NEWSLETTER 59. El ‘caso Gürtel-Bárcenas’: la verdad os hará libres

En otras ocasiones ya hemos advertido que conocer y admitir la realidad objetiva, sobre la que siempre debería operar el buen gobierno, no es cosa fácil. No en vano, muchos filósofos ilustres han convenido en sostener de distintas formas que en relación con un mismo objeto o sujeto pueden existir tantas realidades como puntos de vista, e incluso no existir ninguna. Nietzsche, por ejemplo, afirmaba que detrás de la realidad en la que existimos, hay otra completamente distinta y que, por consiguiente, la primera no es sino una ‘apariencia’.

Pero en el plano de la política, que básicamente es una práctica y no una teoría, la asunción de esa realidad objetiva es absolutamente necesaria, porque sólo cuando el gobernante conoce y admite las cosas como son puede ejercer el buen gobierno y mostrar la verdad a los gobernados; es decir, la realidad natural, el poder y la precisión de sus pensamientos. De otra suerte caerá en el error y, por tanto, en el gobierno pernicioso.

De hecho, la propuesta evangélica recogida en el capítulo 8, versículo 32, del Libro de San Juan, “et cognoscetis veritatem et veritas liberabit vos” (y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres), ha dado mucho de sí en la historia de la civilización cristiana. Por poner ejemplos bien distantes, el lema Veritas Liberabit Vos ha inspirado tanto a la Orden del Temple, que lo dejó grabado en muchos de sus vestigios del bajo medievo, como a la Universidad Johns Hopkins (Baltimore), una de las instituciones académicas y de investigación más prestigiosas del mundo, que lo asumió como propio al fundarse en 1876, como también lo han asumido la moderna Universitat Internacional de Catalunya, el Colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid (los Pilaristas) y otras muchas entidades docentes iberoamericanas…

‘MANGARRAS DEL PP’, ENROCADOS EN LO SUYO

En nuestra Newsletter 45 del pasado 20 de enero (“El Gobierno y la Oposición, en caída libre”), señalábamos que el ‘caso Bárcenas’, puesto a sangre y fuego en la picota informativa por El Mundo y El País, era una de las muchas minas colaterales del ‘caso Gürtel’ con explosión retardada que Rajoy no ha sabido desactivar en tiempo y forma. Advertíamos también que su gran capacidad destructiva, encastrada bajo la línea de flotación del PP y de muy largo alcance, generaría graves problemas añadidos para el Gobierno de difícil superación en la actual situación de crisis general. Y augurábamos, además, un estropicio partidista con secuelas tan perniciosas e irreparables como las sufridas por el PSOE tras la particular corrupción política que acumuló en los estertores del ‘felipismo’.

Inmediatamente después, en la Newsletter 46 (“El ‘caso Gürtel-Bárcenas’ y la autodestrucción del PP”), ya se confirmaba que ‘Gürtel’ y ‘Bárcenas’ eran la misma cosa: dos caras del mismo sistema de tejemanejes con el que se financiaba ilegalmente el PP, se ‘sobre-pagaba’ a sus más altos dirigentes y se alimentaba su inmoralidad manifiesta con un verdadero derroche de dádivas y obsequios de lujo (coches, viajes turísticos, bodas por todo lo alto, fiestas, vestimentas y complementos de marcas high class…). Mientras la banda de muñidores y recaudadores, la mayoría de ellos cargos políticos electos, se enriquecían a manos llenas convertidos en vulgares delincuentes de la política.

Ahora, el conocimiento continuado de los hechos a través de la instrucción judicial, es decir tirando del hilo enhebrado por la Audiencia Nacional el 6 de febrero de 1999 (cuando el juez Baltasar Garzón -entonces se le acusó de comportamiento malicioso- ordenó abrir una investigación por una supuesta trama de corrupción política que operaba en Madrid, Valencia y la Costa del Sol), nos acaba de mostrar el ovillo del caso como un enredo descomunal de una banda de ‘mangarras del PP’ dedicada a ‘apañar lo suyo’, con graves acusaciones delictivas de por medio. Y, sobre todo, negando la evidencia de los hechos y haciéndose ‘los suecos’, sin mostrar la menor intención de reconocer sus errores ni de sacar la pata de donde la han metido para vergüenza de toda su militancia y hasta de todo el país, mientras éste se hunde bajo el descontrol más lamentable en todos los ámbitos de la vida pública.

Pero, aunque hoy toque poner en la picota pública el ‘caso Gürtel-Bárcenas’, erraríamos con nuestra denuncia si la presentamos sólo como un escándalo del PP, cogido puntualmente con las manos en la masa. Por desgracia, la trama de abusos y corrupción política que se oculta en este caso, no es sólo una muestra de ‘algunos’ políticos corruptos, sino sistémica, de un mal que afecta a las estructuras del conjunto de los partidos, porque los demás también han tenido y tienen lo suyo, exactamente igual de vomitivo (¿acaso hay alguno al que, por ejemplo, le importe el perjuicio que suponen los concursos y adjudicaciones públicas ‘a dedo y medida de los paganos’, para el resto de ofertantes ‘legales’ que se presentan sin el maletín de turno…?).

Ni unos ni otros reconocen jamás los errores y la inmundicia propia, aunque lo del ‘caso Gürtel-Bárcenas’ sea tan llamativo que destaque muy por encima de los demás (Correa y Bárcenas no eran precisamente ‘visitas molestas’ en la sede central del PP sino parte sustancial de su estructura). En realidad, la práctica reprobable de la financiación ilegal y del trueque de ‘adjudicaciones públicas por comisiones’ arranca desde el origen remoto del partido y tiene un antecedente revelador en el ‘caso Naseiro’ que, aún sin sentencia judicial condenatoria, señaló con toda claridad por dónde iba la ‘política comercial’ del partido, que es exactamente por donde siguió yendo.

Paréntesis: La Newsletter 52, titulada “España, encanallada en la corrupción política”, es bastante explícita al respecto. Además, un informe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial dado a conocer el jueves 25 de abril, sostiene, que los Juzgados y Tribunales (sin incluir el Tribunal Supremo) tramitan actualmente un total de 2.173 procedimientos catalogados como “de especial complejidad”, de los cuales nada menos que 1.661 afectarían a tipos penales de corrupción política y económica: prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, estafas o apropiaciones indebidas, entre otros (hay que advertir que fuentes informadas de la judicatura cuestionan seriamente esos datos). 

EL ESCÁNDALO QUE SE ESTÁ CARGANDO A LA DERECHA POLÍTICA

Ahora, el extenso sumario del caso, percibido ya claramente por la sociedad en la conjunción ‘Gürtel-Bárcenas’, arroja día a día continuos golpes de información letal que no hacen sino estimular a las bases sociales para que se tiren al monte con la estaca en la mano. Todos en la línea de confirmar la política española (aunque en este caso el protagonismo sea del PP) como un sistema para empapuzar a los partidos y sus aparatos con sobresueldos provenientes de donaciones ilegales y ‘convolutos’ generados a costa de la cosa pública, que no es propiedad de ellos sino cosa de todos los españoles.

Con objeto de mostrar a nuestros lectores lo que viene dando de si el ‘caso Gürtel-Bárcenas’, tanto en su vertiente judicial como en el desprestigio institucional del PP ante la opinión pública, y por ende el del actual sistema de partidos políticos, a continuación se reproduce la relación publicada por el periódico digital 20Minutos.Es (22/03/2013) de los acontecimientos que han venido alimentando su propio seguimiento informativo, con los enlaces de cada noticia subrayados (calcúlese lo que el tema supone entonces para el conjunto de los medios de comunicación social):

‘Operación Gürtel’: cronología de la investigación por corrupción

La ‘operación Gürtel’ (‘correa’ en alemán, denominada así por el apellido de Francisco Correa considerado el líder de la trama de corrupción), ha costado ya el puesto a tres alcaldes, una concejal, un consejero de la Comunidad de Madrid, un diputado, un director general de Ayuntamiento, dos cargos de confianza; y el último, el tesorero del PP, Luis Bárcenas. Todos son del PP. Este es el desarrollo cronológico para entender la presunta red de corrupción y connivencia entre empresas y políticos.

2009

6 de febrero: La Audiencia Nacional, por orden del juez Garzón, abre una investigación por una supuesta trama de corrupción que operaba en Madrid, Valencia y la Costa del Sol. A los implicados se les acusa de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias.
Comienzan a surgir los
vínculos de los detenidos con el PP: uno de los cinco detenidos es un empresario muy ligado al Ayuntamiento de Boadilla del Monte, del PP. Después se sabría que el detenido es Francisco Correa, al que se considera cabecilla de la supuesta red corrupta.

8 de febrero: Salen a la luz en distintos medios de comunicación los nombres de algunos de los miembros del PP presuntamente implicados en la trama: Arturo González Panero, alcalde de Boadilla del Monte; Guillermo Ortega, gerente del Mercado Puerta de Toledo en Madrid; y Alberto López Viejo, consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid.
9 de febrero: Ante las sospechas de la imputación de González Panero, López Viejo y Ortega, comienzan las dimisiones. La más sonada, la del consejero de Esperanza Aguirre, López Viejo; también cesa en su puesto Guillermo Ortega y Rajoy anuncia la dimisión del alcalde de Boadilla, aunque González Panero tardó 24 horas en hacerlo, desmintió a Rajoy y finalmente dimitió como alcalde, pero no como concejal.

Un nuevo detenido se suma a la lista: Álvaro Pérez Alonso, responsable de la empresa Orange Market, que organizó actos para el PP.
10 de febrero: Garzón amplía su auto y ya son 37 los imputados en la presunta trama.
El PP
se queja ante el juez de la Audiencia por las filtraciones del sumario que llegan a la prensa y 24 horas después pide la recusación del juez y anuncia el fin del pacto de la Justicia firmado por el Gobierno al conocerse que el entonces ministro Bermejo coincidió con Garzón en una cacería sólo un día después de que saliera a la luz la operación de la Audiencia Nacional.

12 de febrero: Garzón manda a prisión a tres de los detenidos por la presunta trama corrupta: Francisco Correa, Pablo Crespo y Antoine Sánchez. El juez los acusa de delitos de blanqueo de capitales, tráfico de influencias, defraudación y cohecho. Por otro lado, queda en libertad Álvaro Pérez Alonso.

19 de febrero: Dos periódicos relacionan al presidente valenciano, Francisco Camps, con la trama. Al parecer, habría conseguido trajes por valor de 30.000 euros por favores a la trama.
Camps comparece esa misma mañana para
desmentir por completo las acusaciones y defiende sus "20 años de vida pública al servicio del interés general".

20 de febrero: Nueva víctima política por la trama en la Comunidad de Madrid. Alberto Ruiz-Gallardón cesa a José Javier Nombela, asesor del presidente de la Junta de Distrito de Moncloa de Madrid, también imputado por Garzón. También fue apartado de su cargo el director de la Empresa Municipal de la Empresa y el Suelo, Guillermo Pariente.
En plena investigación, el juez Garzón
ingresa en una clínica por una crisis de ansiedad, un día después le dan el alta. Durante su baja, se encarga del caso el juez Pedraz, que se limitó a aplazar las declaraciones que Garzón tenía previstas.

25 de febrero: Con Garzón recién incorporado al trabajo, el PP presenta una querella contra el juez por prevaricación. Horas después, el magistrado implica en la trama al eurodiputado del PP Gerardo Galeote y al senador Luis Bárcenas. Además, Garzón desmiente las informaciones aparecidas en prensa que involucran en la trama al diputado del PP Esteban González Pons. Lejos de celebrarlo, el PP acusa al juez de haberse saltado el secreto del sumario del caso.

5 de marzo: Tras las peticiones de la Fiscalía y el PP, y los indicios hallados contra aforados (diputados, senadores y otros altos cargos políticos que no pueden ser juzgados por la Audiencia Nacional), el juez Garzón se inhibe del 'caso Gürtel' y cede la investigación de la presunta trama a los tribunales superiores de Valencia y Madrid. El juez amplía las imputaciones a otros seis miembros del PP: Francisco Camps (presidente de la Comunidad Valenciana); Ricardo Costa (secretario general del PP en Valencia); Alberto López Viejo (ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid), Arturo González Panero (ex alcalde de Boadilla del Monte), Jesús Sepúlveda (alcalde de Pozuelo de Alarcón) y Ginés López (alcalde de Arganda del Rey).

Tras finalizar los interrogatorios, Garzón deja en libertad a 34 de los 37 imputados. Por ahora, sólo están en prisión Francisco Correa, y sus dos socios, Pablo Crespo y Antoine Sánchez.

6 de marzo: El ‘caso Gürtel’ se cobra otras dos víctimas en el PP. Dimiten los alcaldes de Arganda del Rey, Ginés López, y Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda.

Por otra parte dimite el director general del Ayuntamiento de Boadilla del Monte y vicepresidente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), Tomás Martín Morales, presenta su dimisión a petición del alcalde, Juan Siguero (PP), tras conocerse su imputación en el ‘caso Gürtel’.

El PP anuncia que suspende de militancia a todos los miembros del partido imputados por Garzón, a excepción de los aforados de la Comunidad de Madrid hasta que se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

12 de marzo: Mariano Rajoy insiste en desvincular a su partido de la trama corrupta. Asegura que la gente de Francisco Correa “no ha entregado ni un sólo euro al PP” y defiende a ultranza a Francisco Camps. Además, dice que “habrá que demostrar” que Correa regaló un Jaguar de 8 millones de pesetas al ex alcalde de Pozuelo, casado con la diputada ‘popular’ Ana Mato.

15 de marzo: José Tomás, supuesto sastre de Francisco Camps, asegura en un entrevista en el diario El País que el presidente valenciano le llamó en varias ocasiones muy nervioso para saber si había facturas de trajes a su nombre cuando supo que declararía ante el juez Garzón. Asimismo, Tomás indica que los trajes de lujo que regalaba a políticos valencianos eran pagados por Orange Market con billetes de 500 euros.

17 de marzo: Los tres únicos imputados encarcelados por el ‘caso Gürtel’ –el líder de la supuesta trama, Francisco Correa, y sus presuntos colaboradores Antoine Sánchez y Pablo Crespo- acuden a la Audiencia Nacional para abrir su correspondencia ante el juez Baltasar Garzón. La ley permite al magistrado aplicar esta medida para saber si en las cartas recibidas en la cárcel hay algo de interés para su investigación.

27 de marzo: Baltasar Garzón imputa a otras diez personas en la llamada ‘Operación Gürtel’, con lo que el número de imputados se eleva a 55. Algunos de estos nuevos imputados están supuestamente relacionados con los negocios del ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid), el imputado Arturo González Panero, y otros con los despachos de abogados que utilizaba la trama de corrupción liderada por Francisco Correa para sus actividades fuera de España. El lunes 30 de marzo los deja en libertad.

31 de marzo: La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) acuerda aceptar la inhibición planteada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la investigación de la presunta trama de corrupción destapada en la ‘Operación Gürtel, al encontrar indicios de corrupción en tres diputados del PP en la Asamblea de Madrid.

Se trata de Alberto López Viejo, Benjamín Martín Vasco y Alfonso Bosch, que según el tribunal podrían haber cometido cohecho y tráfico de influencias. Además, Garzón acusa al tesorero del PP, Luis Bárcenas, de recibir 1.353.000 euros de la organización liderada por el empresario Francisco Correa. En su auto también señala que el senador popular Gerardo Galeote pudo percibir de Correa la cantidad de 652.000 euros.

2 de abril. El diputado autonómico del PP Benjamín Martín Vasco, supuestamente implicado en la trama, dimite como portavoz adjunto del grupo popular de la Asamblea de Madrid. Es uno de los tres diputados del PP de la Asamblea, junto a Alberto López Viejo y Alfonso Bosh, sobre los que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ve indicios de posibles delitos.

14 de abril. La Fiscalía Anticorrupción solicita al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que tome declaración al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y al portavoz del PP en Les Corts Valencianes, Ricardo Costa, para esclarecer su supuesta relación con el caso.

5 de mayo. El Partido Popular suspende cautelarmente de militancia a los diputados de la Asamblea de Madrid Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco, imputados en el ‘caso Gürtel’, así como al parlamentario regional y ex consejero de Deportes madrileño Alberto López Viejo, implicado en la causa. La decisión la adopta el Comité de Derechos y Garantías, que de este modo admite la petición cursada por los tres tras conocer su implicación en la trama de Francisco Correa.

7 de mayo. El juez Antonio Pedreira impone una fianza de 750.000 euros al ex consejero de Deportes del Gobierno regional de Madrid y diputado del PP en la Asamblea autonómica Alberto López Viejo, al que imputa los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad.

14 de mayo. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana cita para el día 19 de mayo al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y al diputado del PP y secretario general del partido en la Comunidad Valenciana Ricardo Costa. Ambos declararán como imputados.

18 de mayo. El magistrado instructor del ‘caso Gürtel’ en la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) traslada al miércoles la declaración prevista para el martes del presidente de la Generalitat, Francisco Camps.
Mientras,
más de un centenar de cargos públicos del PP arropa a Camps durante un acto institucional celebrado en el Palau de la Generalitat.

19 de mayo. El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Ricardo Costa declara por el ‘caso Gürtel’ y asegura que su comportamiento ha sido legal.

20 de mayo. Francisco Camps declara durante casi una hora como imputado por presunto cohecho en el TSJV. A su salida dice estar “satisfecho y muy contento” de haber contado su verdad. El TSJV mantiene la imputación al presidente, aunque no le impone medidas cautelares.

21 de mayo. Detienen en Barajas a Arturo Gianfranco Fasana, alias Zafa, de nacionalidad suiza, que supuestamente dirigía la estructura encargada de enviar al extranjero los recursos económicos de la trama de corrupción.
José Tomás, el sastre que hizo los trajes de Francisco Camps, asegura al juez que “todos” los trajes que constan en el sumario del caso Gürtel fueron pagados por Pablo Crespo, ‘número dos’ del empresario Francisco Correa, administrador único de Orange Market y en prisión desde el mes de febrero por este caso.

22 de mayo. Nueva víctima política del 'caso Gürtel'. Renuncia a su acta de concejal en Estepona (Málaga) Ricardo Galeote, imputado en la presunta trama de financiación ilegal del PP.

9 de junio. El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira, que investiga en el ‘caso Gürtel’, impone una fianza de 1.800.000 euros al ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero. Se trata de la fianza más alta de las impuestas hasta ahora a los imputados en el ‘caso Gürtel’.

16 de junio. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) decide remitir la causa del 'caso Gürtel' al Tribunal Supremo (TS), al que pide que llame a declarar como imputados, y “con carácter urgente”, al tesorero nacional del PP y senador Luis Bárcenas así como a los parlamentarios Jesús Merino y Gerardo Galeote. A Bárcenas le imputa un delito fiscal y otro de cohecho.

22 de junio. La Fiscalía reclama también al Tribunal Supremo que asuma la investigación de todo el ‘caso Gürtel’ -salvo la parte que se instruye en Valencia- y que pida el suplicatorio ante el Parlamento para proceder contra los parlamentarios del PP Luis Bárcenas y Jesús Merino así como del eurodiputado popular saliente Gerardo Galeote.

24 de junio. El Tribunal Supremo asume la investigación del tesorero del PP Luis Bárcenas y el diputado Jesús Merino, pero descarta hacerse cargo de todo el ‘caso Gürtel’.

6 de julio. El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana José Flors decide continuar la tramitación del procedimiento contra el president de la Generalitat, Francisco Camps, por un supuesto delito de cohecho y fija la apertura de juicio oral para el próximo día 15.

10 de julio. La Fiscalía pide por segunda vez al Supremo que pida la autorización del Congreso y del Senado para proceder contra Bárcenas y Merino. A su vez, Bárcenas declara que si el juez lo imputa podría dejar su cargo "de forma transitoria".

17 de julio. El Tribunal Supremo llama a declarar como “imputados provisionales” al tesorero del PP, Luis Bárcenas, y al diputado de este partido, Jesús Merino. Bárcelas declarará el 22 de julio y Merino, el 23.

18 y 19 de julio. Uno de los responsables de la trama Gürtel asegura que regaló bolsos de lujo a Rita Barberá, la alcaldesa de Valencia. La primera edil anuncia que se querellará contra quien difunda “calumnias” contra su persona y el PP emite un duro comunicado en el exige la comparecencia de los ministros de Interior y Justicia por las filtraciones.

22 de julio. El tesorero del PP y senador Luis Bárcenas comparece durante casi tres horas en el Tribunal Supremo como imputado provisional ante el magistrado Francisco Monterde. A su salida del Supremo, Bárcenas declara sentirse “muy contento de poder haber aportado todas las pruebas que demuestran mi inocencia".

23 de julio. El diputado del PP por Segovia, Jesús Merino, imputado provisional en el ‘caso Gürtel’, afirma que espera que su declaración en el Tribunal Supremo (TS) “sirva para aclarar todas y cada una de las dudas que estaban planteadas” sobre su implicación en el caso. Tras abandonar la sede judicial, donde declara durante cerca de dos horas ante el magistrado instructor de la causa, Francisco Monterde, Merino añade que confía en la Justicia y expresa su satisfacción por haber podido declarar sobre este asunto tal y como había pedido. Preguntado sobre si ha justificado su patrimonio ante el magistrado instructor, asegura que no podía decir “nada más” porque las actuaciones están bajo secreto de sumario.

28 de julio. El senador y tesorero del PP, Luis Bárcenas, presenta su dimisión. Bárcenas declaró el pasado 10 de julio que dejaría “de forma transitoria” su cargo como tesorero del partido si, tras prestar declaración ante el Tribunal Supremo, finalmente el juez pide autorización a las Cortes para imputarle en el ‘caso Gürtel’.

29 de julio. Un día después de que dimitiera el tesorero del PP, Luis Bárcenas, el diputado popular Jesús Merino renuncia al cargo que ocupaba como miembro de la dirección del partido en el Congreso, si bien mantendrá su escaño de parlamentario del PP. Además, la Sala de los Penal del Tribunal Supremo acuerda elevar al Senado y al Congreso los suplicatorios para seguir investigando a Bárcenas y a Merino por los delitos de cohecho y fraude fiscal.

3 de agosto. La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana archiva la causa interpuesta contra los cuatro acusados por la trama en la Comunidad Valenciana, tras estimar sus recursos. La resolución incluye un voto particular de un magistrado que cree que sólo se debería archivar la causa contra Ricardo Costa, secretario general del PPCV y portavoz del grupo popular en Les Corts. Ese mismo día, María Teresa Fernández de la Vega anuncia que la Fiscalía General del Estado recurrirá el fallo del TSJCV.

10 de agosto. La Policía registra la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en busca de vínculos con el ‘caso Gürtel’. En concreto,  las autoridades  buscan documentación sobre contratos de la etapa de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, al frente de la institución. Al parecer, se trata de documentación reclamada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que se ocupa de la ramificación madrileña de la ‘operación Gürtel’.

28 de agosto. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) deniega la libertad provisional a Francisco Correa, principal imputado por el ‘caso Gürtel’, alegando a la posible obstrucción de pruebas y riesgo de fuga. Por otro lado, dimite el director de la TV valenciana. También el ex ministro de Justicia José María Michavila renunció a su escaño en el Congreso, alegando motivos personales y familiares. El despacho de abogados en el que trabaja se vio relacionado con el caso, ya que varios de sus abogados defendieron al ex alcalde de Boadilla, Arturo González Panero.

2 de septiembre. El TSJM revela las razones por las que denegó la libertad provisional a Francisco Correa. Señala que el principal imputado intentó fugarse y conseguir residencia legal en Colombia y Panamá. Además, el magistrado prorrogó por un mes más el secreto del sumario.

15 de septiembre. El Pleno del Congreso vota a favor del suplicatorio del diputado popular Jesús Merino, de manera que el Tribunal Supremo puede proseguir investigándole por su presunta implicación en el caso y procesarle, si así lo considera.

24 de septiembre. La ‘trama Gürtel’ financiaba ilegalmente al PP valenciano. Así lo recoge el informe de la Brigada Policial de Blanqueo que investiga el ‘caso Gürtel’. Éste apunta a la existencia de una doble contabilidad y a una serie de facturas falsas a cargo del PP valenciano.

25 de septiembre. Varias voces dentro del PP han desacreditado el informe policial, desde Mariano Rajoy a Ricardo Costa, pasando por Javier Arenas y Federico Trillo.

29 de septiembre. El magistrado Antonio Pedreira, que instruye el caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), acuerda en un auto levantar parcialmente el secreto del sumario. En el listado de los 71 imputados en la causa, entre otros, está la mujer del senador del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar.

1 de octubre. La Fiscalía Anticorrupción recurre ante el Tribunal Supremo el archivo de la causa por un supuesto delito de cohecho que se tramitaba contra el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

6 de octubre. El juez ha entregado a los abogados parte del sumario de la trama madrileña de ‘Gürtel’. En él se habla de financiación ilegal en el PP de Galicia, en el de Valencia, sale el nombre de Alejandro Agag, cuñado de José María Aznar, y otros muchos políticos relacionados con el PP.

8 de octubre. Los tres diputados imputados en 'Gürtel' dejan el PP en la Asamblea de Madrid. Esperanza Aguirre asegura que no se pone “como ejemplo para nadie” .

9 de octubre. El PP valenciano anuncia que propondrá el "cese temporal" de Ricardo Costa como secretario general del PP valenciano.

13 de octubre. El secretario general del PP de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, asegura que no va a dimitir en un comunicado  leído en la sede del partido en Valencia, donde reitera que ni él, ni Camps, han incumplido la ley, y recalca su lealtad al PP, a Camps y a Rajoy.

Horas después, Génova da por hecho la “suspensión” de Costa, pero el PP valenciano lo niega. Camps mantiene a Costa en el cargo, pese a que la dirección nacional del partido le considera destituido.

14 de octubre. La guerra entre el PP nacional y el valenciano parece tener un ganador, Mariano Rajoy. Francisco Camps destituye a Ricardo Costa de sus cargos como secretario general del PP valenciano y portavoz en las Corts. Génova estaba dispuesta a expulsar a Costa si éste se empeñaba en aferrarse a sus cargos.

15 de octubre. Rajoy comparece en rueda de prensa y asegura sobre Camps que mantiene “el mismo nivel de confianza de siempre”. “No tengo ninguna duda sobre su honradez”, dijo, antes de recordar que, “una vez archivado el caso en el TSJ de Valencia, no hay ningún elemento nuevo que haga que deba ser cesado”. Además, adelantó que su voluntad es que siga siendo presidente de la Comunitat Valenciana y candidato en las elecciones de 2011. "A mí el señor Camps no me ha mentido", recalcó.

27 de octubre. El juez instructor del 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ordena la puesta en libertad bajo fianza de 600.000 euros de Antoine Sánchez, uno de los tres imputados que, junto a los líderes de la trama Francisco Correa y Pablo Crespo, permanecía en prisión preventiva.

23 de noviembre. Pedreira impone una fianza de 750.000 euros al diputado de la Asamblea de Madrid Alfonso Bosch y de 650.000 euros a Felisa Jordán, ex administradora de una de las sociedades de la trama de corrupción.

2010

25 de marzo. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid anula las escuchas grabadas en la cárcel y ordenadas por el Juez Garzón entre los imputados y sus abogados.

5 de abril. El juez exige más de 200 millones de fianza a Correa y a sus colaboradores en ‘Gürtel’.

6 de abril. Se levanta parcialmente el secreto de sumario. Entre otras cosas, los 50.000 folios de la instrucción recogen declaraciones de agentes de la Policía que dan por hecho que Luis Bárcenas cobró 1,3 millones de euros de la ‘caja B’ de la trama ‘Gürtel’.

8 de abril. Luis Bárcenas solicita la baja temporal como militante del PP y deja definitivamente sus funciones como tesorero del partido. Bárcenas, sin embargo, seguirá como senador por Cantabria. También pide la baja del PP el diputado Jesús Merino.
La frase del día la pronuncia
Esperanza Aguirre en la Asamblea de Madrid al asegurar, entre las carcajadas de la oposición, que ella “destapó la trama Gürtel” .

9 de abril. María Dolores de Cospedal confirma que Bárcenas dejará de tener despacho en la sede nacional del PP, también asegura que “no ve obstáculos” para que el ex tesorero siga como senador adscrito al grupo popular.

13 de abril. La trama Gürtel salpica a Alejandro Agag, cuñado de José María Aznar. El 'cerebro' de la trama, Correa, fue testigo de honor en la boda de Ana Aznar y Agag. Leire Pajín asegura que la trama corrupta se introdujo en el PP de la mano de Agag y Ana Botella le defiende recordando que no está imputado.

14 de abril. El PP pagaba 350 euros la hora al bufete del prestigioso penalista Miguel Bajo por defender al imputado Luis Bárcenas.

16 de abril. El Tribunal Supremo ha confirmado la admisión a trámite de la querella presentada contra el juez Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación, en relación a la intervención de comunicaciones en prisión entre acusados del ‘caso Gürtel’ y sus letrados.

19 de abril. El ex tesorero del PP Luis Bárcenas presenta en el registro del Senado un escrito por el que renuncia a su escaño en esta Cámara, al igual que el también imputado en la trama Jesús Merino.

22 de abril. La 'mano derecha' del cerebro de la trama, Pablo Crespo, queda en libertad tras pagar 1,2 millones de euros. El juez le retira el pasaporte.

29 de abril. Francisco Correa, el jefe de la trama Gürtel, se llevaba el 2% de los contratos de los ayuntamientos madrileños de Boadilla y Majadahonda. También se desvela que los miembros de la trama compraron libros para aprender a delinquir y que Correa fue timado en varias ocasiones.
En el terreno judicial, un juez del Supremo cita a
Baltasar Garzón el 10 de mayo para que declare como imputado por las escuchas que ordenó a los encarcelados por su relación con la trama.
El PSPV presenta un informe en Les Corts que asegura que la Generalitat valenciana
“ha vulnerado la ley en más de 50 ocasiones con fraccionamientos de contratos para evitar la publicidad y concurrencia.

1o de mayo. Baltasar Garzón asegura al juez que “las escuchas eran la única vía para no perder los fondos del Gürtel”.

18 de mayo. El Tribunal Supremo argumenta su decisión de ordenar a la Justicia valenciana que se siga investigando a Camps por aceptar trajes de la trama Gürtel. El Supremo explica en su sentencia que considera delito el simple hecho de que Francisco Camps aceptara los trajes.

26 de mayo. El juez Pedreira, del TSJM, ve indicios de delito electoral y cohecho en el Gobierno de Camps y remite parte de la investigación al TSJ de la Comunidad Valenciana. Camps, por su parte, afirma que el caso “es un montaje” y asegura que “terminará en nada”.

21 de julio. El juez Pedreira, del TSJM, cita a declarar en calidad de imputados a dos empresarios y un funcionario del Ayuntamiento de Majadahonda, por los supuestos delitos de cohecho, falsedad y fraude fiscal dentro de la trama. Son Rafael Naranjo Anegón, Luis Valor San Román y José Luis Cortés Bañares.

1 de septiembre. Un nuevo informe policial incorporado al sumario del ‘caso Gürtel’ insiste en que varios empresarios financiaron actos del PP valenciano pagando parte de la deuda que la formación política mantenía con la sociedad Orange Market.

2 de septiembre. El juez instructor del caso, Antonio Pedreira, ha concedido un plazo de diez días al ex diputado Jesús Merino y al ex senador Luis Bárcenas para que se personen en la causa tras la pérdida de su condición de aforados después de renunciar a sus escaños.

3 de septiembre. El Partido Popular ha levantado este viernes la suspensión de militancia al ex-secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, diez meses después de ser suspendido por su posible relación con la trama. También ha devuelto la militancia al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.

26 de octubre. La Agencia Tributaria (AEAT) ha comunicado al instructor del ‘caso Gürtel’ en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el magistrado Antonio Pedreira, que carece de los medios humanos necesarios para poder tasar todos los bienes intervenidos en la causa.

18 de noviembre. El Tribunal Supremo deniega las pruebas solicitadas por el juez Baltasar Garzón en la causa que le investiga por ordenar las escuchas a los imputados en el ‘caso Gürtel’ en prisión y sus abogados. Considera que esas diligencias no son esenciales ni imprescindibles.

29 de noviembre. El juez Antonio Pedreira levanta la práctica totalidad del secreto de la parte del sumario que se investiga en la Comunidad de Madrid. Además, solicita al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que investigue al presidente de las Cortes regionales, José Manuel Fernández Santiago (PP), por los delitos de cohecho y prevaricación.

3 de diciembre. Un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) señala que Francisco Correa diseñó desde la cárcel una estrategia para tratar de influir en los órganos judiciales encargados del caso y dio órdenes para que se controlaran las comisiones rogatorias internacionales que se acordaran para proteger sus intereses.

15 de diciembre. El magistrado Pedreira remite a la Sala Civil y Penal del TSJM su informe sobre la recusación planteada por la defensa de Correa y se aparta temporalmente del caso. La sala nombra en sustitución al magistrado Emilio Fernández Castro.

16 de diciembre. El TSJM decide no admitir a trámite la recusación contra Pedreira, quien retoma el caso.

2011

24 de enero. Un informe policial incorporado al sumario del ‘caso Gürtel’ desvela que la trama de corrupción pagó en 2003 y 2004 estancias en hoteles y billetes de avión o tren al exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda (PP) y a su familia por valor de 27.992 euros a través de la agencia de viajes Pasadena.

4 de febrero. El juez Pedreira prorroga otros dos años la prisión provisional para Correa y para el número dos de la trama, Pablo Crespo. A éste último, por otra parte, le rebaja la fianza de 1,2 millones de euros a 600.000 euros.

7 de febrero. El considerado cerebro de la trama de corrupción, Francisco Correa, es ingresado en la Unidad Coronaria del hospital Gregorio Marañón de Madrid por un posible amago de infarto. Es dado de alta horas después y regresa a la prisión de Soto del Real.

10 de febrero. El magistrado Antonio Pedreira imputa al alcalde de Boadilla del Monte, Juan Siguero (PP), los delitos de negociaciones prohibidas, prevaricación, tráfico de influencias, así como por su posible colaboración como cooperador necesario en los delitos que se imputan a su predecesor Arturo González Panero. Acto seguido, Siguero comunica su dimisión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

11 de marzo. El ex diputado del PP Jesús Merino se desvincula durante su declaración ante el magistrado Antonio Pedreira del cobro de pagos de la red ‘Gürtel’ mediante la entrega de diversos documentos que le exculparían de su imputación de los delitos de cohecho, fraude fiscal, blanqueo de capitales y tráfico de influencias.

15 de julio. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana dictamina que el president de la Generalitat, Francisco Camps, sea juzgado por un delito de cohecho impropio ante un tribunal popular, junto a otros ex altos cargos del Gobierno autonómico y exdirigentes del PPCV, por haber recibido supuestamente regalos de la ‘trama Gürtel’. Junto a Camps, serán juzgados el ex vicepresidente del Gobierno valenciano Víctor Campos, el exsecretario general del PPCV y actual miembro de la dirección del grupo popular en Les Corts Ricardo Costa y el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

20 de julio. Francisco Camps dimite como presidente de la Generalitat valenciana por la ‘causa de los trajes’, aunque insiste en su inocencia. “Ahora estoy liberado para defenderme de estas infamias”, dijo. Además, el ex vicepresidente Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la consellería de Turismo Rafael Betoret se declaran culpables y pagarán la multa.

3 de noviembre. El juez instructor del ‘caso Gürtel’ en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, rechaza excarcelar al presunto líder de la trama, Francisco Correa, al estimar que las medidas de control electrónico no evitan con “seguridad prácticamente absoluta” el riesgo de fuga.

12 de diciembre. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) comienza con el proceso de selección de los once miembros del jurado popular, dos de ellos suplentes, que deben juzgar al ex presidente de la Generalitat Francisco Camps y al ex secretario general del PPCV Ricardo Costa por un supuesto delito continuado de cohecho pasivo dentro de la ‘trama Gürtel’.

13 de diciembre. El ex president de la Generalitat Francisco Camps se ha declarado “absolutamente inocente” ante el tribunal. También el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa ha reiterado su inocencia ante el jurado que juzga a ambos por recibir supuestos regalos de la ‘trama Gürtel’ y han rechazado aceptar un acuerdo de conformidad, lo que implicaría asumir su culpabilidad.

14 de diciembre. En la tercera jornada del juicio es interrogado el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, quien admite que recibió un traje en 2006, pero que lo pagó y reclamó la factura, aunque no se la dieron. También ha dicho que guarda “una relación personal y de amistad con Camps”. El presunto líder de la red ‘Gürtel’, Francisco Correa, no declara como testigo en esta vista al estar imputado en otros dos procesos judiciales abiertos en Valencia y en Madrid sobre la trama con los que podría existir relación.

15 de diciembre. El ex vicepresidente del Gobierno valenciano Víctor Campos dice que acordó con Camps reconocerse culpable para acabar con su drama personal, “desproporcionado y absurdo” y con un “gran tufo político”, pero que es “inocente”. El ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret se niega a declarar por estar imputado en otros procesos vinculados a este juicio. Además, Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes niega haber regalado trajes a los cuatro imputados inicialmente en la causa que se juzga en Valencia y posteriormente renuncia a responder a las cuestiones planteadas por las partes.
19 de diciembre. Declara en el juicio Francisco Gorina, administrador de Sastgor S.L., que confirma la confección de cinco trajes en cuya etiqueta constaba el nombre de "Francisco Camps" y que fueron facturados a Forever Young; también habla de la confección de otros siete y dos americanas facturadas a Milano. Aun así, asegura que desconocía el destinatario de las prendas. Por su parte, una empleada de la empresa de transporte Transaher cuenta al jurado que su compañía realizó numerosos portes de las tiendas Milano y Forever Young de Madrid hasta la sede de Orange Market en Valencia, casi todos ellos a nombre de Álvaro Pérez.

20 de diciembre. El encargado de la tienda Forever Young, donde Francisco Camps y Ricardo Costa adquirieron supuestamente prendas de vestir pagadas por la ‘trama Gürtel’, revela que la empresa Orange Market ordenaba a este establecimiento alterar las facturas para ocultar los productos reales que había adquirido.

26 de diciembre. Declaración clave en el juicio de la ‘causa de los trajes’: la del sastre José Tomás, quien asegura que El Bigotes le confirmó que Camps y Costa “no pagaban” las prendas.
27 de diciembre. Los letrados de la defensa interrogan a José Tomás, que declara por segundo día consecutivo en el tribunal. El sastre asegura que tenía “orden” de los supuestos cabecillas de la red ‘Gürtel’, Pablo Crespo y Álvaro Pérez El Bigotes, de que a clientes como Francisco Camps “no se les cobrara”.

2012

2 de enero. Los 11 últimos testigos, pendientes de prestar su declaración en el interrogatorio de la ‘trama Gürtel’, acuden ante el magistrado presidente del Tribunal de Justicia de Valencia, Juan Climent. Un ex escolta de Francisco Camps asegura que prestó cerca de 200 euros al expresidente de la Generalitat para pagar en la tienda Forever Young de Madrid, versión que ha corroborado también el conductor oficial que también les acompañaba en ese momento.

12 de enero. El jurado escucha diferentes conversaciones telefónicas grabadas por la Policía, entre ellas una en la que el ex presidente de la Generalitat valenciana y su esposa agradecen un “detallito” de Álvaro Pérez ‘El Bigotes. En una de ellas, grabada el 7 de enero de 2009, después de que El Bigotes le diga a Camps “te quiero mucho” y el ex presidente conteste y “yo más”, Isabel Bas, la mujer de Camps, coge el teléfono y admite: “Con el mío -en relación al regalo recibido- te has pasado veinte pueblos”, a lo que Pérez replica: “¡Pero qué dices, si es un detallito!”.

16 de enero. Los miembros del jurado vuelven a escuchar conversaciones telefónicas grabadas por la Policía, entre ellas una entre El Bigotes y Pablo Crespo con insultos referidos a Francisco Camps por aplazar una entrevista con el gobernador de Nuevo México Bill Richardson. “Es un gilipollas, tío, es un gilipollas (...), iría a verle y le daría dos hostias (...). Le he conseguido que vea a uno de los tres tíos más importantes del planeta, que mande a tomar a los cincuenta gorrones que han ido hasta allí para tomar güisquis”, asegura.

18 de enero. El ex secretario general del PPCV Ricardo Costa le pidió a Álvaro Pérez El Bigotes que intercediera ante Francisco Camps para formar parte del Gobierno de la Generalitat valenciana, puesto en el que creía que podría ser “más útil”, según otra conversación telefónica. En este diálogo, Costa le pregunta si finalmente va cenar con el president, tal y como le había dicho en otra llamada, y El Bigotes lo confirma: “He quedado el martes para ir a su casa”. “Pues entonces a ver si le puedes meter una 'ideíta' en la cabeza -agrega Costa-. Vamos a ver si le podemos trasladar que a mí me tienen 'socarrado', y que yo como secretario general podría ser más útil si me pusiera en el Gobierno”.

19 de enero. El Ministerio Fiscal y la acusación popular considera probado que el expresidente de la Generalitat y Ricardo Costa recibieron regalos de la trama corrupta. La fiscal del caso apela al “sentido común y la lógica del jurado” al defender las pruebas documentales.  Paralelamente el juez Baltasar Garzón declara por el caso de la escuchas en la cárcel a los abogados de los imputados en la ‘trama Gürtel’.

20 de enero. “Soy inocente y vengo a buscar la justicia confiado y convencido” declara Francisco Camps ante el tribunal en su último turno de palabra al que tiene derecho como acusado en el juicio. El expresidente de la Generalitat también agradece su trabajo a los miembros del jurado a los que llama “ciudadanos de mi Comunidad”. El comportamiento de Camps hace que el presidente del Tribunal pierde la paciencia en más de una ocasión y llama la atención al expresidente : “Guarde silencio o lo tendré que sacar de la sala”.

23 de enero. El jurado comienza a deliberar. Los seis hombres y tres mujeres que forman el jurado no podrán comunicarse con nadie del exterior hasta que emitan un veredicto. El juicio contra Francisco Camps y Ricardo Costa ha sido uno de los de mayor repercusión informativa, con gran presencia en las redes sociales.

25 de enero. El jurado declara no culpables al expresidente de la Generalitat y al exsecretario regional del PP al no considerar probado que aceptaran regalos de la trama Gürtel. En un veredicto alcanzado después de dos días deliberación y hecho público a las 19.40 horas por el portavoz, el jurado ha exculpado a Camps y Costa del delito de cohecho impropio y señala que la relación de los acusados con los supuestos cabecillas de la trama era “meramente comercial”.

15 de marzo. La Audiencia Nacional reabre la causa contra el ex senador y ex tesorero del PP Luis Bárcenas, el exconcejal del PP en Estepona (Málaga) Ricardo Galeote y el exdiputado del PP Jesús Merino. El caso, que habría sido cerrado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), vuelve por tanto a imputar de cohecho, fraude fiscal y blanqueo de capitales a los tres ex dirigentes populares.

30 de marzo. El juez Ruz de la Audiencia Nacional rebaja la fianza a Francisco Correa de un millón a 600.000 euros ante el recurso de apelación en el que la defensa pedía reducir la fianza a 50.000 euros. El magistrado adopta esta decisión porque el posible juicio oral se celebraría pasados cuatro años desde el ingreso en la cárcel del presunto cabecilla del ‘caso Gürtel’, que es el plazo máximo de estancia en prisión preventiva.

2 de abril. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) desestima una querella presentada por el PP para personarse como acción popular contra los cabecillas de la ‘trama Gürtel’ en la causa abierta por una supuesta financiación irregular del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV).

20 de abril. Rosalía Iglesias, mujer del ex senador y ex tesorero del PP Luis Bárcenas, vuelve a ser imputada. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz le atribuye un supuesto delito contra la Hacienda Pública.

5 de mayo. Uno de los empresarios responsable de dos empresas adjudicatarias de los contratos con la Radiotelevisión Valenciana (RTVV) durante la visita del Papa a Valencia en 2006 ha reconocido que pagó una comisión de 88.000 euros al 'número dos' de la red Gürtel por encargarse de la sonorización del evento.

8 de mayo. El encargado de la sonorización de los actos de la visita del papa a Valencia en 2006 afirma en la Audiencia Nacional que el considerado 'número dos' de la ‘trama Gürtel’, Pablo Crespo, le propuso este trabajo tres meses antes de que Radiotelevisión Valenciana (RTVV) adjudicara los contratos.

15 de mayo. Crespo y Correa se niegan a declarar en la causa en la que están imputados sobre supuesta financiación irregular del PP valenciano. Crespo ha justificado su negativa al considerar que se trata de un proceso “contaminado”.

18 de mayo. El juez Pablo Ruz, que instruye el ‘caso Gürtel’, ha reclamado este viernes a la Comunidad de Madrid la documentación sobre la adjudicación a empresas de la trama de 317 actos celebrados entre 2004 y 2006 para comprobar si los ex diputados regionales del PP Alberto López Viejo y Alfonso Bosch recibieron pagos.

El juez también rebaja la fianza al 'cerebro' de la trama, Francisco Correa, de 600.000 a 200.000 euros para que pueda abandonar la cárcel tres años después de su ingreso. Asimismo, le prohíbe salir del país, le quita el pasaporte y le obliga a visitar el Juzgado a diario en caso de que finalmente pague esta cantidad.

11 de junio. El presunto cabecilla de la ‘trama Gürtel’, Francisco Correa, sale de prisión después de que su abogado haya depositado la fianza de 200.000 euros que le impuso el juez Pablo Ruz para abandonar la cárcel de Soto del Real (Madrid), en la que ingreso en febrero de 2009.

9 de noviembre. El presidente del Parlament balear, Pere Rotger (PP), es imputado por su presunta implicación en un contrato supuestamente amañado del ‘caso Over’, relacionada con el ‘caso Gürtel’, en el que se investiga la supuesta financiación ilegal del PP balear cuando Jaume Matas presidió la comunidad autónoma entre los años 2003 y 2007.

12 de diciembre. El juez del TSJCV José Ceres dicta un auto en el que procesa a los tres antiguos miembros del Consell, que ahora son diputados del PP en Les Corts sin atribuciones en el grupo parlamentario o en la Cámara, que Alberto Fabra les quitó por estar imputados. Se trata del que fuera vicepresidente de la Generalitat con Camps, Vicente Rambla, y dos de sus conselleras de Turismo, Milagrosa Martínez y Angélica Such.

2013

16 de enero. El ex tesorero y ex senador del PP Luis Bárcenas llegó a tener 22 millones de euros en una cuenta en un banco de Suiza, dinero que traspasó a otras cuentas en 2009 una vez imputado en el ‘caso Gürtel’, según la documentación enviada por ese país al juez instructor Pablo Ruz.

22 de marzo. La Fiscalía Anticorrupción encuentra por primera vez al menos cuatro vínculos entre el ‘caso Gürtel' y la contabilidad oficial del Partido Popular remitida por el Tribunal de Cuentas que acreditarían que donaciones recibidas por esta formación política también pudieron ser recogidas en la contabilidad de la trama de corrupción investigada.

RAJOY SE EQUIVOCÓ AL NO ‘CORTAR POR LO SANO’

Pero este compendio de hitos informativos “malignos” (que reproducimos en toda su extensión gracias a la elasticidad del soporte digital), recogido de un solo medio de comunicación social, no queda ahí. A partir de la última fecha señalada en esta cronología de la investigación judicial por corrupción afecta al ‘caso Gürtel-Bárcenas’, han aflorado nuevos datos e implicaciones que, si cabe, deterioran todavía más la imagen pública del PP o, dicho de otra forma, la ya machacada imagen de la derecha política española.

En la fase de instrucción judicial se han seguido descubriendo cosas tan poco edificantes como que el PP utilizó empresas ‘tapadera’ para financiarse ilegalmente antes del ‘Gürtel’ (siete sociedades creadas entre 1979 y 1993 que fueron hábilmente liquidadas por los ex tesoreros Sanchís y Lapuerta); que desde la época de Fraga había compensaciones en dinero negro y sin declarar a Hacienda para los diputados que tenían cargo orgánico en el partido (Álvarez-Cascos, por ejemplo, cobró 10.000 euros al mes en los años 1994, 95 y 96, aunque en su caso declarados al fisco) y que en la Audiencia Nacional y en la Fiscalía Anticorrupción se apunta hacia un fraude fiscal continuado en las donaciones del PP. Y que, de hecho, el juez Pablo Ruz amplía cada día las comisiones rogatorias en busca de más fondos evadidos y vinculados a la trama delictiva, sin dejar de aumentar la lista de imputados (el último el alcalde Castellón) que ya son un centenar, ni de revocar la condición del PP como acusador popular personado en la pieza principal del ‘caso Gürtel’ desde el año 2009, por entender que podría ser “responsable civil” de los nuevos delitos investigados en la causa.

Ni Mariano Rajoy, pusilánime por naturaleza, ni María Dolores de Cospedal, que en referencia al ‘caso Bárcenas’ tuvo el acertado coraje de sostener que “quien la hace la paga” y “aquí que cada uno aguante su vela”, no han sabido rematar la faena. Lo que da pie para suponer de forma razonable un trasfondo del problema todavía mayor y peor del que se conoce.

Tras reconocer que las campañas electorales eran de siempre un negocio turbio, lubricado con las donaciones anónimas de empresas y particulares, un dirigente histórico de AP (transformada en el PP) comentó al diario El Mundo (03/02/2013) que “visto lo que ha sucedido en el ‘caso Gürtel’, da la impresión de que el sistema ya estaba asimilado y funcionando desde unas décadas antes”. Y confirmó la tesis lanzada inicialmente por Elespiadigital.com: “No es que Bárcenas sea una parte del ‘caso Gürtel’, es que ‘Gürtel’ era parte del caso Bárcenas” (claro está que el orden de los factores no altera el producto).

Tres semanas más tarde, María Jesús Güemes publicaba En Cadenaser.com (27/02/2013) un artículo mostrando el embrollo en el que está metido el PP:

Los siete nombres clave en el ‘caso Bárcenas’

Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Ana Mato, José Manuel Romay Beccaría, Cristóbal Páez y Federico Trillo tienen en sus manos todas las claves para dar las explicaciones que faltan sobre el extesorero.

Desde que estalló el ‘caso Gürtel’, en 2009, ellos fueron los responsables de todas las decisiones importantes. Antes lo defendían y ahora se distancian de él todo lo posible. Cospedal está siendo cuestionada internamente. Con todo el mundo apuntando hacia ella, se desvía la atención de Rajoy.

Hubo un tiempo en que Luis Bárcenas llegaba al Comité Ejecutivo Nacional del PP se sentaba y pasaba desapercibido. Eran otros, los políticos, los que debían salir en televisión. Hasta que él se convirtió en el protagonista absoluto y en la pesadilla de la formación conservadora.

Ahora nadie en Partido Popular cita su nombre. Y menos aún da explicaciones sobre su salida. Desde que se supo que había estado contratado hasta el 31 de enero de 2013, los populares evitan a la prensa. Cuando, por fin, María Dolores de Cospedal compareció ante los medios de comunicación, lejos de despejar dudas, las avivó al hablar de “indemnización en diferido” y “simulación de su retribución”. No se salió de ese peculiar guion. Fueron varias las preguntas, no hubo más respuestas.

Dudas

Pero siguen siendo muchas las incógnitas. Después de que Bárcenas haya demandado al PP por despido improcedente, aún más. Los populares dicen que se verán las caras con él en los tribunales y se mantienen en sus trece. Hasta ayer todo el mundo reclamaba al partido el finiquito. Pero ahora se les pide que enseñen o bien el acuerdo al que dicen que llegaron en 2010 o la comunicación de la baja voluntaria del extesorero. Esas son las únicas pruebas para dar con la salida del laberinto en el que se han metido.

Todavía quedan cuestiones pendientes. Si de verdad, en su día, se llegó con él a un pacto ¿quién lo autorizó? Cospedal dice que lo cerró con los servicios jurídicos del partido. Todo el mundo se lava las manos. Todo el mundo niega que tuviera algo que ver. Tampoco nadie quiere comentar el confuso comunicado que se distribuyó cuando se hizo público que le pagaban las cuotas a la Seguridad Social. Nadie concreta, nadie quiere dar más datos. El silencio sobre este tema se extiende. Aseguran que no hay nada que ocultar, sostienen que no mienten, pero juegan con las palabras y se ahorran información.

Los nombres

Hay una serie de personas que manejan todos los detalles. Además de la secretaria general del PP, por supuesto está el presidente, Mariano Rajoy. Él fue quien le ascendió a tesorero en el Congreso de Valencia en 2008, todo pasaba ya por él y tendría que haber dado el visto bueno a cualquier decisión que se hubiera adoptado sobre Bárcenas. Sin olvidar a Javier Arenas, Ana Mato y Federico Trillo, que ocupaban puestos de responsabilidad en el partido cuando estalló el ‘caso Gürtel’ en 2009. Son los actores principales. Los que en estos últimos cuatro años gestionaron todo el asunto.

Rajoy se mostró convencido entonces de que nadie iba a poder probar que Bárcenas no era inocente. Dijo que no quería convertirse en “un inquisidor”, como otros. Y frente a algunos cargos implicados en la trama de corrupción de los que se prescindió, a él le mantuvo con un trato privilegiado.

Hubo muchas reuniones a puerta cerrada en la calle Génova. Y varias fundamentales en la séptima planta, en el despacho del líder. La cúpula estaba dividida. Mientras por un lado, Arenas y Mato defendían su continuidad en el cargo hasta que no se demostrara su culpabilidad, Cospedal pedía que se le echara. Siempre se habló de los enfrentamientos que mantuvo con el extesorero. Trillo, quien fue el artífice de la anulación del ‘caso Naseiro'’, se encargó de la estrategia de defensa, tanto del extesorero como de Francisco Camps. De él dependían los servicios jurídicos del partido. Hasta el Congreso de Sevilla de 2011, cuando Cospedal decidió que los controlaba ella.

El PP llegó a pagar incluso 70.000 euros al despacho personal de Trillo por “coordinar las defensas” de los imputados en la trama dirigida por Francisco Correa. Y Cospedal lo defendió diciendo que por culpa del Gobierno socialista, los populares habían estado sometidos a un gran acoso y habían tenido que pleitear muchísimo.

Trillo fue el encargado de desplegar toda la artillería contra Baltasar Garzón y de extender la teoría de conspiración, que hoy se ha vuelto a poner de moda. De hecho llegó un momento en el que el responsable del área de Justicia y Libertades Públicas del PP en aquel momento, acusó a Alfredo Pérez Rubalcaba de ser el “principal director del montaje político” contra el Partido Popular y pidió dimisiones a mansalva de fiscales y miembros de la UDEF.

Todos los mensajes se repiten. Ahora Arenas, vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, cree que existe “una batalla que en el fondo lo que quiere es la sustitución del actual presidente del Gobierno"” y dice que el lenguaje que se emplea para criticar a los conservadores suena al que se usó el 11 de marzo de 2004.

En el PP todos tuvieron buenas palabras sobre Bárcenas. Por ejemplo, las de la entonces vicesecretaria de Organización, Ana Mato, quien habló de su “honradez”. Arenas le señaló como “un ejemplo de buen trabajo, profesionalidad y decencia”. Hay que recordar que cuando Bárcenas anunció en 2010 que dejaba definitivamente su cargo, muchos apuntaron a que Arenas, con quien hablaba regularmente por teléfono, había sido determinante para que adoptara esa decisión y salvar así al partido de la crisis que atravesaba.

Cuando se marchó en 2009, de forma temporal, fue el gerente, Cristóbal Páez, quien le sustituyó. Era un personaje misterioso, que no caía bien dentro del partido. Rehuía los focos. Siempre esperó heredar el puesto. Pero Rajoy se decantó finalmente por José Manuel Romay Beccaría. Por esas fechas, se produjeron los acontecimientos.

Para anunciar su marcha, el PP sacó un comunicado alabando su “magnífica gestión” y agradeciéndole “la lealtad que había demostrado”. Ahora no ha sacado otro, diciendo que se sienten engañados por él. Por aquel entonces, también Rajoy, como ahora, pidió a los suyos que confiaran en él. Negó la financiación irregular del partido y aseguró que si se demostraba algo actuaría “en consecuencia”.

Pero hoy los roles, en buena parte, han cambiado. Los que saben todo lo que ocurrió realmente están en otros puestos. Rajoy, en La Moncloa, Mato de ministra de Sanidad y Trillo como embajador en Londres. Páez se fue del partido y Beccaría es presidente del Consejo de Estado. Solo Cospedal y Arenas se mantienen en el partido y los que están dentro de Génova aseguran que su relación sigue siendo conflictiva.

Los populares defienden su credibilidad, pero está tocada. Para muchos todo esto se va a saldar con cambios y dimisiones que llegarán. Cospedal está siendo cuestionada. Todo el mundo apunta hacia ella y se desvía la atención de Rajoy. Algunos reclaman que se adopten medidas y se abandonen los gestos políticos que no sirven de nada.

La mayoría de los cargos busca distanciarse de esta cuestión. Primero, cuando se supo que tenía cuentas en Suiza. Desde ayer, la guerra está declarada. Los que antes le defendían, los que se implicaban, han pasado a despreciarle. Hay quien se ha confesado avergonzado por su actuación. Y en definitiva quieren que Bárcenas sea historia, que forme parte del pasado cuando está más presente que nunca.

Y mientras Rajoy calla. Se defiende, presenta sus declaraciones, habla de auditorías, de querellas, de medidas anticorrupción. Deja pasar el tiempo. El presidente del Gobierno no da una larga rueda de prensa desde el pasado 28 de diciembre cuando compareció hacer balance de un año al frente del Gobierno. Desde entonces, los periodistas solo le han podido preguntar cuando fue a ver a Angela Merkel, el pasado 4 de febrero, apenas unas cuantas cuestiones. Es más, salvó el debate sobre el Estado de la Nación, esquivando el tema durante todo el tiempo, haciendo del nombre de Bárcenas, nombre tabú.

GÉNOVA 13, CONVERTIDA EN UN ‘PATIO DE MONIPODIO’

Una verdadera “tela de araña” en la que el PP se encuentra prisionero de sus continuas chapuzas económico-administrativas, que son gordas porque conllevan presuntas actuaciones delictivas, especialmente frustrante en un partido que desde la época de Aznar se ha venido presentando ante los electores como valedor de la regeneración y la ética política. Pero Rajoy y el PP son víctimas, sobre todo, de su escaso sentido de la realidad y de la falta de criterio para tratar las situaciones críticas; carencias graves que también se evidenciaron con ocasión de los atentados del 11-M, con los resultados electorales conocidos.

Tratando de superar el problema y salvar los muebles propios, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que también es el Presidente del PP de Canarias, declaró el pasado 20 de abril: “El caso [Gürtel-Bárcenas]ha provocado un daño tremendo y por eso el PP quiere que se pronuncie la justicia, pero respetando los procedimientos y las decisiones de los jueces”, al tiempo que emulaba a María Dolores de Cospedal advirtiendo que “el que la hace la ha de pagar”.

Pero esta actitud, que como otras muchas que caracterizan al entorno de Mariano Rajoy no deja de ser tardía y propiciada a remolque de los acontecimientos, que son machaconamente comprometedores, antes que por la inteligencia política del partido, a punto de convertir su sede central de Génova 13, y en particular la planta 7 que aloja a su alta dirección, en un auténtico “patio de Monipodio” al mejor estilo cervantino. ¿Alguien de ese staff ha previsto, sin ir más lejos, el efecto mediático que conllevará la vista oral y, en su caso, las posibles sentencias condenatorias del ‘Gürtel-Bárcenas’, y su devastador efecto electoral…?

Ahora, y malamente por no haber sabido ni querido coger el toro del ‘caso Gürtel-Bárcenas’ por los cuernos, que es por donde había que haberlo cogido nada más salir de toriles rematando brava y peligrosamente en tablas, poniendo la arena política patas arriba, parece que a Rajoy sólo le queda el recurso del trasteo descompuesto seguido del vil bajonazo, como sugiere metafóricamente Santiago González en un “A Contrapelo” de El Mundo (22/04/2013):

Hay que matar a B.

El caso Bárcenas ha empezado a desatar alarmas en el Gobierno y en las autonomías que controla el PP. Uno de los dirigentes regionales lo ha expresado así: «Si no le damos a Bárcenas una respuesta contundente y además no conseguimos empezar a remontar la crisis, estaremos muertos electoralmente».

Metafóricamente, que el paisanaje no sabe distinguir sentido figurado. Ahí está el pollo que le han montado a Cospedal por decir que los escraches eran «nazismo puro», una metáfora. Descabellada, pero metáfora. Cospedal debería considerar que el acoso en el nazismo lo practicaban los miembros del NSDAP, el partido del poder contra sus opositores. Ayer mismo, un buen columnista de esta casa comparaba las tijeras de Wert con la pistola de Goebbels. O Antonio Machado, aquel día tonto en que estuvo dispuesto a cambiar su pluma por la pistola de Enrique Líster. Más metáforas.

Hay que matar a B. es una interesante película que José Luis Borau realizó en 1973, un tiempo en el que aún vivía el dictador y los siete magníficos ni siquiera tenían mucha confianza unos con otros.

El caso es que Bárcenas supone un problema y tienen razón los dirigentes que opinan que el caso así llamado llegará vivo a las siguientes elecciones. El partido principal de la oposición es bastante hábil en la tarea de pasar dos veces al cobro la misma factura. Otra cosa distinta es que el PSOE esté en situación de beneficiarse del importe. O quizá se conforme con la propina.

Puestos en esta tesitura, entre los dirigentes del PP está cundiendo la idea de que es mejor provocar la catarsis que esperar la muerte dulce que este asunto puede representar para sus expectativas electorales.

O sea, que contra la querencia natural de Rajoy por la espera como bálsamo universal para la solución de sus problemas, ellos están dispuestos a tirar la piedra al estanque a ver qué pasa, arrostrar el peligro de que Bárcenas cante y desvele informaciones que serán perjudiciales para el partido del Gobierno.

Pero es preferible a seguir cediendo al chantaje, opina un sector importante del Ejecutivo: «Tendríamos que hacer todo lo posible por desembarazarnos de él», otra metáfora, doble en este caso.

Cualquier cosa, menos el dontancredismo y esa patética manía de no citar el nombre de B., apenas superada en los últimos días por la metafórica secretaria general. Es cierto que los muertos metafóricamente gozan de una salud excelente, como los del Tenorio, y no hay garantías de que el tesorero felón dosifique su venganza para que le dure hasta las elecciones.

En todo caso sería lo adecuado: que el presidente del Gobierno asuma su responsabilidad política por haber confiado en él y que algún portavoz bragado le traduzca al lenguaje político el plante del parroquiano harto de las severas reconvenciones de un párroco severo en el sermón: «Si hay que ir al infierno se va, pero no nos acojones».

Todo es posible en la España cañí, capaz de transformar aplausos en pitos y cañas en lanzas en menos que canta un gallo; o de devorar a sus hijos más queridos en un santiamén, como el Saturno goyesco. Y sin que nadie pueda asegurar, a partir de ahora, por donde va a discurrir el futuro electoral del PP (baste recordar el batacazo de la extinta UCD).

Pero si en el ‘caso Gürtel-Bárcenas’ Mariano Rajoy hubiera hecho suya la propuesta recogida en el Evangelio de San Juan, 8.32, (“La verdad os hará libres”), poniendo encima de la mesa las hechos  ciertos, rectificando de forma visible los errores cometidos (incluso con ceses fulminantes), atajando de raíz la gangrena interna de la corrupción y asumiendo un coste político “acotado” en el tiempo (al estallar el problema), está claro que su imagen y la del PP no serían peores de lo que van a terminar siendo, ni el daño electoral tan tremendo como ahora temen pánicamente las cabezas pensantes del partido. Porque, como sostienen los teóricos del pensamiento positivo, aquello en lo que se centran las personas -la mentira y la corrupción, frente a la verdad y la ética, en el caso de marras- es lo que se expande.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue