Libros Recomendados

 

alt

Youssef A. Khaddour

He mencionado en un artículo previo acerca de la necesidad de lograr una victoria decisiva en Siria para deshacerse del terrorismo que amenaza al cuerpo global así como al cuerpo sirio. El foco estaba en la amenaza del terrorismo en el mundo. Me gustaría destacar que el análisis de la situación siria desde el punto de vista del terrorismo es solamente el análisis que toma en consideración los síntomas del desastre sin examinar las causas reales de este. El terrorismo era y será el producto de un desastre real, desde el cual, el mundo sufre a día de hoy. Déjenme recordarles las declaraciones y análisis del famoso filósofo ruso, Alexander Dugin, de que muchos de los problemas del mundo actual están relacionados con la naturaleza del nuevo liberalismo, que de forma incremental se convierte en cada vez más brutal y codicioso. Las fuerzas del capital están buscando más y más poder y control de todo el mundo para ser como un juego controlado por ellos, y todo lo que escuchamos sobre libertad, democracia, y derechos humanos son, desde su punto de vista, solamente herramientas para más poder y más control.

El neoliberalismo ha llegado a la conclusión de que no hay vida, no hay futuro sin tomar el control del mundo, incluyendo Rusia, y que la unipolaridad es una condición esencial de su existencia. No acepta una colaboración con nadie y no puede continuar con un mundo multipolar. Por tanto, la visión rusa de un mundo multipolar, que empezó desde una comprensión correcta de la naturaleza del mundo actual, es una guerra de existencia para los Estados Unidos. La naturaleza de las fuerzas neo-liberales en los Estados Unidos no acepta la multi-polaridad o incluso los países regionales con peso y capacidad para mantener sus intereses nacionales. Quizás esta es una de las causas de la hostilidad de EEUU a Irán y Siria.

El terrorismo es un producto del pensamiento de las fuerzas neoliberales, que usa medios de destrucción y división para asegurarse de que logran el caos para destruir naciones, dividirlas, y más tarde, adjuntarlas a los Estados Unidos. Aquí, déjenme apuntarles un término importante en terminología política cuando estamos hablando sobre los Estados Unidos y sus “aliados”. Los Estados Unidos no tienen aliados en absoluto, los denominados como “aliados” son países asociados. De hecho, caminan junto al plan americano. Incluso sus socios occidentales no son aliados y tienen que obedecer y caminar en el convoy del “país cabecera en el mundo”: Los Estados Unidos. Ellos son lo mismo que el caso de los aliados en el antiguo Pacto de Varsovia y el antiguo bloque soviético cuando los países participantes en el Pacto de Varsovia eran “aliados” de Rusia. Los “aliados” regionales están en una relación de completa dependencia de las directivas americanas, pero más que  esto, los aliados regionales están siendo usados como cartas baratas cuando lo necesitaron. Un ejemplo de esto es el uso del papel del régimen tunecino y del papel del régimen egipcio durante la ola de la “primavera árabe”. Lanzaron aquellas dos cartas a la basura para mostrar que la ola de la “primavera árabe” era una ola primaveral real, para alcanzar el objetivo intencionado de esta primavera falsificada, que era Siria y su eje, para tener control completo de todo oriente medio a favor de los Estados Unidos e Israel. Los aliados restantes en la región tales como Turquía y Arabia Saudí (con un poder que excedió los límites permisibles) parecían llegar con demandas para un cambio desde el interior y transmitiéndoles caos y animándoles con acciones que causaran su colapso. Quizás la doctrina Obama en relación con estos dos países es un indicador de lo que estamos diciendo.

El filósofo ruso, Dugin, es un pionero en atender a este riesgo, para que Rusia fuera consciente de la necesidad de la formación de un mundo multipolar. Así, Rusia formó una nueva alianza con China y otros países (Los BRICS y la Organización de Shanghái) para estar en pie contra esta locura que quiere imponer el neoliberalismo en el mundo, que condujo también a la formación de una nueva alianza en nuestra región, lanzada desde Siria, porque el ataque neo-liberal por medio de los terroristas llegó a Siria. Esta alianza con Siria se compone de países dentro y fuera de la región, que tiene la misma visión hacia los valores e intereses que Rusia, China, Irán, y Hezbolá en el Líbano.

Retrocedamos a la situación siria y la próxima batalla de Alepo. Apuntabamos un claro conflicto diplomático en los días pasados entre los ministros de exteriores tanto de los EEUU como de Rusia: Kerry y Lavrov. Kerry amenazó y dijo que la paciencia de los EEUU se estaba acabando. Lavrov respondió duramente a Kerry y dijo que los EEUU están usando el papel del terrorismo en Siria mediante la preservación del Frente al-nusra, que se clasificó como terrorismo según las resoluciones legítimas internacionales. Rusia ha aceptado una nueva tregua en Alepo por dos días y posiblemente puedan extenderla dos semanas y posiblemente se prolongará hasta agosto, pues los Estados Unidos están involucrados seriamente en el juego de las elecciones americanas. Dijimos en un artículo previo que la política de Rusia es: Lograr ganancias paso a paso, incluso si esto está causando tensión entre algunos de los que quieren terminar rápidamente con el terror y el dolor. Pero la guerra necesita paciencia y hombres de estado, también necesita elegir los momentos apropiados para la lucha, y el cansancio del oponente mediante la muestra de que el lucha codo a codo con terroristas. Entiendo a aquellos que están gritando de dolor, y estoy sufriendo por como ellos están, pero también entiendo que el eje que depende de valores e intereses puede dirigir la batalla a través del arte de lo posible en política, donde dirigir diferentes tácticas con aliados a favor de objetivos estratégicos o también dirigir acuerdos tácticos con enemigos a favor de objetivos estratégicos.

El compromiso ruso-americano no es una maniobra diplomática, ni una distribución de papeles entre las dos fuerzas más grandes del mundo. Rusia entendió la naturaleza del actual conflicto. Por tanto, la aceptación rusa de una nueva tregua apunta a convencer al mundo de que los EEUU no son serios en la lucha contra el terrorismo. La tregua no es el mal absoluto para el ejército sirio y sus aliados, pero tiene sus ventajas y desventajas. Déjenme recordar que los logros hechos por el ejército sirio durante la tregua en Palmira y de nuevo en Raqqa y en las áreas del norte de Latakia. Quizás, las batallas de hoy para defender Alepo, llevadas a cabo por el ejército sirio y sus aliados son grandes batallas que girarán para atacar y liberar Alepo en el futuro más cercano.

Los resultados futuros de la guerra en Siria son un indicador de la vida o muerte de las fuerzas neo-liberales; es su primera batalla seria entre las fuerzas unipolares y multipolares. Las fuerzas neo-liberales quieren el colapso de Rusia y conectan su futuro con este colapso. La batalla de Alepo será un indicador muy importante en la victoria o derrota futura para ambos lados. Las fuerzas de EEUU están acumulándose en el báltico y en las fronteras de Rusia. Esto inflama Ucrania y Macedonia y otros lugares, donde hay un escudo de misiles en Europa oriental, y se expande en Escandinavia para completar el anillo en torno a Rusia. Es un proyecto político y militar para prevenir el surgimiento de la multi-polaridad y la continuación de la dominación mundial unipolar. Así que podemos decir que la batalla de Alepo es una batalla decisiva para la reestructuración de la región sobre nuevas reglas. Alepo constituye, a día de hoy, la juntura entre las fuerzas unipolares y las fuerzas multipolares en el mundo. Quizás la reunión tripartita entre los ministros de defensa de Rusia, Irán, y Siria, vino a mostrar que la fuerte alianza está continuando en la lucha contra las fuerzas de la hegemonía y el terrorismo encabezado por los EEUU.

La batalla de Alepo está llegando de seguro, y la victoria en ella también es segura, porque nuestra alianza está combatiendo a favor de valores e intereses en que nosotros creemos y pagamos con sangre para preservarlos y los intereses nacionales, que guardaron todas las leyes celestiales y terrestres. Mientras que la otra alianza afirma que sostienen la libertad y la democracia y los valores de los derechos humanos, mientras trabajan para destruir el mundo a través de la codicia y la expansión, y crean caos y terrorismo a lo largo del mundo.

Déjenme decirles dos resultados importantes tras la victoria global en la batalla de Alepo, a saber, el colapso de dos regímenes regionales en la región: El sistema de Erdogán, y el sistema de Arabia Saudí. Pondré los dos resultados ante sus ojos sin listar los muchos argumentos sustantivos por miedo a extenderme.

El sufrimiento de los sirios, yemeníes, iraquíes, libaneses, egipcios, libios, y tunecinos, y el sufrimiento de todos aquellos que están atrapados en el terrorismo mundial es el resultado de lo que ha hecho Erdogán y la familia Saudí para lograr las ambiciones de sus maestros en los Estados Unidos e Israel. Pero el fracaso de sus trabajos dará como resultado cierto castigo sobre ellos desde el maestro americano porque Estados Unidos les obliga a apechugar con las consecuencias del fracaso en este plan; que ellos lo querían para incendiar toda la región para beneficio de Israel y América.

Pero el castigo más grande que millones de torturados y oprimidos están trabajando consciente o inconscientemente para lograr, será producido a través de millones de mensajes enviados a través de sus pensamientos, sus emociones, y sus sentimientos como ondas electromagnéticas (llevando energía e información) al universo, que recibe todos estos mensajes, y los procesará, y nada estará perdido. En este universo, el poder nunca estará perdido. Salva cada rincón y recoveco, pero también almacena todos estos mensajes en el mar de las posibilidades sin fin, y el universo responderá desde este mar de posibilidades sin fin, que no solo afectará a algunas personas en Turquía y Arabia Saudí, sino que puede incluso aplicarse a todo el mundo en estos dos países y posiblemente fuera de ellos también. Y esto no es lo que queremos porque no deseamos daño a nadie, sino que la energía se conserva y no se pierde en el orden cósmico, en el universo. ¡Esperen y verán!

Fuente: Katehon

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES

El Tiempo por Meteoblue