El Gobierno francés está utilizando la base de Zaragoza para hacer escala técnica en sus envíos de material militar a Mali, donde está librando una guerra contra 'yihadistas' que han ocupado el norte de su antigua colonia. Hasta ocho aviones cargueros, contratados por Francia a la aerolínea rusa Volga-Dnepr, han repostado en el aeropuerto desde el sábado y sus pilotos han dormido en las instalaciones militares antes de continuar el viaje hasta la capital maliense, Bamako.

El Gobierno español permite «el uso preferente» de la instalación aragonesa por aeronaves de la OTAN y la UE, junto a la de Morón (Sevilla), dentro de la cooperación española en la operación francesa en el país africano. El Consejo de Ministros adoptó esta decisión el pasado viernes, junto a la aportación de un avión Hércules con 50 instructores y el permiso a las aeronaves de otros países el uso del espacio aéreo español sin necesidad de reclamar un preaviso a las autoridades.

El Hércules a Mali también sale desde la base de Zaragoza

A las 7.15 de este sábado despegaba desde la base aérea de Zaragoza el Hércules C-130 con los 30 militares del Ala 31 y del Escuadrón de Apoyo a Despliegue Aéreo (EADA) dentro de la misión de cooperación con las tropas de Francia en la guerra de Mali.

El coronel del Ala 31 Enrique Biosca y el general Santiago Guillen se personaron en la base zaragozana para despedir a los militares, que darán apoyo logístico a las tropas francesas durante tres meses.

En principio, estaba prevista su salida este viernes a las 14.00, pero fue aplazada por motivos logísticos hasta primera hora de este sábado. El Hércules, que pertenece al Ala 31, con sede en Zaragoza, lleva una dotación de tres tripulaciones, además del personal de mantenimiento que tendrá como misión trasladar tropas de los países de la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental) de la capital senegalesa de Dakar a la capital maliense de Bamako. En Dakar, la misión española montará su base en unas instalaciones aéreas francesas, desde donde hará el puente aéreo con Bamako.

El viaje de la avanzadilla del apoyo logístico de España a los aliados franceses tendrá escala en la base sevillana de Morón y está previsto que llegue a Dakar en la tarde de este sábado.

El contingente de la base de Zaragoza está compuesto con tres tripulaciones (18 militares), unos 15 mecánicos y un equipo de seguridad de la EADA para dar cobertura a los vuelos que harán entre Dakar y Bamako (Mali) para transportar tropas de países africanos que se suman al conflicto. El Hércules español no hará vuelos 'intrateatro', es decir, dentro del propio Mali.

Está previsto que el próximo martes otro Hércules parta de la base zaragozana con otros veinte efectivos, de la EADA y de una unidad sanitaria.

Con esta contribución, España apoya la operación lanzada por Francia el pasado 11 de enero, a la que el Gobierno ha expresado todo su apoyo político y diplomático. El ministro de Defensa ha descartado que tropas españolas vayan a participar en acciones de combate… hasta que se las encuentren.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS