulsado su avance hacia el oeste de la ciudad clave de Saraqib y han liberado distintas zonas.

El martes, lograron liberar varios puntos de las bandas armadas en su avance hacia la última parte de la región de Yabal al-Zawiya.

Según informa el portal local Al-Masdar News, el Ejército sirio también logró recuperar la ciudad de Fulayfil y sus puntos circundantes, colocando a sus fuerzas a poca distancia de Kafr Awaid.

Ante esos avances, Ankara ha pedido que las fuerzas sirias en el noroeste del país árabe se retiren a las ubicaciones determinadas por Turquía.

VIDEO

Fuerzas rusas desplegadas en Saraqeb mientras el ejército turco huye

El despliegue oficial de las fuerzas rusas en Saraqib siguió a un avance del ejército sirio apoyado por las fuerzas aeroespaciales rusas. Los sirios liberaron a Saraqib de las fuerzas turcas y sus aliados de al Qaeda.

La presencia militar rusa en la ciudad está diseñada para evitar nuevos intentos turcos de capturarla y cortar la carretera M5.

La policía militar rusa ha sido desplegada en Saraqeb, en la provincia siria de Idlib, confirmó el Ministerio de Defensa. Hasta hace poco, la ciudad estratégica ha visto fuertes enfrentamientos entre las fuerzas sirias y los militantes respaldados por Turquía.

La presencia policial es especialmente importante debido al papel clave que desempeña Saraqeb para garantizar la seguridad de los vehículos y la población civil que viaja a lo largo de las autopistas M4 y M5.

El M4 conecta el principal puerto de Latakia con la frontera sirio-iraquí, mientras que el M5 conecta Alepo con la capital siria, Damasco, y llega hasta Jordania. Saraqeb se encuentra cerca de estos dos corredores de transporte.

Hubo fuertes enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno sirio y los militantes, que fueron respaldados por la artillería turca, sobre la ciudad en las últimas semanas. A finales de febrero, los yihadistas incluso anunciaron que pudieron hacerse con Saraqeb, pero las fuentes militares rusas negaron esas afirmaciones y dijeron que todos los ataques fueron repelidos.

Al menos 2 soldados turcos muertos y varios heridos en la región siria de Idlib

ANKARA (Sputnik) — Al menos dos soldados turcos murieron y otros seis resultaron heridos a causa de un enfrentamiento que se produjo entre las fuerzas turcas y sirias en Idlib, comunicó el Ministerio de Defensa de Turquía.

"Como consecuencia de los disparos efectuados por el régimen [sirio] contra nuestras fuerzas en la zona de la operación Escudo de Primavera, dos nuestros compañeros de combate perdieron la vida y otros seis sufrieron heridas", dice el comunicado.

Aterrorizado por ofensiva siria en Idlib, Erdogan recurre a Putin

Atrapado en el pantano de Idlib, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recurre a su homólogo ruso, Vladimir Putin, repudia el líder opositor turco.

Kemal Kilicdaroglu, líder del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP, por sus siglas en turco), criticó la estrategia de Erdogan respecto a Idlib y su reunión con Putin, prevista para el jueves 5 de marzo en Moscú, capital rusa, para abordar la situación en dicha provincia, tal y como anunció el lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

En una sesión parlamentaria celebrada el martes sobre Idlib, en el noroeste de Siria, Kilicdaroglu se refirió a la muerte de 36 soldados turcos en una operación antiterrorista de Siria, apoyada por Rusia, que tuvo lugar en esa localidad el 27 de febrero, y aseguró que quien mate a los uniformados turcos es su enemigo, sea Siria o Rusia.

“Quien dispare a mis soldados es mi enemigo (…) Entonces, ¿por qué tengo que echarme a los pies (de Putin)? Recurres a Putin en un estado de pánico”, indicó Kilicdaroglu, dirigiéndose al presidente turco.

El líder de la principal oposición turca urgió a Erdogan que pida explicaciones a Putin acerca de cómo Rusia permitió el ataque a soldados turcos, pese a una coordinación militar alcanzada entre Moscú y Ankara.

El Ministerio de Defensa de Rusia, no obstante, asegura que los soldados turcos muertos en el ataque de Siria se encontraban entre terroristas que se movían para atacar blancos del Ejército sirio.

Al respecto, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha dejado claro que “nadie jamás ha acordado en que no habría ataques de represalia contra los terroristas, si ellos atacan”, por lo que “el Ejército turco, desplegado en Siria, ve y entiende bien todo perfectamente”, ha asegurado.

La Turquía de Erdogan llegó de una política exterior basada en la premisa “cero problemas con los vecinos” a no hay ningún vecino con el que no tenga problemas. Semejante giro político, que pasó de lazos pacíficos y amistosos con los vecinos a intervenciones militares o no militares, directas o indirectas, en Siria, Irak y Libia, recuerda a la teoría de la “vuelta a la era otomana”.

El presidente turco pensó que, al agredir a las fuerzas sirias en Idlib, las vencería con facilidad, obviando que estaría adentrándose en una ciénaga sin retorno.

Irán advierte a Turquía: "Has estado en nuestra mira durante un mes ... ¡Cuidado!"

La ayuda de Turquía a los terroristas dentro de Siria y los ataques contra las fuerzas iraníes no se tolerarán a pesar de las fuertes relaciones comerciales con Turquía.

Un centro de asesoramiento militar iraní en Siria ha instado a Turquía contra una mayor escalada de su agresión contra el país árabe, recordándole a Ankara que hasta ahora se ha abstenido de responder a los ataques turcos.

En un comunicado publicado el domingo por la mayoría de las agencias de noticias iraníes, el centro dijo que "exige que las fuerzas turcas se comporten sabiamente, teniendo en cuenta los intereses de las naciones sirias y turcas".

"Afirmamos a la nación turca que sus hijos han estado dentro de nuestro alcance durante un mes y que podríamos habernos vengado, pero nos hemos abstenido de hacerlo por orden de nuestros comandantes", agregó.

También pidió a los turcos que presionen a sus funcionarios para que se comprometan con los acuerdos permanentes de reducción de escala en Siria y, por lo tanto, eviten un derramamiento de sangre más amplio.

Evidentemente, Turquía está molesta por las condiciones cambiantes en el terreno a raíz de los avances del ejército sirio. Ha desplegado tropas masivas y equipo militar en las últimas semanas para evitar que las tropas sirias expulsen a los terroristas.

Irán comenzó a prestar apoyo de asesoramiento militar a Siria a pedido de Damasco después de que la nación árabe se encontrara bajo el control del terrorismo alimentado por países extranjeros, incluida Turquía, en 2011.

El centro de asesoramiento relató cómo los aviones de combate turcos comenzaron a atacar a sus miembros e instalaciones con ráfagas de fuego y misiles de precisión después de que comenzó a ayudar al ejército sirio.

La madrugada del sábado, dijo el centro, emitió una directiva que evitaría atacar posiciones turcas en Idlib. El ejército turco, sin embargo, mantuvo su fuego de artillería contra las instalaciones del centro, agregó.

La avanzada iraní dijo que grupos armados respaldados por Turquía comenzaron a atacar al ejército sirio después de que el centro lo ayudó a liberar la autopista M5 que une la capital siria, Damasco, con las principales ciudades occidentales de Hama, Homs y Alepo.

El centro de asesoramiento dijo que había enviado negociadores al ejército turco para presionarlo a detener la agresión e insistir en la resolución de la crisis a través de canales diplomáticos.

El ejército turco no hizo caso a la solicitud y mantuvo su fuego hasta el punto de que condujo al "martirio de varios de nuestros combatientes", señaló.

Sin embargo, la avanzada insistió en que apoyaría al gobierno, la nación y los militares sirios para preservar la soberanía del país árabe y expulsar a todos los terroristas.

Irán y Líbano realizan procesiones funerarias

El domingo, los cuerpos de 12 mártires ​​de un santuario sagrado en Siria asesinados en Idlib fueron enterrados en la ciudad iraní de Qom.

Miles de dolientes también asistieron a una procesión fúnebre y a una ceremonia de entierro posterior en la capital libanesa de Beirut en honor a cinco miembros de Hezbollah asesinados durante los ataques turcos en Idlib el viernes.

Los ataques de aviones no tripulados turcos en la provincia de Idlib mataron a 19 soldados del gobierno el domingo, informó un monitor de guerra con sede en Londres.

Murieron en ataques contra un convoy militar en el área de Jabal al-Zawiya y una base cerca de la ciudad de Maaret al-Numan, dijo el llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El informe llegó horas después de que Turquía derribó dos aviones de combate sirios, en una creciente ofensiva contra el gobierno de Damasco en Idlib.

Aviones de combate turcos también bombardearon el aeródromo de al-Nayrab al oeste de la ciudad de Alepo y lo dejaron inservible, informó la agencia oficial de noticias turca Anatolia.

Después de semanas de violencia en la provincia, Turquía confirmó una operación militar completa contra las fuerzas sirias después de que 34 soldados turcos murieron la semana pasada en un ataque aéreo atribuido a Damasco.

Fuerzas respaldadas por Irán lanzaron un ataque con misiles contra las tropas turcas en Siria

DAMASCO, (BM)  - Después de que Irán dio un ultimátum a Turquía, exigiendo el fin inmediato de la ocupación de Siria, y en Ankara ignoró tal requisito, las fuerzas respaldadas por Irán lanzaron un ataque de misiles contra las tropas turcas en la frontera utilizando un misil balístico. , aprendió BulgarianMilitary.com citando varias fuentes:  AviaPro , la agencia de noticias israelí  Nziv y el canal israelí  9tv .

Según ellos, las fuerzas respaldadas por Irán utilizaron una versión mejorada del misil balístico de corto alcance soviético. Las Fuentes también comentan que el misil balístico fue destruido por un sistema de defensa aérea turco.

Se informa que se lanzó un ataque con misiles desde territorio controlado por las fuerzas iraníes, sin embargo, según la versión oficial de las autoridades turcas, Damasco está detrás del ataque.

“Las fuerzas pro iraníes que luchan del lado del régimen de Bashar al-Assad dispararon un misil balístico contra las posiciones del ejército turco en el norte de la provincia de Idlib. Esto es con referencia a los informes de los medios sirios del portal de noticias israelí "Nziv". Según datos preliminares, estamos hablando de un misil de mediano alcance que es idéntico al utilizado por los yemeníes hutíes contra las fuerzas sauditas. Se informa que el proyectil fue derribado por un sistema de defensa antimisiles desplegado en la frontera de Turquía y Siria”,  informa el canal 9tv.

Los expertos no excluyen que las fuerzas iraníes puedan repetir el ataque, pero esta vez contra el ejército turco en Siria.

Rusia dispara 14 misiles de crucero Kalibr contra las fuerzas proturcas dentro de Siria

Boyko Nikolov. DAMASCO, (BM)  - Después de la expiración del ultimátum turco contra Siria, el ejército turco y las tropas controladas por Ankara lanzaron un ataque a gran escala, como informamos hoy.

Sin embargo, según fuentes locales y la agencia de noticias  Aviapro , se lanzaron 14 misiles de crucero Kalibr desde el área de la base de la Armada rusa en Tartus, lo que infligió un poderoso golpe a los yihadistas en Idlib.

"14 misiles de crucero cruzaron la sección media sobre la línea costera siria e impactaron en Idlib",  dijo MC sirio en Twitter .

Hasta el momento, Rusia no ha hecho ningún comentario oficial sobre este tema, pero como informamos hace unos días, varios buques de guerra militares rusos, cada uno equipado con 8 misiles de crucero Calibre, fueron vistos inmediatamente frente a la costa de Siria.

Entre otras cosas, también hay evidencia de que hoy se lanzaron múltiples ataques con misiles en el territorio de Idlib.

BulgarianMilitary.com recuerda que dos bombarderos Su-24, pertenecientes a las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad, fueron abatidos por el ejército turco mientras intentaban atacar hoy a la Fuerza Aérea turca.

Los detalles de la destrucción de los aviones sirios fueron revelados al Ministerio de Defensa turco el domingo 1 de marzo, informa Anadolu.

Según el ejército, las tropas turcas también destruyeron tres instalaciones de defensa aérea del ejército sirio, incluida una con la que un vehículo aéreo no tripulado turco cerca de la ciudad de Sarakib fue derribado el domingo por la mañana.

El Ejército ruso se despliega en Maarib en una advertencia a Turquía

El Ejército ruso se desplegó en la estratégica ciudad de Saraqib después de que el Ejército sirio y sus aliados tomaran el control del área el domingo.

Según el Ministerio de Defensa ruso, su Policía Militar se ha desplegado en Saraqib para garantizar la seguridad de la ciudad, lo que puede causar fricciones con sus socios turcos.

“Teniendo en cuenta la importancia de garantizar la seguridad y el movimiento sin trabas de vehículos y civiles en las autopistas M4 y M5, las unidades de la Policía Militar rusa se han desplegado en la ciudad de Saraqib, a partir de las 17:00 horas del 2 de marzo de 2020”, dijo el comunicado publicado por Xinhua.

El movimiento del Ejército ruso probablemente impedirá a las fuerzas turcas lanzar ataques contra el Ejército sirio dentro de la ciudad y sus alrededores.

Turquía y Rusia tienen un pacto de no agresión en Siria y la llegada de las fuerzas militares rusas a Saraqib garantizará que si los terroristas lanzan un ataque para capturar la ciudad, no contarán con el apoyo de los aliados turcos.

Según Avia.pro, “las tropas rusas se están desplegando ahora en la ciudad”, lo que provocaría una respuesta inmediata de Rusia en caso de una contraofensiva de Turquía. “El despliegue de las tropas rusas tuvo lugar con un carácter de urgencia, por lo que se fijó una línea roja para Ankara y sus mercenarios”.

Por lo tanto, después de haber declarado área cerrada del cielo de Idleb, lo que expondría el cielo del sur de Turquía a los sistemas de defensa antiaérea rusos y sirios, Rusia reaccionaría a cualquier ataque contra Saraqib ya que sus fuerzas están allí y cualquier ataque contra su vida será considerado como un incumplimiento de los acuerdos realizados con Ankara”.

Un cuarto barco de desembarco de la Armada rusa es enviado a Siria 

MOSCÚ, (BM) - El gran barco de desembarco de la Armada rusa Novocherkassk pasó el Bósforo y entró en el Mar Mediterráneo, señaló BulgarianMilitary.com citando  Komersant.ru .

Presumiblemente, el barco se dirige al puerto sirio de Tartus. Desde finales de febrero, las fragatas Almirante Makarov y Almirante Grigorovich, así como el BDK Orsk, ya han sido enviados a Siria.

La información de los movimientos de Novocherkassk fue publicada por la cuenta de Twitter Yoruk Isik, que rastrea el paso del barco a través del Bósforo.

Según él, el barco lleva una  "carga pesada". El BDK fue acompañado por botes de la guardia costera turca.

BulgarianMilitary.com recuerda que dos fragatas rusas ya están en el área de Siria.

Otra fragata del almirante Essen ha estado realizando tareas en el Mediterráneo desde diciembre de 2019. BulgarianMilitary.com indica que las fragatas ya habían participado repetidamente en la operación rusa contra militantes frente a las costas de Siria.

Las Fuerzas armadas sirias enseñan una lección dolorosa al ‘‘2º ejército más fuerte de la OTAN’’ en Idlib

Las unidades de la Policía Militar rusa ingresaron a la ciudad de Saraqib en el este de Idlib luego de la segunda liberación de la ciudad de los terroristas de Al Qaeda y las fuerzas turcas. Según el ejército ruso, el despliegue tuvo lugar a las 5:00 pm hora local del 2 de marzo y tenía la intención de proporcionar seguridad y permitir el tráfico a través de las autopistas M4 y M5. De hecho, los rusos llegaron a poner fin a los intentos turcos de capturar la ciudad y cortar la carretera M5 en esta área.

Al mismo tiempo, el ejército sirio repelió los intentos de al-Qaeda y las fuerzas turcas de capturar la ciudad de Kafr Nubl en el sur de Idlib y recapturó varias aldeas cercanas, incluidas Hazarin y Dar al-Kabirah. Según fuentes progubernamentales, al menos 15 unidades de equipo militar pertenecientes a los proturcos fueron destruidas en las operaciones recientes. La parte turca respondió a los acontecimientos en el terreno con un nuevo lote de declaraciones victoriosas.

Según las declaraciones del ministro de Defensa, Hulusi Akar, del 2 de marzo, el número de tropas sirias «neutralizadas» desde el inicio de la Operación Spring Shield llegó a 2,557. Esto es aproximadamente 350 soldados sirios más de lo que se afirmó el 1 de marzo. La pregunta principal es: «¿El ministro de defensa turco realmente cree en los números que proporciona?» Probablemente sería útil no hacer tales afirmaciones personalmente. Por lo tanto, podría evitar sonrojarse de vergüenza. Si el ejército sirio realmente sufre tales bajas en solo unos días, las fuerzas dirigidas por Turquía alcanzarían fácilmente su objetivo declarado de expulsar a las tropas sirias del sur y el este de Idlib.

En realidad, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, irá a Moscú el 5 de marzo para negociar un alto el fuego. “Mi único deseo es terminar esta lucha con la victoria y evitar más derramamiento de sangre, con un alto el fuego permanente. Para esto, estamos utilizando todos nuestros canales diplomáticos, junto con nuestra lucha en el campo ”, dijo Erdogan en una reunión de funcionarios gobernantes del Partido Justicia y Desarrollo.

Entonces, hace solo unos días, los partidarios de la operación turca afirmaban que las poderosas fuerzas turcas ya habían derrotado al régimen de Assad y pronto entrarían en las ciudades de Damasco y Alepo. Ahora, las mismas fuentes están admirando la inteligencia y la visión de futuro.

Parece que las cosas no están yendo por el camino turco en Idlib. Cuando Erdogan y Putin alcancen otro alto el fuego, que formalmente pondrá fin al objetivo de Ankara de expulsar al ejército sirio de las áreas recientemente despejadas, las mismas fuentes probablemente declararán esta victoria turca. El segundo ejército más fuerte en la OTAN parecía no ser capaz de derrotar a las fuerzas sirias, que están agotadas por un conflicto de casi 10 años, sin sufrir pérdidas inaceptables.

El equilibrio de poder en Idlib mayor ha cambiado una vez más. Si el ejército turco no logra un avance inesperado, por ejemplo, la captura de Maarat al-Numan, de inmediato, los principales esfuerzos de la diplomacia turca probablemente se centrarán en alcanzar un acuerdo que evite un avance sirio en Idlib. Esta ciudad es el principal baluarte de al-Qaeda y el último centro urbano realmente grande en manos de grupos terroristas en la región. La caída de Idlib en manos del ejército sirio destruiría todas las esperanzas turcas de solidificar su propia influencia en esta parte de Siria.

Sin embargo, incluso un acuerdo ruso-turco en la ciudad de Idlib probablemente no pondrá fin a los esfuerzos antiterroristas del ejército sirio y sus aliados. La ciudad de Jisr al-Shughur, ubicada cerca de la autopista M4, es uno de los posibles objetivos de las próximas operaciones. La ciudad está controlada actualmente por el Partido Islámico de Turkistán, un grupo vinculado a Al Qaeda formado por extranjeros. Entonces, los principales medios de comunicación pueden comenzar a prepararse para defender a otro grupo de »terroristas moderados» que serían oprimidos por el brutal régimen de Assad

Pugna aérea turca-siria: Damasco derriba 2 drones turcos en Idlib

El Ejército sirio derriba otros dos drones turcos en Idlib y mata y hiere a muchos soldados turcos en esa provincia, ubicada en el noroeste del país árabe.

De acuerdo con la agencia local de noticias SANA, las fuerzas sirias derribaron el martes dos aviones no tripulados (dron) del Ejército turco; uno en las afueras de la estratégica ciudad de Saraqib, y otro en el campo de Jan al-Sobol. Se trata del tercer dron turco derribado desde el 1 de marzo.

El medio explica que las unidades del Ejército sirio observaron el acercamiento del dron agresor hacia sus posiciones en Saraqib, ante lo cual lo derribaron antes de que pueda lanzar un ataque eventual en su contra. El segundo avión no tripulado fue derribado poco después en el este de Jan al-Sobol, añade.

SANA informó más temprano en la misma jornada que las fuerzas turcas habían derribado un caza del Ejército sirio en Idlib, mientras estaba llevando a cabo operaciones contra los terroristas en esta gobernación.

Los incidentes aéreos se producen a medida que el Gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad, decidió cerrar el espacio aéreo sobre Idlib después de que Turquía derribara el domingo dos aviones de guerra sirios en dicha provincia, el último feudo de los grupos terroristas, a los que apoya Ankara.

En medio de la operación antiterrorista del Ejército sirio, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó la misma jornada del martes que las fuerzas sirias mataron e hirieron a “muchos” soldados turcos cerca de Saraqib y ciudades adyacentes.

El ente opositor con sede en Londres, capital del Reino Unido, añadió que las pugnas entre las fuerzas sirias y los terroristas, por un lado, y con los turcos, por el otro, están en desarrollo en esa provincia.

Para el Gobierno de Al-Asad, el papel que desempeña Turquía en Siria es bastante negativo, por lo que asegura que hará frente a la agresión de Turquía con firmeza.

Damasco, basándose en muchos reportes que corroboran la información, denuncia que Turquía ha estado armando a los grupos terroristas casi desde el inicio de la crisis en Siria en 2011. Además, Rusia ha revelado que Turquía ha entregado decenas de tanques al grupo terrorista Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham) en Idlib.

Idlib es la ciénaga sin retorno de Erdogan en Siria

Erdogan pensó que, al agredir a las fuerzas sirias en Idlib, las vencería con facilidad, obviando que estaría adentrándose en una ciénaga sin retorno.

Conforme a sus cálculos, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pensó que, al iniciar una agresión a gran escala contra el Ejército de Siria en la región noroccidental de Idlib, podría obligar a este a replegarse de sus posiciones, pero, en realidad, lo único que ha cosechado con tal medida ha sido enviarse a sí mismo y a sus efectivos a una ciénaga sin retorno alguno, así comienza un artículo de Abdel Bari Atwan, publicado el lunes por el diario árabe Raialyoum.

Tras vencer el 1 de marzo el ultimátum lanzado por Erdogan a su homólogo sirio, Bashar al-Asad, para que replegara sus fuerzas militares de la zona desmilitarizada de Idlib, Ankara emprendió una gran ofensiva contra las posiciones sirias para obligarlas a retroceder tras la línea divisoria de la zona de distensión que, en su día, fue establecida con la meta de que las tropas turcas identificasen y separasen a los terroristas de los grupos opositores no armados que operan en esta región siria.

En septiembre de 2018, en la ciudad rusa de Sochi, los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Erdogan, respectivamente, acordaron crear en la región de Idlib una zona desmilitarizada de 20 kilómetros a lo largo de la línea de contacto entre la oposición armada —apoyada por Ankara— y las tropas sirias, que sería controlada por las fuerzas turcas y la Policía militar de Rusia.

En lugar de que los citados grupos opositores armados fueran apartados de los que se oponían a las armas, los primeros no solo fortalecieron sus posiciones en esta zona, en contraposición a lo suscrito en Sochi, sino que, además, llevaron a cabo varias ofensivas contra las fuerzas sirias y rusas. De igual modo, otras fracciones, en este caso, de naturaleza terrorista, como es el grupo Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), liderado por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), aprovecharon la coyuntura y empezaron a lanzar ataques indiscriminados contra la zona desmilitarizada.

Desde entonces, por más que el Gobierno sirio ha estado llamando a quienes vulneran el acuerdo de Sochi a que abandonen sus actividades destructivas, bajo la advertencia de una dura respuesta de las fuerzas sirias, sus peticiones han sido desoídas, por lo que Damasco ha empezado una lucha sin cuartel contra todo aquel que infrinja lo pactado, entre los que se encuentran los grupos proturcos afincados en Idlib.

Los turcos, a fin de justificar sus próximos movimientos militares para salvaguardar a sus protegidos y aliados de la ofensiva gubernamental siria en Idlib, se han valido del Artículo 5 de la Carta de las Naciones Unidas, así como de los acuerdos del Egeo, Sochi y Astaná, que, según Ankara, les legitima a lanzar su operación, denominada “Escudo de la Primavera”, para estabilizar y asegurar la región, y proteger las fronteras turcas, conforme recoge un artículo de opinión.

En su empecinamiento por imponer su voluntad y hacerse con el control de la región noroccidental siria de Idlib, que abarca una superficie de 600 km2, prosigue el texto, Erdogan no ha dudado en desplegar a más de 15 000 soldados y 3500 vehículos blindados y, por si todo esto no era suficiente, ha venido equipando al Frente Al-Nusra, filial de Al-Qaeda en suelo sirio, con sistemas de defensa de misiles antiaéreos para que los utilice contra los aviones del Ejército sirio y la Aviación rusa, que brinda apoyo aéreo desde hace cinco años a las fuerzas de Siria en su lucha contra el terrorismo.

Al armar a los extremistas proturcos, añade el analista, Erdogan no desea iniciar un enfrentamiento militar con Rusia dentro de las fronteras sirias, ya que es consciente de que tiene todas las de perder si Moscú decide recurrir a sus bombarderos estratégicos nucleares, tal y como apuntaba un experto ruso, quien aseguraba que, por razones logísticas, no era factible para el Kremlin el despliegue de miles de efectivos y vehículos militares en la zona, pero sí el envío de cientos de aeronaves avanzadas a la base aérea de Hmeimim, sita en la provincia siria de Latakia, para subsanar así la falta de fuerzas terrestres rusas en el propio campo de batalla.

Para evitar a que se produzca un enfrentamiento directo entre las fuerzas turcas y las rusas, el dirigente turco ha pedido a su par ruso que se aparte de su camino y permita el avance de las tropas de Ankara en Idlib, una solicitud que ha sido rechazada por Moscú, como se puede apreciar si uno echa un vistazo a los últimos avatares de la guerra que tiene lugar en esta región noroccidental de Siria, de acuerdo con el artículo periodístico.

Atwan asevera que quizás la muerte de 34 soldados turcos en un ataque contra las posiciones del Ejército de Ankara en Idlib fuera el primer aviso de advertencia de Putin a Erdogan de que este último estaría violando claramente los acuerdos de Sochi y Astaná y que no estaría dispuesto a permitirle tal infracción.

Es curioso que mientras las autoridades rusas han reconocido que su Aviación realizó el letal ataque, añade el experto, Erdogan, en lugar de acusar a la parte rusa de la muerte de sus efectivos, haya culpado a la parte siria de ser la responsable del mortal ataque.

Es probable que Ankara busque, por un lado, provocar a Moscú y, por el otro, tenga puestas sus miras en poder llegar a un entendimiento con los rusos que le permita salir del atolladero que él mismo ha propiciado.

El despliegue de dos buques de combate rusos, equipados con misiles de crucero, en las costas sirias, es el segundo mensaje de Moscú a Erdogan, que sumándose a la negativa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por EE.UU., de apoyar a su socio turco en su aventurismo militar en Siria, por más que Ankara haya usado como medida de presión el envío de migrantes a las puertas de Europa, demuestra que los cálculos hegemónicos del dirigente de Turquía han fallado por completo.

El articulista concluye que Erdogan está muy equivocado si cree que puede lograr, con su operación militar, lo que no ha conseguido en los últimos nueve años en Idlib, ya que, en aquel entonces, la oposición armada, que contaba con el apoyo económico de varios países occidentales y sus socios regionales, estaba a punto de hacerse con el control de Damasco, la capital siria, pero fracasó en su intento por la firme resistencia presentada por las fuerzas gubernamental de Siria, que recibieron el respaldo incondicional de los rusos.

Ante la actual situación, Putin no va renunciar a sus logros estratégicos en Siria y tampoco permitirá que el Gobierno sirio sufra alguna derrota en Idlib que muestre su debilidad ante los terroristas y sus patrocinadores, sostiene el autor del artículo, para luego subrayar que, hoy en día, la coyuntura interna y regional de Al-Asad es mucho más fuerte que su contraparte turca, puesto que Turquía está aislada y rodeada por sus adversarios y experimentando condiciones internas adversas, que acabarán explotando si los cuerpos militares turcos se plantean avanzar más en Siria y Libia.

Con la operación “Escudo de la Primavera” en Siria, Erdogan no solo ha puesto en peligro la seguridad y la integridad territorial de Turquía, sino que también ha abierto las puertas del infierno a sus efectivos que participan en el operativo militar, tal y como han venido advirtiendo desde el Centro ruso para la Reconciliación de las partes en conflicto en Siria, al remarcar que Rusia ya avisó a Ankara de que no podría garantizar la seguridad de los vuelos de los aviones turcos sobre Siria después de que las autoridades de Damasco declararan el cierre del espacio aéreo sobre Idlib, detalla Atwan.

Así pues, el experto finaliza subrayando el precipicio al que se dirige Erdogan por adentrarse en una ciénaga profunda y sin punto de retorno por los continuos desaciertos que va cosechando en su camino para crear un nuevo imperio fundamentado en el sueño otomano.

Entre los desatinos geoestratégicos del mandatario turco figuran los ya mencionados y que merece la pena enumerarlos a continuación:

El primero, el Ejército sirio nunca se replegará de sus posiciones y el Gobierno de Damasco continuará con su lucha para hacerse con el control de todos los rincones de su territorio.

En segundo lugar, Erdogan teme la confrontación con los rusos y es por eso que buscará un entendimiento con Moscú.

El tercero, el aventurismo de Erdogan en Idlib no puede contar con el apoyo de EE.UU. y la Alianza Atlántica, puesto que ni este ente militar ni Washington están dispuestos a cerrar filas frente a Moscú en Siria.

Por último, el intento de chantaje de Erdogan con el envío de miles de migrantes a la frontera griega para presionar a los europeos para que acudan en su ayuda en Idlib no le va servir de nada por los estrictos controles fronterizos del bloque europeo.

Análisis: ¿Están Rusia y Turquía en curso de colisión?

El Saker

El asesinato del héroe-mártir iraní general Soleimani creó una situación en la que una guerra entre Irán y el Eje de la Bondad (EE. UU. / Israel / KSA) pasó a ser una posibilidad real, pero, el tío Shmuel decidió en el último minuto que no tenía estómago para una guerra a gran escala contra Irán. Un sabia decisión.

Esto, sin embargo, no implica en absoluto que el Imperio anglosionista haya decidido quedarse de brazos cruzados, nada más lejos de la realidad. La necesidad de tomar medidas rápidas y decididas se hizo particularmente aguda después de las grandes manifestaciones antiestadounidenses en Irak (¡más de un millón de personas en las calles!) lo que puso directamente en riesgo la ocupación estadounidense ( llamada “presencia” por los medios de comunicación de masas) tanto en Irak como en Siria.

Al mismo tiempo, la negativa del presidente turco Erdogan de eliminar a todos los “terroristas malos” de la provincia de Idlib eventualmente resultó en una ofensiva conjunta sirio-rusa para liberar la provincia. Esa ofensiva, a su vez, enfureció claramente a los turcos, quienes advirtieron sobre una importante operación militar para evitar que los sirios liberen a su propio país.

Esto plantea la pregunta: ¿acaso están Rusia y Turquía en realidad en curso de colisión?

En efecto, hay ciertas señales de advertencia muy preocupantes que incluyen una serie de declaraciones muy duras del propio Erdogan, y un repentino interés de Turquía por los “Patriots” (misiles, ndt) de Estados Unidos.

Sobre el terreno en Idlib, los turcos han brindado claramente a los “terroristas malos” un gran apoyo, incluidos equipos MANPAD, tanques y vehículos blindados. Los turcos en realidad llegaron a enviar fuerzas especiales para ayudar directamente a los “terroristas malos “. Finalmente, a partir de imágenes tomadas por drones rusos y sirios, e incluso por los mismos “terroristas malos”, parece innegable que el MLRS ( Lanzador satelital de cohetes militares, por sus cifras en inglés, ndt )turco y la artillería regular brindaron apoyo a los “terroristas malos”.

Ambas partes también admiten en que varios miembros del personal turco han sido asesinados (solamente no están de acuerdo acerca de cuántos eran y lo qué estaban haciendo los turcos en Siria).

Finalmente, y lo más inquietante, incluso hay un video circulando en Internet que parece mostrar un “Stinger” (misil, ndt) de los Estados Unidos al ser disparado por los “terroristas malos” a un avión ruso que, gracias a Dios, logró evadirlo (a diferencia de 2 helicópteros del Ejército sirio que fueron derribados).

Consecuentemente, la primera conclusión a la que podemos llegar es que los turcos ya están comprometidos en operaciones de combate contra los sirios. Por el momento, estas operaciones de combate están justo por debajo del umbral de “negación creíble”, pero no mucho. Por ejemplo, si los turcos hubieran derribado un avión ruso, podemos estar bastante seguro de que la opinión pública rusa (que aún no ha perdonado a Erdogan por el derribo del Su-24) habría exigido que las Fuerzas Aeroespaciales rusas tomaran represalias masivas (tal como se ha hecho cada vez que personal militar ruso ha sido asesinado) de matar a decenas de turcos.

La posición rusa es muy sencilla. Es algo como esto:

Los turcos se comprometieron a eliminar a todos los “terroristas malos” de la provincia de Idlib, y dejar sólo a los “terroristas buenos” quienes se comprometerían con un alto el fuego y un proceso político de paz. Eso no sucedió. En este caso, los sirios claramente tienen que hacer lo que los turcos se negaron a (o no pudieron) hacer. La presencia militar rusa en Siria y las operaciones militares rusas son absolutamente legítimas y legales: el gobierno legítimo de Siria invitó a los rusos y el CSNU acordó respaldar el proceso de paz sirio. Por lo tanto, los ataques de las fuerzas aeroespaciales rusas contra los ” terroristas malos ” son absolutamente legales. Además, Rusia desaprueba categóricamente la presencia de unidades turcas regulares dentro de los ” terroristas malos “, lo cual es ilegal y muy poco útil. En última instancia, las fuerzas aeroespaciales rusas no tienen forma de determinar quién está sentado en qué tanque, o quién proporciona cobertura de artillería para las operaciones de los “terroristas malos”. Por lo tanto, si el personal militar turco resulta asesinado en operaciones sirias o rusas, esto sería completamente culpa de Ankara.

Hasta ahora, la operación militar turca ha sido bastante infructuosa y limitada.

Pero Erdogan ahora ha prometido un gran ataque.

¿Sucederá ? y ¿qué pueden hacer realmente los turcos?

En primer lugar, Turquía no tiene los medios para entrar en un conflicto a gran escala con Rusia. Turquía no puede hacerlo por razones políticas, económicas y militares:

Política: la simple verdad es que Turquía (y Erdogan) necesitan desesperadamente el apoyo político de Rusia, no solo frente a Occidente, sino también a Irak, Irán e Israel. Además, Erdogan ahora claramente ha enfurecido profundamente a los europeos queya están hartos de las constantes amenazas de Erdogan de abrir la puerta de “refugiados”. En cuanto a los turcos, ya saben desde hace años que la UE nunca los aceptará y que la OTAN no apoyará a Turquía en sus operaciones (muy peligrosas) en Irak y Siria.

Económico: la economía de Turquía sufrió fuertemente con las sanciones introducidas por Rusia tras el derribo del Su-24 ruso por aviones turcos (respaldados por combatientes de la USAF). Lo que era cierto entonces es aún más cierto ahora, y la opinión pública turca lo entiende.

Militar: los últimos años han sido absolutamente desastrosos para las fuerzas armadas turcas que fueron depuradas tras el intento de golpe de Estado contra Erdogan. Este lamentable estado de cosas se ve confirmado indirectamente por el muy pobre desempeño de las fuerzas turcas en Siria.

¿Qué pasa si el conflicto es limitado a Siria?

Nuevamente, Turquía está en una mala posición. Por un lado, los sirios y, aún más, los rusos controlan el espacio aéreo sobre Idlib. Los turcos están tan frustrados con este estado de cosas que ahora, según los informes, han pedido a los EE. UU. que desplieguen misiles Patriot en el sur de Turquía. Esta es una solicitud bastante extraña, especialmente teniendo en cuenta que Turquía compró S-400 de Rusia o cuán patéticamente se desempeñaron realmente los Patriots (recientemente en el KSA y en otros lugares antes de eso). Esto, por cierto, bien podría ser un caso de noticias falsas, ya que, aparentemente, no hay Patriots disponibles para Turquía, incluso si Estados Unidos haya acordado vender.

Tenemos también la retórica belicosa que escuchamos de Erdogan. Por ejemplo, recientemente declaró que:

“El régimen, respaldado por las fuerzas rusas y los militantes respaldados por Irán, ataca continuamente a los civiles, comete masacres y derrama sangre, (…) Por la presente declaro que atacaremos a las fuerzas del régimen en todas partes a partir de ahora, independientemente del acuerdo [2018] si se les hace aunque sea un poco de daño a nuestros soldados en los puestos de observación o en otros lugares “.

Ese tipo de lenguaje es, por supuesto, muy peligroso, pero, al menos hasta ahora, la operación turca ha sido limitada y no ha tenido éxito. El presidente sirio Assad no se impresionó y declaró que:

También significa que no debemos descansar ociosos, sino prepararnos para las batallas por venir. Como resultado, la batalla para liberar el campo de Alepo e Idlib continúa independientemente de algunas burbujas vacías de sonido que vienen del norte (amenazas vanas de Erdogan), así como la batalla continuará hasta liberar todo el territorio sirio, aplastando el terrorismo y logrando la estabilidad.

Mientras tanto, Estados Unidos aparentemente se ha involucrado en Irak, y se niega categóricamente a irse. En términos prácticos, esto significa que los iraquíes tendrán que intensificar su campaña antiestadounidense, tanto política (más protestas y manifestaciones) como militarmente (más IED, ataques de convoyes y, probablemente pronto, ataques con drones, misiles de crucero y misiles balísticos contra objetivos estadounidenses) en Iraq. No creo que EE. UU. Pueda soportar ese tipo de presión a mediano y largo plazo, especialmente en un año electoral (que de todos modos promete ser infernal). En este momento, el Idiota en Jefe parece pensar que amenazar a Irak con “sanciones muy grandes” es la forma de restablecer las buenas relaciones. En realidad, todo lo que hará es inflamar aún más los sentimientos antiestadounidenses en Irak y el resto de la región.

Luego está la situación táctica. Verifique estos dos mapas: (haga clic en el mapa para obtener una resolución más alta)

La parte en rojo muestra las áreas controladas por el gobierno. El azul claro (o verde claro en el segundo mapa) muestra el despliegue turco. La parte en verde oliva (o verde oscuro en el segundo mapa) muestra las partes de la provincia de Idlib que todavía están bajo la ocupación Takfirí. Finalmente, la pequeña región alrededor de Tell Rifaat está controlada por los kurdos.

Las fuerzas sirias, respaldadas por Rusia, ahora han retrasado el último ataque turco + Takfiri al norte y al oeste de Alepo y ahora están atacando el extremo sur de la zona de ocupación de Takfiri alrededor de la montaña y las tierras altas de Zawiya, ver aquí:

Los sirios tienen opciones aquí. Pueden empujar gradualmente hacia el norte, o pueden tratar de envolver a las fuerzas de Takfiri en un “caldero”. Finalmente, los sirios obtendrían una gran victoria si lograran recuperar el control de la carretera entre Alepo y Latakia (en azul en el mapa).

En cuanto a los Takfiris respaldados por Turquía, están presionando muy duro hacia Idlib, hasta el momento con éxitos moderados y temporales (generalmente toman una ubicación con un costo enorme de vidas y equipos y luego no pueden conservarla tan pronto como los sirios y los rusos bombardean sus posiciones recién conquistadas).

Todo esto se lleva a cabo mientras las patrullas sirias, rusas, turcas y estadounidenses se reúnen regularmente, a menudo en situaciones bastante tensas que podrían escalar rápidamente en un tiroteo o, peor aún, en una batalla abierta. También existe el riesgo de un incidente en el aire ya que estas cuatro naciones también realizan operaciones aéreas sobre Siria. Y, al igual que en el caso de las operaciones terrestres, las operaciones aéreas sirias y rusas son legales según el derecho internacional, en cambio las operaciones turcas, estadounidenses o israelíes no lo son y constituyen un acto de “agresión” (n.b: el mayor crimen según el derecho internacional).

Hasta ahora, las diversas negociaciones entre las partes no han dado ningún resultado. Esto podría cambiar el 5 de marzo, ya que una conferencia sobre Siria a la que asistirán Turquía, Rusia, Francia y Alemania se reunirá (probablemente en Estambul) para tratar de encontrar una solución negociada. Teniendo en cuenta que los soldados turcos son asesinados todos los días y que 2 helicópteros sirios han sido derribados, podría ser demasiado tarde para evitar una escalada.

Concluiré aquí publicando una traducción automática (mínimamente corregida) de una traducción al ruso de un texto originalmente escrito por un comentarista político turco y traducido al ruso por un canal de Telegram: (énfasis agregado)

La estrategia de Rusia desde el principio fue devolver el control total de los territorios sirios a Assad. Y Moscú estuvo implementando sus planes, acercándose a la meta paso a paso. Mientras Damasco no tome Idlib, la operación continuará. No es necesario ser un experto en este campo para comprenderlo. Esto es obvio. Alguien dice que el viaje de Erdogan a Ucrania jugó un papel en las operaciones ofensivas de Damasco. De hecho, esta visita es el resultado de la ofensiva del ejército sirio. El presidente turco fue a Kiev justo después de que aumentaron las tensiones entre las fuerzas armadas turcas y el lado ruso. Erdogan en Ucrania hizo declaraciones que causaron irritación en Moscú.

La diplomacia turca se encontraba en un punto muerto. Discutimos durante mucho tiempo que no se puede poner todos los huevos en una sola canasta rusa. Y dijeron: compraremos los S-400, construiremos una planta de energía nuclear y desarrollaremos el turismo. Y Putin se convirtió en un héroe en nuestro país. Y ahora el Secretario de Defensa habla de comprar sistemas de defensa aérea con Patriots estadounidenses. Y el presidente habla de adquirir Patriot. “No tuvimos éxito con Rusia, ahora nos acercaremos a los Estados Unidos”esta no es forma de hacer la política exterior. Necesitamos coherencia en la política exterior. No es apropiado que un país con un poder militar fuerte cambie de bando entre las potencias mundiales una vez por semana.

Lo que todavía estamos discutiendo en estos días: necesitamos acercarnos a Europa y los Estados Unidos contra Rusia. Estas discusiones preocupan a nuestros empresarios que trabajan con Rusia. El sector turístico está preocupado. Sin los turistas rusos, nuestro sector turístico no puede llenar todos los volúmenes y obtener ganancias. Todavía no hemos podido resolver estos problemas, y estamos discutiendo un choque con Rusia. Recordemos lo que sucedió después de que Turquía derribó el avión ruso. Nuestro sector turístico no pudo recuperarse en dos años. Qué se puede esperar de un choque militar? Tenemos que hablar de eso.

El objetivo de nuestro estado: vivir en paz en nuestra tierra y mantener alejados todos los problemas, mientras lo que hacemos es atraer nuevos problemas: esto no es indicador de una buena estrategia militar o de una estrategia diplomática bien pensada . Todos deberían entender esto.

El riesgo para Erdogan es obvio: en caso de una confrontación seria con Rusia (y sin olvidar a Siria e Irán!), las consecuencias para Turquía podrían ser graves, lo que resulta en un fuerte aumento de los sentimientos anti-Erdogan en Turquía, un lujo que no se puede dar.

Y eso nos lleva a la postura actual de EE. UU. / OTAN / CENTCOM luego del asesinato del general Soleimani que mencioné al comienzo de este artículo. Los riesgos de una escalada rápida y peligrosa que involucre a EE. UU. e Irán siguen siendo extremadamente altos. Lo mismo puede decirse de los riesgos de una reanudación de los ataques anti-estadounidenses por parte de las fuerzas chiítas iraquíes. Luego están los conflictos tanto en Afganistán como en Yemen, que el tío Shmuel probablemente preferiría terminar, pero no tiene ni idea de cómo hacerlo. En estos países, podría ocurrir una escalada rápida en cualquier momento, especialmente después del objetivo oficialmente declarado por Irán de expulsar a los Estados Unidos del Medio Oriente. Y ahora, existe el riesgo de una gran escalada entre Turquía, Siria y Rusia: dicha escalada tendría un gran potencial para absorber a las fuerzas estadounidenses en la región, incluso si nadie lo hace deliberadamente (o si los iraníes lo hacen, muy deliberadamente).

En este momento, el tío Shmuel está ocupado con un PSYOP estratégico que intenta meter a Rusia e Irán en un conflicto (ver este artículo de propaganda, por ejemplo). Eso no funcionará, ya que tanto los rusos como los iraníes son muuuuuuuuuucho más listos para caer en cosas tan primitivas. Estados Unidos también trató de instigar disturbios dentro de Irán, pero se desvanecieron rápidamente (al igual que los rumores acerca de que Estados Unidos derribó deliberadamente el avión ucraniano).

El Medio Oriente es imposible de predecir, es demasiado complejo y hay muchos factores posibles que influyen en la situación. Aún así, supongo que la conferencia del 5 de marzo, suponiendo que tenga lugar, obligará a Erdogan a retroceder y re-tomar su compromiso de devolver la seguridad a la provincia de Idlib. Esa es, hasta donde puedo ver, la única forma en que Erdogan puede evitar una vergonzosa derrota militar con consecuencias políticas posiblemente muy serias.

Por el contrario, si hubiera un choque abierto entre Turquía y Siria + Rusia, entonces no veo que la OTAN intervenga para respaldar a Turquía. A lo sumo, los EE. UU. / OTAN pueden enviar fuerzas para “proteger” a Turquía y el equipamiento, pero en ambos casos esto no sería efectivo (los problemas del ejército turco son demasiado grandes para ser resueltos con acciones tan simbólicas). Si bien algunos países más rabiosos (Polonia, Países Bajos, Reino Unido y, por supuesto, EE. UU.) podrían verse tentados a iniciar una importante acción de la OTAN contra Siria y, a través de eso, contra Rusia, los países de la UE mentalmente más sanos no tienen exactamente ningún deseo de terminar en una guerra contra Rusia, ni por Ucrania ni tampoco por Siria.

Por lo tanto, aunque Erdogan trate desesperadamente de enfrentar a los EE. UU. contra Rusia, esto no funcionará, especialmente porque este último “zag” pro-estadounidense solo alienará aún más a Irán (y al resto de la región). Predigo que después de la conferencia del 5 de marzo, Erdogan se verá obligado a reanudar su “amistad” con Putin y básicamente ceder.

Si por alguna razón esto no sucede, una escalada será casi inevitable.

PD: el coronel Cassad (también conocido como Boris Rozhin) ha publicado en su blog un artículo interesante que analiza una teoría que, aparentemente, es popular en el Medio Oriente y Rusia. Esta teoría dice que lo que está ocurriendo es un espectáculo gigantesco, un engaño, en el que Rusia y Turquía parecen estar en desacuerdo, pero en realidad están trabajando de la mano para desarmar a los Takfiris e intercambiar territorio. Aquí están, en su opinión, las posibles indicaciones de tal colaboración: (traducido automáticamente y mínimamente corregido)

  1. Después de algunos trámites, Turquía reanudó las patrullas conjuntas con el ejército ruso en Rojava, que se llevan a cabo de manera rutinaria. Rusia ha aumentado la cuota para el suministro de tomates turcos a Rusia a pesar del hecho de que Rusia amenazó con bloquear el suministro de tomates turcos.
  2. Estados Unidos no entregó misiles patriots a Turquía, que se describió en los medios de comunicación turcos en referencia a fuentes anónimas en el gobierno turco. No hay apoyo real de los Estados Unidos y la OTAN a Turquía.
  3. A pesar del hecho de que la SAA no iba a detener la ofensiva y continuó rodeando los puntos de observación turcos, Turquía efectivamente ha dado la carta blanca de Assad durante todo febrero, afirmando que no se iniciará ninguna operación de combate importante antes de principios de marzo.
  4. La cadena principal de los nuevos puntos de observación fue desplegada por Turquía al norte de la autopista M-4. La dirección sur no se fortalece realmente. Los intentos de cubrir el Kafr Will Sagna o Kafr Nabl no se llevaron a cabo, aunque estos son puntos más importantes que Nairab.
  5. La mayor parte de los militantes pro-turcos se sintieron atraídos por Idlib y Carmine, mientras que el frente sur en realidad estuvo expuesto a Assad, existe una situación de máximo favor para la liberación de docenas de ciudades y pueblos.
  6. La batalla de Niravam se convirtió en una picadora de carne de una semana de duración, donde los militantes participaron en estúpidos ataques frontales contra posiciones sirias con grandes pérdidas pero capturando a Neirab, prácticamente no hay nada en el nivel operativo, no ganaron, perdieron personas y lo más importante – tiempo.
  7. El ejército ruso y turco mantiene todos los canales de comunicación e intercambio de información, incluso sobre el movimiento de las columnas turcas. El ejército ruso ayuda a abastecer los puntos de observación turcos rodeados en la parte trasera de Assad.
  8. Moscú y Ankara han enfatizado repetidamente no buscar un conflicto militar entre ellos, prefiriendo buscar la resolución de disputas por medios diplomáticos.

Y Rozhin agrega:

¿Por qué todo esto puede ser parte de un acuerdo de trastienda? Porque tal escenario permitiría a Turquía parecer un defensor de Idlib, que está en fuerte oposición a los planes de Assad y Putin. Al menos visualmente. En cuanto a Assad y Putin, pueden afirmar que han liberado parte de la provincia de Idlib. La batalla de Niravam en esta lógica le permite a Erdogan salvar la cara antes de “en interés de la paz y la seguridad”, para firmar un nuevo acuerdo con Rusia con una nueva línea de demarcación, que oficialmente ya se discutió en las negociaciones en Moscú el 17- 18 de febrero. Oficialmente, los turcos lo rechazaron. Pero es oficial. Y si suponemos que el acuerdo ya existe y esto solo se fijó la vista el 5 de marzo, mientras Assad lanzó otra pieza de Idlib y los militantes “An-Nusra” estarán parcialmente dispuestos en las batallas con la SAA en Idlib y en el ataque frontal sur en el frente debajo de Niranam. A favor de esta versión puede indicar la experiencia previa de transacciones entre Rusia y Turquía, cuando Ankara gruñó en voz alta a Assad, pero de hecho no impidió que el régimen de Assad limpiara los enclaves y ganara la batalla por Alepo. Contra esta versión puede jugar que los turcos mismos están sufriendo pérdidas de mano de obra, y nuevas concesiones a Rusia pueden socavar las posiciones de Erdogan en Idlib, por lo que intenta negociar.

Personalmente dudo de esta versión, aunque solo sea porque es una forma muy complicada y peligrosa de hacer las cosas, y debido a las muchas amenazas e incluso ultimátums que Erdogan está vomitando constantemente. Una explicación más probable para todo lo anterior es que 1) los Takfiris están desesperados y se están quedando sin vapor y 2) los turcos temen una confrontación seria con Rusia. Rozin concluye:

Creo que para el 5 de marzo finalmente se aclarará la cuestión de si hubo un acuerdo secreto o no, ya que las amenazas de Erdogan se centran a principios de marzo, momento en el que tendrá que atacar o elegir jugar el papel de pacificador. , que “diplomáticamente” detuvo el avance de Assad.

Aquí solo puedo estar de acuerdo con él.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue