Dos misiles Badr-F de alta precisión fueron lanzados con escaso intervalo, confirmando el cambio táctico que ahora marca la lucha en Yemen: los ataques del Ejército yemení y Ansarulá involucran una gama cada vez más diversa de misiles, cada vez más grandes y más poderosos. El miércoles, las fuerzas yemeníes dispararon cinco misiles Zelzal-1 contra el sur de Arabia Saudí. Unas horas más tarde fue el turno de los misiles Badr-F.

El primer misil Badr-F fue lanzado contra una base militar saudí en la provincia de Nayran. Decenas de saudíes y mercenarios de la coalición liderada por Riad murieron o resultaron heridos a consecuencia de su impacto. Un cuartel militar saudí en el sur de Arabia Saudí fue blanco del segundo misil.

El jueves pasado, un sitio militar fue atacado con un misil Burkan-3 en Dammam, en el este de Arabia Saudí, y desde entonces los militares y funcionarios saudíes se hallan inmersos en un clima de pánico.

Según el general yemení, “nuestra táctica de guerra es ahora prevenir y anticipar los ataques enemigos, y este es nuestro tercer paso en nuestra nueva estrategia. Se trata de reducir lo más posible el campo de acción del agresor. Por lo tanto, el doble ataque con los Badr-F se basó en el arduo trabajo de nuestras unidades de reconocimiento y vigilancia centradas en los movimientos de tropas del Ejército saudí”.

El misil Badr-F, que tiene un alcance de 60 kilómetros, fue presentado en abril pasado con motivo del primer aniversario de la muerte del presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Salah al Samad. El misil puede explotar a 20 metros de altitud. Con un radio de explosión de 350 metros, el Badr-F dispersa más de 14.000 esquirlas de metralla cuando explota.

El miércoles, el general Sari ya había informado sobre la toma de control de 37 bastiones pertenecientes a los mercenarios de Riad en el centro de Yemen, o sea en Dhale, la provincia estratégica que se yuxtapone al puerto de Adén. El fulgurante avance de las fuerzas yemeníes también ha sumido al puerto en una situación de guerra interna. Los mercenarios pro-saudíes y pro-emiratíes chocaron el miércoles 7 de agosto dando lugar a enfrentamientos fratricidas muy violentos.

Las misiones de inteligencia dirigidas por Ansarulá y sus aliados continúan creciendo y pesan cada vez más en el conflicto. Un espectacular ataque con un misil y un dron, realizado sobre la base de datos de inteligencia recopilados, alcanzó el jueves 1 de agosto un desfile militar en el que participaban mercenarios que se preparaban para acudir al frente de batalla en Dhale. La violencia en Adén estalló después de que los mercenarios afiliados a los dos principales países agresores enterraran a los 36 muertos producidos por el ataque.

El giro “preventivo” que acaba de tomar la estrategia de la Resistencia yemení es uno de los logros más espectaculares de esta guerra, según los expertos, que presencian el surgimiento de un ejército yemení irregular después de cinco años. años de guerra desigual librada por Arabia Saudí, con el apoyo de otros países árabes y occidentales, contra el pueblo yemení.

Decenas de muertos y heridos de las fuerzas de la coalición tras ataques con misiles balísticos yemeníes 

Los combatientes yemeníes dispararon el miércoles dos misiles balísticos, Badr F, contra dos objetivos saudíes en Nayran y Yizan. Decenas miembros de las fuerzas lideradas por Arabia Saudí fueron muertos o heridos.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, Yahya Sari, anunció que el primer misil atacó el campamento de Rajlaa en Nayran, infligiendo grandes pérdidas en los mercenarios liderados por Arabia Saudí.

“Las ambulancias se apresuraron en llegar para transportar a los muertos y heridos a los hospitales de Nayran”, agregó el general Sari.

Mientras tanto, el portavoz señaló que las capacidades de las fuerzas yemeníes son desarrolladas y dijo que los misiles disparados alcanzaron con precisión los objetivos y que el ataque contra Nayran tuvo lugar mientras el enemigo se preparaba para atacar los puestos yemeníes en la frontera con Arabia Saudí.

“El segundo misil atacó una escuela de entrenamiento militar saudí en la ciudad Al Mawsem en Yizan y infligió pérdidas en los mercenarios”, dijo Sari al canal Al Masirah.

Varios muertos en combates en la capital temporal yemení de Adén

MOSCÚ (Sputnik) — Al menos tres personas perecieron y 10 perdieron la vida en combates que tuvieron lugar junto al palacio presidencial de Adén, capital temporal de Yemen, informó el canal televisivo Sky News Arabia citando a su propio corresponsal.

"Al menos tres personas murieron y 10 resultaron heridos en combates en Adén, tras el entierro de los cadáveres de dos víctimas del ataque de misiles de los hutíes [movimiento Ansar Alá] contra el campamento Al Jala", indica el comunicado del medio en Twitter.

Una fuente, de las autoridades de la provincia de Adén, dijo a Sputnik que un grupo de personas armadas intentó abordar las puertas del palacio presidencial en la capital temporal de Yemen, pero los guardias del palacio lograron retenerlo y abrieron fuego.

Se informa además que, mientras las fuerzas terrestres saudíes vigilan las puertas del recinto presidencial, un avión militar de la coalición árabe dirigida por Arabia Saudí está sobrevolando el área.

Por su parte, el Consejo de Transición del Sur, un movimiento separatista yemení del sur, pidió a sus partidarios que se dirigieran al palacio presidencial para hacer frente al partido islámico Al Islah, que apoya el Gobierno de Yemen.

"Anunciamos una movilización general de todas nuestras fuerzas en el sur del país para dirigirse hacia el Palacio Maasheeq y derrocar a las facciones de la Congregación Yemení por la Reforma [partido político Al Islah]", escribió el vicepresidente del consejo, Hani bin Breik, en su cuenta de Twitter.

Estas palabras de Bin Breik siguieron sus declaraciones de que "las facciones terroristas de Al Islah" dispararon contra la gente que se había reunido ante el palacio presidencial para llevar a cabo una manifestación pacífica.

Por su parte, el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, expresó su preocupación por la escalada militar en Adén.

"Estoy alarmado por la escalada militar en Adén hoy [el 7 de agosto], incluidos los informes de enfrentamientos en las cercanías del palacio presidencial", comunicó la oficina del enviado especial.

También pido "a las partes involucradas que abandonen la violencia y entablen un diálogo para resolver los desacuerdos".

"La escalada de violencia conducirá a la inestabilidad y el sufrimiento en Adén y profundizará las divisiones políticas y sociales de Yemen", destacó el diplomático británico.

“La coalición dirigida por Arabia Saudí debe tomar en serio la advertencia del Sayyed al Huthí”

Las fuerzas yemenies lanzaron el martes tres misiles “zelzal 1” contra una concentración de la coalición saudo-estadounidense en la provincia de Asir, informó el canal de televisión Al Masirah.

Una fuente militar citado por Al Masirah dijo que el ataque alcanzó con precisión sus objetivos y infligió grandes pérdidas en las filas de los mercenarios.

Mientras tanto, el negociador jefe de Ansarulá, Mohammed Abdul Salam, advirtió las fuerzas de agresión que deben tomar en serio la reciente advertencia del Sayyed Abdul Malik al Huthí.

“Las fuerzas de agresión deben tomar en serio la reciente advertencia del Sayyed Abdul Malik al Huthí si el bloqueo impuesto al Aeropuerto de Sanaa continúa”, escribió Abdul Salam en su cuenta de Twitter.

“42 000 yemeníes murieron por cerco saudí a aeropuerto de Saná”

Unos 42 mil enfermos yemeníes han muerto debido al asedio de Arabia Saudí contra el aeropuerto internacional de Saná, informa el Ministerio de Salud de Yemen.

El portavoz del Ministerio yemení de Salud, Yusef al-Hazari, denunció el miércoles que más de tres años de bloque aéreo impuesto por el régimen de los Al Saud contra el aeropuerto de Saná, la capital de Yemen, ha empeorado la crisis humanitaria en el país más pobre del mundo árabe.

Al-Hazari lamentó, en este sentido, la muerte de unos 42 000 enfermos y heridos yemeníes, quienes habían perdido la vida por no haber podido viajar fuera del país para recibir tratamiento debido, a raíz del injusto asedio que mantienen Riad y sus socios contra el mencionado aeropuerto.

En esta misma línea, aseveró que actualmente más de 350 000 yemeníes, que sufren diferentes tipos de enfermedades, como cardiacas, renales, o cáncer, necesitan viajar a un país extranjero para su tratamiento.

Esta cifra no incluye la gran cantidad de civiles yemeníes que han sufrido lesiones graves en los ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados, agregó Al-Hazari.

El vocero del Ministerio yemení de Salud pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales que rompan su silencio ante esta tragedia catastrófica, que ha cobrado la vida de miles de inocentes, y condenen los crímenes de los agresores y tomen medidas prácticas para acabar con el asedio saudí del aeropuerto de Saná.

El sistema de sanidad yemení se ha visto duramente afectado por la brutal campaña militar lanzada desde 2015 por el régimen saudí y sus socios contra Yemen, que tiene como objetivo zonas residenciales, mercados, escuelas y centros de salud del país.

Un petrolero abandonado cerca de Yemen puede provocar una catástrofe global

 

Un buque abandonado al lado de la costa yemení puede estallar en cualquier momento. Su quiebre amenaza con propiciar el mayor vertido de crudo de la historia, apunta un reciente informe publicado por el Consejo Atlántico.

El buque petrolero monocasco Safer fue construido en Japón en 1976 y adquirido por la principal compañía petrolera de Yemen, la Safer Exploration and Offshore Production Company.

Hace cuatro años, con el auge de la guerra civil en Yemen, el petrolero fue abandonado al norte de la ciudad de Hodeida, a siete kilómetros de la costa. Los expertos señalan que el buque puede explotar en cualquier momento. Si esto ocurre, el posible vertido de petróleo puede ser mucho mayor que el acaecido en el golfo de México el 20 de abril de 2010 y cuatro veces más dañino que el del Exxon Valdez, que tiñó de negro las costas de Alaska a finales de marzo de 1989.

Impacto catastrófico

En primer lugar, semejante vertido de petróleo puede tener consecuencias extremadamente devastadoras para la población local. Así, la contaminación de las plantas de desalinización cortará el acceso al agua potable a millones de personas. También un vertido así, a lo largo de la costa de Yemen, Omán y Somalia, complicaría durante mucho tiempo la pesca y otras actividades de la población costera, que ya está al borde de la supervivencia. La situación puede provocar un nuevo conflicto armado en la región debido a la lucha por las necesidades básicas.

En segundo lugar, la destrucción de los ecosistemas marinos afectará a los corales que protegen los mares del calentamiento.

Los arrecifes de coral son sumamente sensibles al petróleo, como lo demuestra su comportamiento después de la Guerra del Golfo, recuerda el director del Instituto para el Cambio Global de la Universidad de Queensland (Australia) y uno de los especialistas más reconocidos en el mundo en el campo de los ecosistemas marinos, el profesor Ove Hoegh-Guldberg. Estos sistemas marinos pueden ser la última barrera para el cambio climático global, agrega el profesor Maoz Fine, de la Universidad Bar Ilan en Ramat Gan (Israel).

En tercer lugar, el cierre temporal de las rutas marítimas del mar Rojo causará un duro golpe a la economía mundial. Los expertos del Consejo Atlántico pronostican que los precios de los productos básicos, especialmente del petróleo, aumentarán drásticamente.

Un derrame de crudo de semejante magnitud en el mar Rojo afectará de inmediato a la economía mundial, considera el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock. El tránsito marítimo a través de este mar es de aproximadamente 5,5 millones de barriles de petróleo al día, y representa entre el 8 y el 10% del comercio mundial. El bloqueo de esta ruta obligará a todos los barcos que viajan de Asia a Europa a pasar no por el canal de Suez, sino alrededor de África.

¿Qué se puede hacer?

Los especialistas tienen a su disposición varias medidas para evitar la catástrofe. La opción más sencilla sería pagar al Gobierno de Yemen, reconocido por la ONU, alrededor de 70 millones de euros —78 millones de dólares—, que es el precio estimado del contenido del Safer. Pero aquí hay un problema mayúsculo: el buque permanece bajo el control de los rebeldes hutíes, que rechazan permitir que los expertos de la ONU lo inspeccionen. Los analistas del Consejo Atlántico no contemplan negociaciones con este grupo.

"La presión mundial coordinada sobre Yemen ni siquiera es una de las opciones, sino la única oportunidad de lograr un resultado positivo y salvar al mundo de otra catástrofe global. Una oportunidad que se ha convertido en una necesidad. Un tema digno de ser considerado en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU", comunica el informe.

5 razones por las que cayó la alianza Riad-EAU contra Yemen

Los Emiratos Árabes Unidos (EUA), el principal cómplice de Arabia Saudí en su agresión a Yemen, han reducido su presencia militar en esta guerra devastadora.

  • “Los Emiratos Árabes Unidos, que experimentan una desaceleración económica, pueden haber decidido finalmente retirarse de una batalla claramente estancada contra un determinado oponente”, analizó la revista estadounidense ForeignPolicy.
  • Además, el recrudecimiento de los ataques de represalia del Ejército y el movimiento popular Ansarolá, por la parte yemení, constituye el segundo motivo de Abu Dabi para retroceder en su agresión al país más pobre del mundo árabe.
  • El periódico The New York Times publicó que Mike Hindmarsh, un importante general retirado de Australia que comanda la guardia presidencial de los EUA, dijo que Yemen se había convertido en un pantano donde Ansarolá es el “Viet Cong yemení”, en alusión a los luchadores vietnamitas contra EE.UU.
  • Otra causa es la preocupación de los Emiratos Árabes Unidos por su imagen mundial debido a los crímenes que se cometen en Yemen. Los líderes emiratíes se han sentido muy incómodos por las críticas del Congreso estadounidense contra los EAU y Arabia Saudí por las atrocidades cometidas contra civiles en Yemen, agrega ForeignPolicy.
  • El cuarto motivo es la aceptación del fracaso: La retirada de los EAU “va a exponer a los saudíes a la realidad de que esta guerra es un fracaso”, dijo Michael Stephens, del instituto Royal United Services, un grupo de investigación en Londres.
  • Por último, tras el derribo de un avión no tripulado estadounidense por Irán, los EUA han reconocido el papel clave de Irán en establecer la seguridad en la región, lo que les ha llevado a renunciar a su política agresiva hacia Teherán.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue