El Consejo de Ministros español autorizó el pasado viernes el despliegue durante un año en la base de Morón de la Frontera (Sevilla) de 500 infantes de Marina y ocho aeronaves estadounidenses, y lo relaciona con "la crisis en África".

Según la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, el despliegue de estos efectivos fue solicitado por el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, el pasado 9 de abril.

La autorización se ha concedido "en el marco de respuesta a situaciones de crisis en África", después de haberse vivido "episodios de inestabilidad" en una zona considerada estratégica, señaló Sáenz de Santamaría al hablar después de la reunión del Consejo de Ministros.

Según ha señalado la vicepresidenta, se ha seguido una fórmula similar a la utilizada en otras misiones anteriores, como cuando España autorizó a Estados Unidos a estacionar hasta 45 aeronaves en las bases de Morón y de Rota (Cádiz) entre el 18 de marzo y 22 de noviembre de 2011, en plena crisis libia.

Los 500 marines y las ocho aeronaves de las fuerzas de los Estados Unidos que el Consejo de Ministros ha autorizado a estacionarse en la base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) están destinados a intervenir en los países del norte de África. Hasta ahora la única fuerza terrestre de ese tipo que los estadounidenses tenían en España era un equipo de operaciones especiales acuartelado en Rota dentro de los preparativos para la próxima llegada de cuatro destructores que se integrarán en el escudo antimisiles.

En Morón, base de uso compartido, ya hay una fuerza aérea estadounidense que será completada con la unidad específica de intervención de la Infantería de Marina para apoyar las operaciones que decida el mando de ese país en África. El Gobierno de Obama había solicitado a España el permiso este mismo mes dada la inestabilidad en el Magreb y en el Sahel y las amenazas directas a las delegaciones diplomáticas en el área.

El Ejecutivo español, después de autorizar el citado despliegue de fuerza, fija el objetivo del mismo “en el marco de operaciones de respuesta a situaciones de crisis en África para proteger ciudadanos, instalaciones y personal designado de ese país”.

El miércoles de esta semana el mando del Pentágono decidió desplegar tropas estadounidenses en Jordania, cerca de la frontera con Siria y este viernes anunció el despliegue en Jordania de dos baterías de misiles antiaéreos Patriot.

Según el periódico árabe 'Asharq Al-Awsat', las autoridades jordanas, el 22 de marzo, solicitaron la instalación de los misiles Patriot en su territorio al presidente estadounidense Barack Obama, durante el viaje que hizo este mandatario a Jordania. El armamento solicitado podría ser desplegado desde Catar y Kuwait.

Estas baterías se suman a otras ya instaladas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Turquía, bajo el pretexto de defender el territorio turco ante un posible ataque desde Siria.

En el caso de España, este nuevo contingente se añade al despliegue autorizado el pasado 5 de octubre, en Rota, de 1100 militares y cuatro destructores norteamericanos, como parte de la integración de España en el escudo antimisiles de la OTAN.

La 'Méndez Núñez' apoya la operación contra el terrorismo de la OTAN en el Mediterráneo

La fragata 'Méndez Núñez' de la Armada prestará apoyo a la operación 'Active Endeavour' de la OTAN contra el ·terrorismo en el Mediterráneo” durante su navegación hacia España, tras haber participado en la misión naval europea contra la piratería en el Océano Indico.

Según ha informado el Estado Mayor de la Defensa en su página web, tras cruzar el canal de Suez, la fragata española aprovechará su tránsito por el Mediterráneo para realizar "labores de vigilancia" en apoyo a la operación aliada, que tiene como objetivo supervisar el tráfico marítimo en apoyo a la lucha contra el terrorismo internacional.

La operación 'Active Endeavour' se puso en marcha tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, al invocarse el artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte, referido a la 'defensa colectiva' de los miembros de la Alianza.

Esta operación tiene como misión demostrar la “solidaridad y determinación de la Alianza en la lucha contra el terrorismo internacional”, estableciendo medidas que contribuyan a disuadir e impedir cualquier actividad terrorista en el Mediterráneo, protegiendo el tráfico mercante y las líneas de comunicación y controlando y monitorizando buques sospechosos de transportar armas o explosivos.

Está bajo el mando del Mando Componente Marítimo OTAN del Cuartel General Marítimo de Northwood, en el Reino Unido (MARCOM) que dirige el despliegue de medios navales (buques de superficie y submarinos) y aéreos (aviones de patrulla marítima/alerta temprana) en el Mediterráneo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue