Portugal y España salen de la Reconquista con una pujante economía y añadiendo a ello el dominio de la navegación, medio para buscar nuevos recursos y mercados.  Como monarquías católicas dirimieron sus desencuentros al amparo de la diplomacia arbitral de la Santa Sede, mediante la emisión de bulas y tratados que inicialmente favorecieron sin género de dudas a Portugal.

José Antonio Crespo-Francés*

Leer: La definición cartográfica de los Tratados: España y Portugal y su expansión oceánica. Guerra en los mapas

* Coronel en situación de reserva

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue