EE.UU. pretende que su presencia militar naval en el mar Negro sea definitiva pese a las advertencias de Rusia de que un paso de ello representa "un grave riesgo" de que la situación regional "se desestabilice aún más". "Vamos a estar allí", zanjó Ray Mabus, secretario de la Marina de EE.UU., en referencia al mar Negro. "Vamos a ser disuasorios. Esa es la principal razón por la que estamos allí: para disuadir una agresión potencial," informa Reuters.

Las declaraciones de Mabus se producen después de que Rusia criticara las discusiones de la OTAN sobre la creación de una fuerza permanente en el mar Negro. Según el secretario de la Marina estadounidense, la estancia de EE.UU. en el mar Negro está regulada por la Convención de Montreux, que permite a un buque de un país que no tiene salida a este espacio marino permanecer en sus aguas no más de 21 días.

"Si se toma la decisión de crear una fuerza permanente, por supuesto, sería desestabilizador, porque esto no es un mar de la OTAN", afirmó el alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, Andréi Kelin, al darse a conocer la entrada del destructor USS Porter en el mar Negro.

Al igual que otros destructores de EE.UU. que han entrado en el mar Negro tras la crisis de Ucrania, el USS Porter está dotado del sistema antiaéreo Aegis y misiles de crucero guiados, hecho preocupa profundamente a Rusia.

Rusia advierte sobre la actividad de la OTAN en el mar Negro

Rusia "seguirá de cerca la actividad militar de Estados Unidos y de la OTAN en el mar Negro, incluyendo la posible participación de Ucrania y otros países", advirtió el embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushkó, informa RIA Novosti.

"No hemos visto todavía en detalles concretos las decisiones de los países de la OTAN más allá de su deseo de aumentar la presencia militar en el mar Negro, pero estas ideas realmente se discuten dentro de la Alianza. En particular, hay propuestas de formar una especie de un grupo naval permanente con participación de miembros de la OTAN y de países socios que no sean de esta región", explicó.

"El grave riesgo de que se desestabilice aún más [la situación] se debe a los intentos de EE.UU. de controlar estas aguas mediante buques de guerra dotados con el sistema Aegis, que disponen de un importante potencial antiaéreo y de ataque", enfatizó el diplomático ruso.

Rusia responderá de manera simétrica a cualquier reforzamiento militar de la OTAN en Europa Oriental

 

El secretario adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia ha prometido una "respuesta adecuada y eficiente" al aumento de la presencia militar de la Alianza en Europa del Este.

Soldados durante los ejercicios de la infantería naval de la Flota del Pacífico y la 5ª brigada de infantería mecanizada del Distrito Militar Este en el polígono de Klerk de la región rusa de Primorye.

"No hay motivos de preocupación. La respuesta será adecuada, eficiente y barata", ha comentado el secretario adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia, Evgueni Lukyánov, en declaraciones recogidas por RIA Novosti. De esta manera ha reaccionado Lukyánov ante el aumento de la presencia militar de la OTAN en Europa Oriental, prometiendo que Moscú responderá de manera simétrica a cualquier acción de la Alianza relacionada con el reforzamiento militar en la región.

Este lunes la Alianza Atlántica aprobó la decisión de enviar cuatro batallones multinacionales a Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Según el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, "esto enviará una señal clara de que la OTAN está lista para defender a cualquier aliado suyo".

El Ministerio de Defensa de Rusia emprendió un día después una inspección sorpresa del Ejército por orden del presidente del país, Vladímir Putin. La prueba, que durará hasta el 22 de junio, calibrará el nivel de preparación de los militares rusos para el combate. Entre otros, serán inspeccionados los órganos responsables de la movilización del Ejército.

El secretario general de la Alianza Atlántica se mostró crítico este miércoles con los ejercicios de preparación, afirmando que "socavan la transparencia y la previsibilidad", ya que ―según afirmó― resulta imposible monitorearlos. Sin embargo, Rusia asegura que avisó a la OTAN y a otros países extranjeros de los ejercicios. Además, "ninguno de los ejercicios militares rusos viola los acuerdos internacionales", explicó el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Ígor Konashénkov.

Bulgaria no se une a los bélicos planes antirrusos de la OTAN en el mar Negro

El premier búlgaro se opuso a participar en los planes de la OTAN para luchar contra Rusia en el mar Negro, afirmando que esa zona debería ser un espacio para las vacaciones y los turistas y no para la guerra.

"Siempre he declarado que quiero que el mar Negro sea para barcos y yates con turistas y no un escenario de acciones militares. No quiero una guerra en el mar Negro", destacó el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, según publicó el viernes la agencia rusa de noticias RT.

En una rueda de prensa en la capital, Sofía, Borisov rechazó la creación de una flota unificada de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el mencionado mar para hacer frente a la Armada rusa en la región.

Siempre he declarado que quiero que el mar Negro sea para barcos y yates con turistas y no un escenario de acciones militares. No quiero una guerra en el mar Negro", destacó el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov

Enfatizó que su país no tiene intención de resistir contra cualquiera: "Enviar buques de guerra como parte de una flota contra las naves rusas está fuera de los límites que puedo permitir". Además, definió como "inaceptable" el hecho de "desplegar destructores y portaviones”.

Por su parte, el presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, remarcó que "Bulgaria es un país pacífico y su política exterior no apunta a nadie".

El mencionado proyecto supone que tres miembros regionales de la Alianza —Rumanía, Bulgaria y Turquía— aporten recursos a la creación de una fuerza naval. Está previsto que la OTAN considere esta iniciativa durante su próxima cumbre, que celebrará este julio en Varsovia (capital de Polonia).

A pesar de que Rusia califica este plan de una amenaza para la seguridad de la zona, Estados Unidos aseguró en la misma jornada del viernes que mantendrá la presencia de un buque de guerra en el mar Negro "para disuadir una posible agresión".

A principios de este mes de junio, el embajador ruso ante la Alianza Atlántica, Alexandr Grushkó, destacó que "debe entender que el mar Negro nunca será un lago de la OTAN", para luego afirmar que Rusia responderá a la creciente presión militar de este organismo y frustrará sus intentos de extender la confrontación en la zona.

Comandante de EE.UU. en Europa insta a establecer un 'Schengen militar'


Militares estadounidenses instan a anular las 'fronteras militares' dentro de los Estados de la OTAN para establecer una especie de 'zona Schengen militar'.

Los ejercicios de la OTAN Anaconda 2016, recién terminados en Polonia, han demostrado la necesidad de crear una 'zona Schengen militar' para el libre movimiento de las tropas de la alianza atlántica, defiende Ben Hodges, comandante del Ejército estadounidense en Europa, durante la ceremonia que puso final a las maniobras.

"Necesitamos una zona Schengen militar para que las tropas de la OTAN puedan ser trasladadas dentro de la OTAN al ritmo de las crecientes amenazas", afirmó el general citado por el portal de defensa polaco Polska-zbrojna.pl.

Según Hodges, los ejercicios Anaconda son un buen ejemplo a seguir. "Vamos a pensar en celebrar el próximo año ejercicios en otra región de la OTAN, posiblemente en la zona del mar Negro o en el sur de la alianza", anunció.

La edición de las maniobras bianuales Anaconda de este año ha sido la mayor en la historia de Polonia. Unos 31.000 uniformados de la OTAN de 24 países participaron en los ejercicios, incluidos 12 efectivos de Polonia, 14.000 de EE.UU. y unos 1.000 del Reino Unido. Además de numerosos vehículos de combate y tanques, en los Anaconda 2016 tomaron parte más de un centenar de aviones y helicópteros, así como 12 buques de guerra.

El ministro alemán de Exteriores critica a la OTAN por su "ruido de sables" en la frontera con Rusia

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, hace un llamamiento a la Alianza Atlántica para que dialogue con Rusia y no reavive la vieja confrontacióncon.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha criticado los ejercicios militares internacionales Saber Strike que realiza la OTAN en Europa del Este y ha lanzado un llamamiento a la Alianza Atlántica para que dialogue y colabore con Rusia, informa el periódico alemán 'Bild'.

"Lo que ahora no debemos hacer es calentar la situación con fuerte ruido de sables y gritos de guerra. Los que piensan que los desfiles simbólicos de tanques en la frontera oriental de la OTAN aumentan la seguridad, se equivocan", afirmó Steinmeier, que abogó por no crear "pretextos" que renueven "una vieja confrontación",

El ministro de Exteriores considera pernicioso "limitar el enfoque a lo puramente militar y buscar la solución en la política de disuasión". Asimismo, subrayó que, además de la voluntad de querer defenderse, tiene que haber una disposición al diálogo y ofertas de cooperación. En este sentido, considera necesario "implicar a Rusia en una asociación internacional de responsabilidad".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue