Atravesado el tenebroso Océano Atlántico y una vez que América pasó de ser el extremo de Oriente al extremo de Occidente  fue conocido el inmenso espacio oceánico existente al otro lado. El equilibrio se fue desplazando hacia el oeste, así como los combates y enfrentamientos de intereses por el dominio del mar. Del mismo modo el esfuerzo en contra de la supremacía hispana se fue desplazando de Europa, al Atlántico, al Caribe y al Pacífico. Muy pronto los cartógrafos al dibujar los mapamundis empiezan a ubicar el Pacífico en el centro, y el comercio a través de esta masa inmensa de agua en ambas direcciones sobrepasa el trasatlántico y es interesante recordar el dominio, basado en el conocimiento de sus corrientes, gracias a Urdaneta, que durante una época tuvo España en este océano que descubrió Balboa en nombre del Rey de España. La obra del Imperio Español también se afirma con plenitud durante un amplio período el dominio español de toda la costa del Pacífico, desde las frías costas de Alaska hasta las no menos gélidas del estrecho de Magallanes.

Por José Antonio Crespo-Francés*

Leer: "El lago español. Memoria de cuando el Mar Pacífico era conocido como “El Lago español”"

* Coronel del ET en Reserva.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue