Las últimas palabras de Gaddafi mientras suplicaba clemencia: ``¿Qué te he hecho?

Los correos electrónicos desclasificados revelan que Ghadaffi fue brutalmente asesinado porque Francia quería mantener su dominio financiero sobre las naciones africanas.

Uno de los más de 3.000 nuevos correos electrónicos de Hillary Clinton publicados por el Departamento de Estado en la víspera de Año Nuevo de 2016, contiene pruebas irrefutables de que las naciones occidentales utilizaron a la OTAN como herramienta para derrocar al líder libio Muammar al-Gaddafi. El derrocamiento no fue para proteger a la población, sino para frustrar el intento de Gaddafi de crear una moneda africana respaldada por el oro y competir con el monopolio bancario central occidental.

El correo electrónico de abril de 2011, enviado a la secretaria de Estado Hillary por el asesor no oficial y confidente de Clinton durante mucho tiempo SidneyBlumenthal con la línea de asunto "El cliente de Francia y el oro de Gadafi", revela las intenciones depredadoras de Occidente.

Los correos electrónicos indican que la iniciativa militar de la OTAN liderada por Francia en Libia también fue impulsada por el deseo de acceder a una mayor parte de la producción de petróleo libio y de socavar un plan a largo plazo de Gaddafi para suplantar a Francia como potencia dominante en la región francófona de África.

The Foreign Policy Journal informó:

El correo electrónico identifica al presidente francés Nicholas Sarkozy como líder del ataque contra Libia con cinco propósitos específicos en mente: obtener petróleo libio, asegurar la influencia francesa en la región, aumentar la reputación de Sarkozy a nivel nacional, afirmar el poder militar francés e impedir la influencia de Gaddafi en lo que se considera el "África francófona".

Lo más sorprendente es la larga sección que delinea la enorme amenaza que las reservas de oro y plata de Gaddafi, estimadas en "143 toneladas de oro y una cantidad similar de plata", representaban para el franco francés (CFA) que circula como una de las principales monedas africanas.

El correo electrónico deja claro que las fuentes de inteligencia indican que el ímpetu detrás del ataque francés contra Libia fue un movimiento calculado para consolidar un mayor poder, usando a la OTAN como una herramienta para la conquista imperialista, y no como una intervención humanitaria, como el público fue engañado a creer.

Según el correo electrónico:

Este oro se acumuló antes de la rebelión actual y tenía la intención de ser utilizado para establecer una moneda panafricana basada en el dinar de oro libio. Este plan tenía por objeto ofrecer a los países africanos de habla francesa una alternativa al franco francés (CFA).

(Comentario de la fuente: De acuerdo a individuos conocedores, esta cantidad de oro y plata está valorada en más de $7 mil millones. Los oficiales de inteligencia franceses descubrieron este plan poco después de que comenzara la actual rebelión, y este fue uno de los factores que influyeron en la decisión del presidente Nicolas Sarkozy de comprometer a Francia en el ataque contra Libia.)

VER ORIGINAL DEL EMAIL

El correo electrónico ofrece una mirada detrás de la cortina para revelar cómo se lleva a cabo la política exterior en la práctica. Aunque los medios de comunicación informaron de que la intervención militar libia respaldada por Occidente es necesaria para salvar vidas humanas, el verdadero factor impulsor de la intervención fue el hecho de que Gaddafi planeaba crear un alto grado de independencia económica con una nueva moneda panafricana, lo que reduciría la influencia y el poder de Francia en la región.La evidencia indica que cuando la inteligencia francesa se enteró de la iniciativa libia de crear una moneda para competir con el sistema bancario central occidental, comenzó la decisión de subvertir el plan por medios militares, incluyendo finalmente la intervención de la OTAN.

La OTAN derrocó a Gadafi para seguir robando las riquezas de África

La OTAN “destruyó Libia por la codicia del Occidente, que quería seguir explotando las riquezas de África, según un portavoz del fallecido Gadafi.

Musa Ebrahim reveló que la intervención militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Libia, liderada por EE.UU., que, de hecho, posibilitó el derrocamiento de Muamar Gadafi en 2011, tenía como objetivo impedir que el mandatario libio pusiera fin a “la explotación extranjera” del continente africano.

Contrario a lo que se alega, la Alianza Atlántica no buscaba, en realidad, detener los supuestos crímenes del Gobierno de Gadafi, que aparecían en informes “completamente falsos” o “extremadamente exagerados” como se probó después, dice Ebrahim en una entrevista publicada el domingo a la cadena rusa RT.

Gadafi pretendía romper el control que el Occidente ejercía sobre África y para ello iba a aplicar una serie de iniciativas que “perjudicaban los objetivos del Occidente” en el continente, explicó el que fuera portavoz del mandatario libio.

Ebrahim precisó que, entre los planes de Gadafi que nunca llegaron a materializarse, figuraban la creación de nuevo sistema monetario basado en el patrón del oro, un Banco Centro africano y una fuerza militar panáfrica.

“Miren la Libia actual. Matanzas, guerra civil, guerras tribales, asesinatos, terrorismo, robo de las riquezas nacionales. ¿A qué les recuerda todo eso? a Irak, Siria, Afganistán, Yemen, es la misma historia repetida”, argumenta.

De hecho, en la era del colonialismo y poscolonialismo, se ha utilizado mucho la  “táctica” consistente en dividir y debilitar a la nación elegida, en provocar una crisis en la misma y mantenerla viva, lamentó.

Miren la Libia actual. Matanzas, guerra civil, guerras tribales, asesinatos, terrorismo, robo de las riquezas nacionales. ¿A qué les recuerda todo eso? a Irak, Siria, Afganistán, Yemen, es la misma historia repetida”, explica Musa Ebrahim, el que fuera portavoz del derrocado mandatario libio Muamar Gadafi.

¿Cómo empezó el conflicto en Libia?

Las superpotencias han intentado controlar a países de África y del Oriente Medio debido a su riqueza y a su ubicación geoestratégica. La caída de Gadafi se entiende desde estas premisas.

En Libia, con el derrocamiento de Gadafi en octubre de 2011 por la intervención militar de la OTAN, surgieron dos facciones principales: una, liderada por el general Jalifa BelqasimHaftar, con sede en la ciudad de Tobruk (este), y la otra, el llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), apoyado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con sede en Trípoli (norte).

Además del caos político, la intervención militar del bloque occidental provocó la entrada en el país de varios grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe).

El periódico árabe Rai Al-Youm reveló en enero de 2018 un acuerdo secreto alcanzado por EE.UU. y varios países árabes para trasladar a miles de simpatizantes de Daesh, de Al-Qaeda y de otras células extremistas de Irak, Siria y El Líbano a Libia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue